El arroz es uno de esos platos que cautivan los paladares de muchos y no solo en España, sino en cualquier parte del mundo. Y si somos conocidos mundialmente por nuestra gastronomía y nuestros productos, en este aspecto no podíamos fallar. Porque la paella es uno de los platos 'typical spanish' que no pasa de moda y cada vez son más los restaurantes que, aparte de incluirla en su carta, hacen arroces en cualquiera de sus versiones.

Pero no todos valen. Su elaboración no tiene misterio alguno pero el tipo de arroz, el tiempo y la cocción o la cantidad del caldo que se emplee son claves que importan, y mucho, para conseguir un buen resultado. En Madrid podrás encontrar una amplia oferta culinaria en donde comerlos, muchas de ellas únicas y exclusivas como arrocerías, pero nosotros te proponemos los mejores.

Taberna de la Reina

Ubicada en plena Gran Vía Madrileña, La Taberna de la Reina ofrece una cocina tradicional con productos típicos de taberna castiza y con platos sacados de recetas clásicas, como se hacían en casa de la abuela. Y como en cualquier casa de comida tradicional, el arroz no puede faltar. En este caso lo encontramos como paella mixta valenciana de pollo y marisco (18 €), de Daniel Larios, o en fideuá de chipirones y gambón con un punto de alioli (17 €). Unas elaboraciones de lo más sabrosas y jugosas con las que no quedarás indiferente gracias al cariño y la dedicación con la que los preparan cada día. Y si por algo se caracteriza esta taberna, es por ser símbolo del buen comer y del buen beber. Por lo que podrás acompañar tu arroz con la mejor selección de vinos de su carta. Además, su recorrido gastronómico también recoge platos como los calamares fritos a la andaluza, callos a la madrileña, alcachofas de Tudela o un excelente solomillo ibérico de bellota a la plancha con migas extremeñas.

Taberna de la Reina.
Taberna de la Reina.

Dirección: Calle Gran Vía, 10

Atrapallada

Dejando a un lado la costa mediterránea, Atrapallada es un concepto innovador de cocina de mercado gallega. Un restaurante que aúna tradición y familiaridad en un ambiente moderno en el que, a pesar de que destacan sus pescados, mariscos y carnes, los arroces son inmejorables. Se pueden probar diferentes versiones: arroz de paella con carabineros (19,50 €); arroz negro en paella de chipirones y sepia (17,50 €); arroz meloso de rabo y boletus (18,00 €), una de sus especialidades y, el arroz meloso de verduritas con solomillo y jamón ibérico (17,50 €). Su carta ofrece una gastronomía típica gallega, en la que además de disfrutar de sus mejores arroces, también puedes tapear o deleitarte con la frescura y el sabor de sus productos en otros platos propios del Norte.

Dirección: Paseo de las Acacias, 12

La Sabina

Si te gusta el Mediterráneo, su estilo de vida y su sabor, en Madrid encontrarás La Sabina. Un pedacito de la costa en el que desconectar y comer en paz disfrutando de los mejores arroces, su especialidad. La decoración del espacio es cálido y agradable, creando un ambiente parecido al de los pueblos costeros bajo una decoración de carácter marinero. Para mantener la tradición y no perderla, su agua es traída de Valencia, lo que intensifica el sabor de cada uno de sus platos. Puedes tomar desde arroz a banda por 17,50 €, pasando por la fideuá del senyoret (20,50 €) a la de bogavante (27,90 €) y hasta permitirte un arroz con bogavante o un arroz con carabineros por 27,90 € cada uno y quedar más que satisfecho.

La Sabina.
La Sabina.

Dirección: C/ Camino de la Zarzuela 23, Aravaca

St James

Una de las arrocerías con más historia de la capital en la que se ofrecen hasta 34 variedades de arroces, entre los que no pueden faltar la paella de marisco (acompañada de sepia, gambas, langostinos, cigala, almeja fina gallega y mejillones), la paella valenciana (pollo, conejo, verduras y caracoles) o la paella mixta (pollo, cigala, verdura, mejillón y calamar). Aunque estamos seguros de que con tan amplia variedad la elección no será fácil, también sabemos que ninguna te dejará insatisfecho. El restaurante, situado en Juan Bravo, cuenta además con otros tres locales más en la capital. Todos con un agradable ambiente con sabor a costa y decoración marinera en el que, a pesar de ser el arroz su principal protagonista, la carta también incluye numerosos entrantes, ensaladas, verduras, mariscos, pescados o carnes.

St James.
St James.

Dirección: Calle Juan Bravo, 26. Y otros tres más

Los Arroces de Segis

Ubicado en el barrio de Tetuán, es todo un clásico entre las arrocerías de la capital, con restaurantes también en Alicante y en Murcia. Sus arroces se preparan según la receta típica de Alicante: con un arroz superfino de un grano de altura a una cocción a fuego muy fuerte. ¿Lo más característico? Se sirven como platos principales de un menú único. Se puede elegir entre el arroz de conejo y caracoles, arroz con bogavante, arroz de marisco pelado, arroz negro con sepia, arroz de verduras con magra o paella de pollo con ajos tiernos. El precio es de 35 € por persona y se incluye tanto los refrescos, aguas y cervezas como los postres, cafés e infusiones. Y además, si tu acompañante no es mucho de arroz, como alternativa ofrecen chuletón, bacalao en cama de pisto y solomillo.

Los Arroces de Segis.
Los Arroces de Segis.

Dirección: Calle Infanta Mercedes, 109