La gastronomía peruana, mestiza y diversa -se han llegado a contar más de 490 platos típicos-, vive una época de esplendor en todo el mundo. España no es ajena a este fenómeno. Os descubrimos los establecimientos destacados para disfrutar de sus recetas más emblemáticas.

Foto: iStock
Foto: iStock

Ancón (Valencia)

A esta casa, sencilla y colorida, hay que venir a probar los ceviches. En Ancón ofrecen diferentes versiones de este plato y todas están muy ricas. El comensal puede elegir el tipo de pescado y leche de tigre a su gusto, como el nikkei y el rocoto (para los amantes de los sabores intensos y picantes). Las causas -puré de patata con ají amarillo y lima- también las hacen estupendas, sobre todo la de pulpo y la de escabeche de langostinos. Recomendable probar los anticuchos, unas brochetas de corazón de ternera adobadas, y servidas con patatas, choclo y salsa huancaína. Su versión de anticucho de pescado, ideal para los menos atrevidos, está igualmente deliciosa. Como postre destaca el suspiro a la limeña, un manjar de vainilla con merengue.

Tampu (Madrid)

Miguel Valdiviezo comenzó su andadura en el barrio de Prosperidad, pero debido a su éxito tuvo que cambiar de ubicación: ahora se puede disfrutar de la auténtica cocina peruana en plena calle Prim en un entorno acogedor decorado en tonos ocre y repleto de detalles en mimbres y madera. Tampu es un referente peruano en la capital: imprescindible el delicioso ají de gallina, el pulpo braseado y el lomo salteado al estilo criollo. Pero en esta casa hay que pedir elaboraciones más atrevidas como el ceviche caliente de marisco, las croquetas líquidas de ají, el chicharrón ibérico o el sanguchito de jalea de corvina. También disponen de dos menús degustación (clásico y gourmet) para probar de todo un poco. Un imperdible de la capital si quieres saborear lo mejor de Perú.

Latasia (Madrid)

Más que un peruano al uso, es un restaurante de cocina viajera donde la gastronomía del país andino tiene un peso muy importante acompañada de sabores de Singapur y de España. Un establecimiento de pocas mesas situado en el paseo de la Castellana (muy cerca del Bernabéu) donde la calidad del producto unida a los platos de infinitos matices convierten la visita en una experiencia gastro. En Latasia hay que pedir el tiradito del día, el aguachile de chicharro, la causa con tartar de atún rojo, el arroz chaufa de mariscos con chicharrón de chancho o el ají de gallina con pechuga de pollo a baja temperatura. Su ceviche se encuentra en el top 3 de Madrid.

Víctor Gutiérrez (Salamanca)

Un chef peruano que cuenta con estrella Michelin desde 2004 (la más longeva de Castilla y León) y con dos soles de la Guía Repsol. Su cocina es creativa y de fusión con base peruana y otros matices del mundo, incluidos los españoles. Un restaurante pequeño e íntimo, pero bien conocido por los salmantinos. Trabajan con tres opciones de menú que elaboran según la temporada basándose en los mejores productos del mercado. Langostinos en leche de tigre, ancas de rana con variedad de tipos de ají, niguiris, cigala con salsa de txangurro… Fusión de sabores con toques peruanos. Disponen de buena bodega para maridar los platos.

Ceviche-nikkei-Ronda 14.
Ceviche-nikkei-Ronda 14.

Ronda 14 (Avilés)

Ronda 14 es un restaurante interesante con una carta repleta de propuestas únicas que se ha ido consolidando desde su apertura. Suele estar completo y llama la atención la selección de bebidas que apuesta por referencias curiosas de edición limitada y cócteles con pisco. Pero el verdadero secreto es la personalísima propuesta culinaria de su cocina. Mario Céspedes (trabajó en algunas cevicherías de Perú y en el restaurante Costaverde de Lima) rompió moldes primero en Avilés y luego en Madrid. Su cocina es el resultado de la insólita (pero acertada) unión entre la cocina peruana y la esencia de los platos asturianos. También se advierte en muchos platos la influencia japonesa. Algunos de los bocados imperdibles: las gyozas de anticucho con picada y cilantro, ceviche nikkei con puré de boniato, el gunkan con tartar de viera al ají amarillo, las causas con tartar de salmón y crujiente de langostino, los cachopinos de ternera con queso de cabra y setas o las patatas rellenas de carne estofada.

Yakumanka (Barcelona)

Está capitaneado por el chef peruano más internacional, Gastón Acurio, reconocido como uno de los veinte chefs más influyentes del mundo y poseedor de un talento culinario que ha llevado la tradición gastronómica peruana por todo el mundo a través de sus diversos restaurantes. Yakumanka (significa 'olla de agua' en quechua) nació de la búsqueda del maridaje entre la cocina peruana y el mejor producto de las costas ibéricas: en este espacio están presentes el sabor y los productos procedentes del mar. Pero siempre siguiendo la filosofía de Gastón, fiel al concepto de cevichería popular del Perú, con platos abundantes y estética criolla. Hay que probar sus ceviches y tiraditos, sus planchas marinas -humeantes y jugosas- en las que destacan los típicos sabores limeños. Los amantes de las ostras disfrutarán de sus diferentes versiones.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lima 26 (Marbella)

Buenos sabores peruanos a precios ajustados en pleno centro de Marbella. Lima 26 es un local agradable, colorido e informal en el que se pueden degustar unas ricas alitas chiferas, ceviches clásicos, tiradito criollo, choritos a la chalaca (mejillones aderezados con leche de tigre), un rico trío de causas (masa de papa con tres tipos de salsas), el estupendo arroz chaufa de marisco y una recomendable jalea mixta (fritura de pescado, mariscos y pulpo acompañado de salsa criolla). Imprescindible probar su pisco sour, está espectacular.

Inti de Oro (Madrid)

Terminamos este recorrido con una mención especial para el primer restaurante peruano de España y de los más icónicos de la capital. Inti de oro lleva abierto casi tres décadas en el barrio de las Letras, aunque ahora también cuentan con un establecimiento en el paseo de la Castellana. Aquí son unos maestros de la cocina tradicional del país andino: yuquitas fritas, tequeños, ceviches, tiraditos, tacu-tacu con frutos del mar (tortilla de judías y arroz con mariscos en su salsa), arroz chaufa, conejo en salsa de maní y el rico strogonoff alpino. También ofrecen un menú degustación (recomendable) y una interesante carta de cócteles peruanos: hay que pedir el pisco de chicha morada.

Principales Tags