Es bastante habitual. Llega el verano y nuestra nevera portátil estira las piernas tras una hibernación de meses. Nos aguardan jornadas enteras en la playa, en la piscina, en los nacimientos de los ríos y excursiones a manos llenas. Pero ¿qué poner en ella? Lo cierto es que el bocadillo es una receta socorrida, pero aburre mucho a nuestros paladares y no siempre resulta lo más saludable, sobre todo si echamos mano de embutidos. No pasa nada, existen miles de maneras deliciosas y sin complicarnos demasiado la existencia de llenar de vida nuestros táperes.

Escalivada de verduras

Estamos ante un plato muy típico de Cataluña y la Comunidad Valenciana. Además de rica y saludable, podrás prepararla en muy poco tiempo (aproximadamente unos 50 minutos) sin necesidad de grandes dotes culinarias. También resiste muy bien el calor, un aspecto a tener muy en cuenta en esta época del año en la que abundan las intoxicaciones alimentarias.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Escalivar significa, literalmente, asar con el rescoldo de las brasas. Si te encantan el pimiento rojo, la berenjena, el tomate y la cebolla, adelante con esta receta.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 2 pimientos rojos
  • 3 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de jerez
  • Pimienta negra

Preparación:

En primer lugar, precalentamos el horno a 200º. Mientras tanto aprovechamos para limpiar las berenjenas y los pimientos. Los aderezamos con aceite de oliva y sal. Las cebollas las pelamos y las envolvemos en un papel especial de horno. Colocamos las verduras en una bandeja acompañadas de los ajos. Cocemos todas las verduras durante unos 45 minutos en el horno. Cuando termine la cocción, pelamos y retiramos las pepitas de los pimientos. También conviene retirar la piel de las berenjenas. Los cortamos en tiras. Desenvolvemos las cebollas y las cortamos en cuartos. No debemos desperdiciar el juego que hayan desprendido las verduras, así que lo guardamos. Por su parte, las verduras las colocamos en una fuente con cuidado y luego la introducimos en la nevera para que se vayan enfriando. En cuanto a los ajos que hemos cocinado, los machacamos bien y los añadimos al jugo.

Ahora toca el turno de preparar la vinagreta mezclando el jugo con los ajos machacados junto con cuatro cucharadas de acite de oliva, una de vinagre de Jerez, sal y pimienta. Aliñamos las verduras y ya las tenemos preparadas para transportarlas en nuestra fiambrera allá donde nuestras ganas de verano nos lleven.

Arroz chino tres delicias

Todos conocemos el famoso plato oriental e incluso algunos acostumbran a comprarlo en su versión precocinada y congelada en muchos supermercados, pero ya es hora de que nos ciñamos el delantal y probemos la receta casera de este plato que tan bien casa con cualquier salida de verano. Por supuesto, conviene que nos esmeremos con los ingredientes y escojamos los de mejor calidad. Esto, sin duda, marcará la diferencia con respecto a los productos que compramos ya preparados que suelen presentar, para colmo, gran número de aditivos como el de sobra conocido glutamato monosódico.

Ingredientes:

  • 200 gramos de arroz
  • 2 huevos
  • 200 gramos de gambas peladas
  • 1 zanahoria
  • 1 lata de guisantes
  • 200 gramos de jamón york
  • Sal
  • Laurel

Preparación:

Primero cocemos el arroz con una hoja de laurel y sal. Una vez listo, lo reservamos. Pelamos las gambas y las pasamos por la plancha con una gotita de aceite. Una vez hechas, retiramos y reservamos. Preparamos una tortilla francesa. La retiramos del fuego y la dejamos aparte. Empezamos a cocer la zanahoria con agua y con sal. Preparamos todos los ingredientes: cortamos el jamón, la tortilla y la zanahoria cocida. Rehogamos todo junto con el arroz cocido en una sartén durante unos minutos. Ya lo tenemos listo. Lo guardamos en la nevera en la misma fiambrera a la espera de degustarlo en nuestra salida.

Ensalada de garbanzos

Las legumbres son siempre unas perfectas candidatas para comer rico y saludable. Son irreprochables nutricionalmente y lo tienen todo para gustar tanto a grandes como a pequeños. Así, los garbanzos quedan geniales en un plato de ensalada como el que sigue:

Ingredientes

  • Una taza de garbanzos cocidos
  • Media taza de tomates cherry cortados por la mitad
  • Un pepino cortado en pequeños cuadraditos
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Una cucharada de orégano
  • Media taza de queso feta o cualquier otro queso blanco fresco
  • Sal y pimienta al gusto.

Su preparación es muy sencilla. Únicamente hay que mezclar todos los ingredientes y listo.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ensalada de pasta

Las ensaladas de pasta también son ricos platos bastante idóneos para estos menesteres. Así que vamos a desgranar una de estas recetas:

Por seguridad alimentaria, no resulta recomendable guardar de nuevo las sobras en la nevera

  • 350 gramos de pasta (a elegir)
  • 4 latas de atún en aceite de oliva
  • 1 lata de maíz dulce
  • 150 gramos de pepinillos en vinagre
  • 100 gramos de aceitunas sin hueso o de anchoa
  • 2 huevos cocidos.
  • 1/2 pimiento rojo asado
  • Orégano y albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra

Preparación:

Hervimos la pasta. Mientras tanto vamos picando todos los ingredientes. Una vez que termine de prepararse la pasta, y ya escurrida, mezclamos bien con el resto de ingredientes para que se impregne todo de sabor. El último paso es añadir sal, orégano y picar muy finita la albahaca. Lo metemos en la nevera para que reposen los sabores y a consumir con ocasión de nuestra salida.

No pierdas de vista la seguridad alimentaria

Por cierto, si te sobra algo de comida de la jornada, no la guardes en la nevera para otra ocasión ya que puede resultar perjudicial e incluso letal. No en vano, en 2005 salió a la luz el caso de cinco niños de una misma familia que enfermaron tras comer una ensalada de pasta preparada cuatro días atrás. En concreto, el polémico plato había sido elaborado ex profeso para un pícnic. Una vez de regreso en casa, la madre decidió guardar las sobras en la nevera. De esta manera, los niños comieron de nuevo el plato de pasta. Todos los comensales sufrieron una intoxicación, pero desafortunadamente el pequeño de la familia falleció por esa causa.