Ensaimada, sobrasada, tumbet, frit... Muchos son los platos que se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en cocina mallorquina. Y es que esta isla ofrece una variedad gastronómica asombrosa, que además es colorida y llena de sabor; sin contar con que muchas de sus recetas típicas son muy saludables, al tener como base la dieta mediterránea, que da gran protagonismo a los vegetales y el pescado.

Uno de los platos más consumidos por los mallorquines en los meses de calor, pero que sin embargo (aún) no es demasiado conocido fuera de la isla, es el trempó (trampó castellanizado). Si estas vacaciones vas a visitar la zona, es muy probable que lo encuentres en muchos de sus restaurantes (solo la capital cuenta con más de 1.000 establecimientos dedicados a la gastronomía). Consiste en una ensalada fresca cuyo nombre deriva del término mallorquín 'trempar', que significa aliñar o aderezar y se sirve como entrante o como acompañamiento del principal, pero también queda perfecto como plato único, por ejemplo en la cena, según los ingredientes que le añadamos, ya que la receta admite una gran variedad de ellos.

Foto: Juan Iglesias. Palma Turismo.
Foto: Juan Iglesias. Palma Turismo.

Los que no pueden faltar son el tomate, el pimiento, la cebolla y el aceite (si es el propio de Mallorca, con denominación de origen protegida desde 2002, mejor que mejor). Y aquí importa mucho el orden, así como la calidad de los ingredientes, para que el resultado sea óptimo. Según los expertos en la materia, los pimientos deben ser de un color verde blanquecino y muy jugosos; y la cebolla, de la tierra y tierna. También hay que ser cuidadoso con las proporciones. La mezcla ideal es la que lleva mucho tomate, poco pimiento y aún menos cebolla. Si no tienes la suerte de visitar próximamente la isla, siempre puedes imaginarte allí elaborando un buen trempó en casa. Esta es la receta clásica:

Ingredientes:

  • 3 tomates maduros
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Aceita de oliva mallorquín

Elaboración

Parte en trozos muy pequeños las tres hortalizas y coloca en la ensaladera el tomate, el pimiento y la cebolla. Añade un poquito de sal y aceite de oliva. Hasta aquí la base del plato. Seguirá siendo un trempó si le añadimos numerosos ingredientes al gusto. Los más comunes (y los que mejor le van) son tan dispares como las alcaparras, el pimentón dulce, las aceitunas, las manzanas, las patatas e incluso alguna legumbre hervida.

¿Y la coca de trempó?

Hablamos de Mallorca y de su gastronomía y aquí las cocas mandan. La de trempó es quizá la especialidad más típica de las panaderías de la zona, después de las ensaimadas, por supuesto. Su resultado es una versión horneada y calentita de esta ensalada y son muchos los que las elaboran o las compran en los días de verano para llevarlas a la playa o a un pícnic en el campo. ¿Cómo se prepara? Muy fácil.

Palma Turismo.
Palma Turismo.

Ingredientes:

Para la cubierta de trempó, los mencionados anteriormente. Y para la masa:

  • 1/4 de vaso de aceite de oliva de Mallorca
  • 1/2 vaso de agua tibia
  • 1 porción de levadura de panadería
  • 1 cucharada de manteca
  • La harina que pida la masa

Elaboración

Precalienta el horno a 200ºC y mientras coge temperatura, prepara el trempó siguiendo la receta anterior y deja que repose. Para la masa mezcla el agua con el aceite, la manteca, la levadura y la harina, y ve añadiendo la necesaria de esta última hasta que el resultado sea una masa blanda y ligeramente pegajosa. Extiéndela sobre la bandeja de horno, coloca sobre ella el trempó y en cuanto la masa esté dorada, la coca estará lista.