La propina es en sí misma algo fuera de los límites de la ley, que puede dejarnos, en más de una ocasión, con un ojo a la virulé. El problema es que no en todos los lugares del mundo es igual y cuanto más nos alejamos del territorio nacional, más complicado se vuelve todo. En España tenemos una de las costumbres más sanas: si el servicio ha sido bueno se deja y si no, no. Respecto a la cantidad lo hacemos básicamente a ojo. Ronda el 5% del importe total de la cuenta. Por poner un ejemplo, si pedimos un par de botellines y una ración de bravas en un bar y el camarero ha sido encantador, dejaremos algo entre 50 céntimos y un euro. Esa regla cambia cuando la cuenta es muy grande. Es común que en comidas de empresa, de esas que antaño acababan con un señor trajeado con un puro en la mano y un chupito de pacharán en la otra, dejen propinas de más de 30 euros.

Ahora, en la época estival, es inevitable (a veces incluso obligados por nuestros jefes) coger vacaciones y, por tanto, viajar. Por suerte para nosotros el buscador de viajes Kayak y el de restaurantes Opentable han elaborado un informe en el que se describe cómo, para los locales, se deja propina en las ciudades del mundo más visitadas en estas fechas por los españoles. Según este estudio, el 45% de los comensales de todo el mundo preferiría que las propinas se incluyesen en los precios de los restaurantes (algo similar a lo que tenemos aquí). El problema es que en ciertos lugares como Estados Unidos, el sueldo del servicio se basa en las propinas, no depende, al menos no mayoritariamente, del dueño del local.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La lista de los destinos internacionales más buscados por los españoles para pasar sus vacaciones de 2019 es de lo más cosmopolita: Nueva York, Londres, París, Roma y Bangkok. Para no meter la pata y quedar mal, Alimente te enseña a tener en cuenta cuánto dinero deberíamos dejar.

Nueva York. La Gran Manzana (y el resto del país norteamericano) no se anda con chiquitas. Como explicábamos antes, los camareros estadounidenses viven de las propinas, por lo que son más elevadas de lo habitual. ¿Cuánto? Un impresionante 19-20% del importe de la cuenta. Eso, por ponerlo en contexto, es un billete de 10€ por una cuenta de 50€. Una auténtica barbaridad.

Londres. Aunque no llega a los mismos niveles que Estados Unidos, siguen siendo impresionantes. Según el informe antes mencionado, el 40% de los ciudadanos británicos considera que, cuando les han atendido de forma correcta en un restaurante, la propina correcta ronda el 12% del total de la cuenta.

París. La ciudad de la luz podría llamarse también 'la ciudad del no me dejo un solo duro'. Como explican desde Opentable y Kayak, "tras un buen servicio, una propina situada entre el 1% y el 4% de la cuenta se considera adecuada para el 31% de los franceses". La ciudad del lujo es también la de los puños cerrados.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Roma. Podremos tener nuestras diferencias, pero admitámoslo, compartimos culturas muy similares. Esto se cumple también para las propinas. El 22% de los italianos consideran en esta encuesta que lo más habitual es dejar entre el 5 y el 6% del total de la cuenta como propina. Una cantidad más que apropiada. Vamos, como aquí.

Bangkok. El primer (y último) destino asiático de las ciudades más visitadas en verano por los españoles. Están, en muchas ocasiones, incluidas en la propia cuenta y suelen ser del 10% del importe total. De todos modos, si no lo están, los ciudadanos tailandeses que contestaron a la encuesta consideran que dejar un 10% del total es lo correcto.