La gastronomía de Brasil incluye una interesante variedad de sabores y supone un reflejo de su cultura e historia, que atesora influencias africanas, europeas e indígenas. Los diferentes tipos de carne a la barbacoa y el rodizio son algunos de sus orgullos 'gastro'. Aunque en España no proliferan los restaurantes de cocina brasileña, aquí tenéis una selección de los imprescindibles.

Rubaiyat. Madrid

La calidad de la cocina de Rubaiyat es incuestionable y sus carnes siempre están presentes en los mejores rankings. Su historia comienza con el desembarco en Brasil -allá por 1951- de Belarmino Fernández desde una pequeña aldea de Galicia. Antes de que entrara a formar parte en la sociedad responsable del primer restaurante, lavó platos y trabajó como maestro parrillero en A Cabana, el mejor local de Sâo Paulo en la época. Desde 1968 la familia es propietaria de la Hacienda Rubaiyat, al sur del país, donde crían a las reses brangus (mezcla de las aberdeen angus escocesas y las brahman) que han dado fama internacional a sus restaurantes. Sus pollos de origen francés y los cochinillos también son excelentes. Todos los animales se crían en libertad, a base de una alimentación natural y se destinan en exclusiva a los establecimientos del grupo. Cada año organizan en la capital las jornadas de la feijoada, el plato nacional de Brasil; proviene de los esclavos de la época colonial y tiene como protagonistas los frijoles o judías pintas con arroz. Se acompañan de una variedad de carnes de cerdo, chorizos, salchichas, solomillo, lomo adobado, chuletas, manitas, lengua, rabo y la farofa (una receta típica carioca a base de harina de mandioca, huevos, carne seca y perejil). En Rubaiyat, la feijoada se termina de cocinar en vivo en cazuelas de cobre a la vista de los comensales.

  • El hermano pequeño. Rubaiyat ha llevado a cabo la reapertura de Baby Grill, un pequeño restaurante desenfadado en el que se puede degustar la excelente cocina de la casa en formatos más asequibles. Aquí se viene a comer bien con un precio ajustado.

Rio
Rio

Río D.O.C. Barcelona

Una buena representación de la gastronomía brasileña en el corazón de Barcelona. En Río D.O.C. se disfruta de una cocina carioca genuina en un ambiente muy acogedor y agradable. Ofrecen platos del país bien elaborados como las coxinhas rellenas de pollo, los dados de tapioca o uno de los postres más famosos, los brigadeiros. También cuentan con un espacio de cafetería/tapería donde se puede disfrutar de los platillos y tapas más típicos como el pan de queso, el açai o las tapiocas, una especie de crepé muy jugoso por dentro que se puede elaborar relleno de ingredientes dulces o salados. Los propietarios son muy activos en la promoción de la cultura brasileña. Los fines de semana elaboran la tradicional feijoada.

  • A ritmo de samba. Los viernes al caer el sol en Río D.O.C. organizan la noche de los pinchos brasileños (cada uno cuesta entre 1-2 euros) con música brasileña en directo. No falta los melodías de samba y forró.

Cantinho Brasileiro. Barcelona

Nos encontramos ante uno de los establecimientos más veteranos, puesto que lleva sirviendo auténtica cocina brasileña en el corazón de la Ciudad Condal desde hace más de veinte años. Es un restaurante sencillo pero honesto, regentado por una brasileña con mucha maestría en los fogones. Sus platos conservan todo el sabor y tradición de su tierra natal y ella atiende a los comensales con gracia y simpatía. Imprescindibles las caseras empanadas tradicionales, la picaña, las coixinhas, el quibe o la feijoada.

  • Para todos los bolsillos. Los precios son populares y por las paredes de Cantinho Brasileiro han pasado en la última década los futbolistas brasileños que visten la camiseta culé.

Vila Brasil. Madrid

Muy apreciado por los residentes brasileños de la capital, es una agradable churrasquería especializada en rodizio o espeto corrido: preparan los distintos cortes de la mejor carne a la brasa (ternera, cordero, pollo y cerdo). Lo sirven y filetean directamente en la mesa en los pasadores. También cuentan con una gran variedad de guarniciones, ensaladas y salsas para acompañar, todas deliciosas. En Vila Brasil preparan cada especialidad como tal y como se sirve en el origen, evitando las preparaciones adaptadas para turistas.

  • Expertos en caipirinha. Aquí elaboran muy bien el cóctel más tradicional y conocido de Brasil. Lo preparan con una mezcla de limas, azúcar, hielo y la cachaça, un licor a base de caña de azúcar, parecida al aguardiente y al ron.

Brasayleña. Vigo

Brasayleña es una churrascaría especializada en el sistema rodizio. Ofrecen una buena selección de carnes de pollo, cerdo y ternera asadas a fuego lento. Las carnes son servidas en la mesa por sus propios churrasqueros para mantener la jugosidad y la temperatura idóneas. Para acompañar la carne, además de ensaladas, ofrecen una selección de guarniciones basadas en las recetas típicas de la gastronomía brasileña como los frijoles con arroz y otras más universales como el puré de patata, las patatas fritas, las ensaladas…

  • Para los golosos. Entre los postres destaca el quindim, elaborado siguiendo la tradición repostera brasileña con yema de huevo, azúcar y coco rallado.

Pantanal. Valencia

Un local sencillo que ofrece una carta basada en recetas tradicionales de la cocina brasileña: arroz y feijao, feiojada, bife a cavalo (ternera adobada con salsa vinagreta y huevo frito) o el tutu de feijao (puré de habichuelas pintas, cebolla, beicon y harina de mandioca con costillas fritas). En la carta de Pantanal también hay un espacio reservado para una gran variedad de pizzas. Es un local divertido e informal en el que no falta la caipirinha y que suele estar concurrido, por lo que se recomienda reservar.

  • Una especialidad muy sabrosa. Hay que probar su strogonoff a brasileira, carne de ternera troceada hecha a la plancha, mezclada con una salsa de tomate nata y champiñón.

Amazónico.
Amazónico.

Amazónico. Madrid

No es exactamente un restaurante brasileño, pero ofrece guiños constantes hacia su gastronomía como los petiscos amazónicos, la picaña en rodizio, el picantón caipira o las piñas a las brasas (todo un espectáculo su puesta en escena). Un homenaje del propietario, Sandro Silva, a su país de origen. Es uno de los locales de moda de la capital, el lugar perfecto para ver y ser visto, siempre frecuentado por 'celebrities', empresarios y deportistas. De ambiente selvático y tropical, cuajado de flores y de vegetación, el local en sí mismo merece una visita (aunque los precios son elevados).

  • Más allá de Brasil. La oferta gastronómica de Amazónico es variada e incluye también barra japonesa, carnes nacionales, especialidades argentinas y espetos.