Los programas de TV de cocina pueden ayudarnos a aprender a cocinar, a preparar nuevas recetas o incluso simplemente a entretenernos. Cocinar es todo un arte y, como tal, la gastronomía también tiene su espacio en televisión, literatura, cine…

Los orígenes de los programas de TV de cocina en España se remontan al año 1958, cuando Domingo Almendros presentaba 'A mesa y mantel', un espacio de recetas al que pronto le siguieron otros. 'El menú de cada día', 'Con las manos en la masa' o 'Gastronomía' fueron otros de los programas que introdujeron la cocina en nuestros hogares desde el televisor.

Hoy en día podemos decir que este tipo de espacios están viviendo un nuevo boom y hay muchas maneras para disfrutar de los programas de TV de cocina. Por ello, hemos preparado una pequeña selección con los más representativos, de diferentes temáticas y en distintas cadenas y horarios.

Para aprender recetas

Uno de los principales problemas que nos podemos encontrar en la cocina es la falta de imaginación. A muchos de nosotros nos pasa que terminamos recurriendo siempre a las mismas recetas y a los mismos ingredientes simplemente porque no sabemos salir de la zona de confort que hemos creado en nuestros fogones.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

En los programas de TV de cocina podemos encontrar ideas de recetas fáciles para preparar en casa, sin necesidad de elaborar platos muy caros o complejos. Incluso si no tenemos mucha idea. Esta es precisamente la clave del éxito de programas como 'Karlos Arguiñano en tu cocina' (de lunes a viernes a las 13.15h en Antena 3), 'Hacer de comer' (de lunes a viernes a las 13:25h en RTVE) con Dani García y 'Hoy cocinas tú' (NOVA, consultar programación) con Eva Arguiñano.

Aliñados con la creatividad y el ingenio, estos programas se han convertido en todo un éxito

Para entretenernos (incluso si no cocinamos)

Otra opción muy popular entre los programas de TV de cocina son aquellos que se basan en el mero entretenimiento y que, aunque su tema central es la gastronomía y la alimentación, no pretenden enseñar como tal.

Por ejemplo, nos encontramos con 'MasterChef' (RTVE, próxima edición en preparación), uno de los reality shows más populares de la parrilla en los últimos años. Fue el primero en llegar a nuestro país y no nos dan los dedos de las manos para contar cuántas ediciones lleva ya. Cada una de ellas se enfoca a un tipo de concursantes diferentes (famosos, personas anónimas y niños). En todos ellos la mecánica de 'MasterChef' es la misma. Los concursantes compiten entre sí para ir superando las diferentes pruebas semana tras semana, tanto de forma individual como por equipos, enfrentándose a distintos retos y a la opinión y valoración de un jurado que, a veces, les pone contra las cuerdas, siempre con la cocina como principal protagonista.

En una línea similar se mueve 'Pesadilla en la cocina' (La Sexta, próxima edición en marcha). Aunque la versión original es americana, el 'Pesadilla en la cocina' español está llevado de manera excelente gracias a la forma de conducirlo de Alberto Chicote, quien fuerza la situación al extremo para entretener al público y engancharnos semana tras semana. La temática se centra en el 'rescate' de restaurantes al borde de la quiebra. Este cocinero se adentrará en ellos para detectar qué está fallando (personal ineficiente, carta pobre y mal preparada, falta de higiene, local anticuado…). Tras aconsejar a los propietarios sobre cómo mejorar y darle un lavado de cara al restaurante, los espectadores podemos ver su reapertura y comparar el antes y el después.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Otro programa que va un poco en esta línea, aunque con notables diferencias, es 'Todo el mundo a la mesa' (Netflix). A lo largo de los 10 programas que contiene esta emisión, este formato nos propone una vuelta gastronómica por todo el mundo, pasando por países como Francia, México o España. En cada uno de ellos, un jurado formado por personajes famosos del propio país juzga la preparación de los platos más típicos de la zona. De nuevo, no aprenderemos a elaborar recetas, pero sí nos hará disfrutar viendo un concurso relacionado con la cocina.

La clave del éxito de estos programas

Estamos experimentando un cambio como sociedad, en el que la salud, la nutrición y el bienestar son temas de interés, dan lugar a debates e incluso nos invitan a aprender más sobre ellos. Estos temas han pasado a ser un hobby, a interesarnos de verdad y, por tanto, a disfrutar con ellos.

Aliñados con la creatividad y el ingenio que les puede dar el formato televisivo, estos programas se han convertido en todo un éxito. Cada vez más personas los ven; por ello, no han sido una moda pasajera, sino que se mantienen en parrilla temporada tras temporada. La inclusión de personajes famosos o el factor de reality show les hacen empatizar con el público y mostrar cercanía.

La gastronomía y la cocina nos interesan, nos divierten y ya no los vivimos como una obligación, sino como un placer.