Aunque cada año suma nuevos seguidores, el Camino de Santiago cuenta con casi 900 años de antigüedad. Su punto de partida se data en 1140, cuando el monje Aymeric Picaud escribió la Guía del Peregrino del Camino de Santiago.

En su recorrido, el viajero encontrará numerosos símbolos religiosos, culturales y unos paisajes muy bonitos. Pero, además, también tendrá la ocasión de degustar la mejor gastronomía del norte de España. Queso, vino, lechazo, pulpo o marisco son algunos de los productos autóctonos del Camino.

Dónde comer en Santiago de Compostela

Al final del camino nos esperan varias recompensas. No solo tendremos la satisfacción personal de haber completado nuestro recorrido, sino que también llegaremos a la tumba de Santiago Apóstol (el objetivo principal de esta ruta) y tendremos la oportunidad de disfrutar de la ciudad de Santiago de Compostela.

La gastronomía es uno de sus mayores atractivos, además de ser una ciudad muy bella, tiene fama de que aquí se come muy bien. Y no es para menos. El marisco, los caracoles, la carne gallega o el pulpo son los principales protagonistas de una cocina que conquista.

Auga e Sal

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dirección: Rúa da Fonte de Santo Antonio, 8.

Horario: de lunes a sabado de 20:30 a 22:30 horas y de martes a sabado de 13:30h a 15:30h

Dirigido por el chef Alberto Ruiz-Gallardón, el Agua e Sal es uno de los restaurantes más reconocidos de Santiago de Compostela. Podemos degustar platos a la carta (entre los que destacan la lasaña de cordero, el tartar de rubia gallega, los chipirones de la ría o el rodaballo salvaje) o bien optar por uno de sus menús diarios, con un precio de 29, 39 o 48 euros, y con opción de añadir maridaje. El menú va cambiando según el día, por lo que podemos incluso repetir si la cocina de Villasante nos enamora. Las carnes tienen procedencia gallega y los pescados son salvajes, capturados con técnicas sostenibles.

Orixe Gastronomía Galega

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dirección: Rúa Casas Reais, 21.

Horario: de miércoles a lunes de 13:00 a 16.00 horas y de 20:00 a 00:00 horas.

Situado a escasos 300 metros de la catedral de Santiago de Compostela, el Orixe es uno de los mejores restaurantes de la ciudad. Especializado en mariscos y cocina local, cuenta con un ambiente tranquilo y una decoración típica de la zona, muy cuidada. Destaca el bonito de Burela, las croquetas caseras y la torta de queso azul. Por supuesto, no faltan tampoco los platos más típicos de la zona, como la empanada gallega. Cuenta con un equipo joven y el local es pequeñito pero tranquilo, así que merece la pena reservar a sabiendas que no te vas a equivocar con tu elección.

Tapería Vinoteca La Jefatura

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dirección: Avenida Figueroa, 1.

Horario: de lunes a viernes de 8:00 a 16.00 horas y de 19:00 a 00:00 horas, sábado de 12:00 a 16:00 horas y de 19:00 a 00.00 horas y domingo de 12:00 a 16:00 horas.

La Tapería Vinoteca La Jefatura rescata el placer de una comida o cena distendida, a base de vinos y buenas raciones. El producto que más trabajan es el local. A destacar las zamburiñas, los chipirones y los mejillones. El marisco es su especialidad, pero también ofrecen carnes y opciones vegetarianas. El local es una antigua vinoteca acondicionada para ofrecer a los visitantes un ambiente único e inolvidable. Se encuentra bastante céntrico, aunque algo alejado de la catedral, más cercano al Colegio Fonseca. En cualquier caso, todo el centro de Santiago es bastante accesible a pie, por lo que puedes llegar hasta la plaza caminando para bajar la comida y disfrutar de las vistas del lugar.

A Tafona by Lucía Freitas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dirección: Rúa da Virxe da Cerca, 7.

Horario: de martes a domingo de 13:00 a 15:30 horas y de miércoles a sábado de 21:00 a 23:00 horas.

La alta cocina de Lucía Freitas es una de las más reconocidas de Santiago de Compostela

La cocina de Lucía Freitas está considerada por muchos especialistas gastronómicos como una de las mejores de Galicia. No en vano, ha salido en reconocidos medios de viajes, como Conde Nast. Se localiza a unos 250 metros de la catedral de Santiago de Compostela y aunque es una opción nada económica (el precio medio por persona es de unos 60 euros), los amantes de la buena cocina van a disfrutar de esta propuesta de alta cocina. Se puede comer a la carta o coger un menú degustación para tener una mayor variedad de platos y sabores. La chef Lucía Freitas ofrece a sus comensales platos como la merluza de Celeiro con hinojo y citronella o el ceviche de vieira.

Los Caracoles

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dirección: Rúa Raina, 14.

Horario: de miércoles a domingo de 12:00 a 15:45 horas y de 19:30 a 23:45 horas, lunes de 12:00 a 15:45 horas.

Como su nombre indica, la especialidad de la casa son los caracoles, cocinados de numerosas maneras: al albariño o a la riojana son las más populares. El marisco es el protagonista de su carta, con la mariscada para dos o el arroz con bogavante por bandera, pero también ofrecen ricas propuestas como el pulpo a la gallega o el lacón con grelos. Todo es casero, con una elaboración muy cuidada y con una materia prima de calidad. Se localiza a apenas 200 metros de la catedral de Santiago y su precio es bastante equilibrado. Suele estar bastante concurrido, así que te recomendamos acudir a horas tempranas para poder elegir mesa sin ningún problema.