En un contexto en el que la vuelta a la gran materia prima y al fuego sigue en plena tendencia gastro, con históricos ejemplos como Elkano, Güeyu Mar y, sobre todo, Etxebarri –el considerado como 3er restaurante del mundo–, [A]Brasa, con Mariano Barrero como chef ejecutivo, está demostrando, por su parte, que un joven asador también puede brindar las más altas cotas de satisfacción en el plato.

[A]Brasa dispone de tres magníficas parrillas regulables que permiten al equipo del restaurante brasear o asar los alimentos siempre de la manera y con la técnica más apropiada. Aunque podría pensarse que el manejo de una parrilla es algo tan simple y fácil como montar una barbacoa dominguera en la terraza o en la parcela de la casa, la cosa no es tan sencilla, si lo que se pretende es alcanzar la excelencia en el cocinado de alimentos tan distintos como son las verduras, los mariscos, los pescados o las carnes. En [A]Brasa dan el punto perfecto de jugosidad interna y consistencia externa, tanto a unas sencillas berenjenas como a un excepcional mero negro, a un pollo picantón, a un magret de pato o a una soberbia chuleta de vaca madura

Restaurante [A]Brasa.
Restaurante [A]Brasa.

Pero, aun siendo la parrilla su principal razón de ser, en [A]Brasa, la carta incluye muchos otros platos, desde unos excelentes arroces –senyoret, con verduras, de carabineros...–, pasando por una magnífica ensaladilla rusa con gambón, unas memorables albóndigas de buey y cerdo ibérico hasta platos tan de cuchara como unas suculentas pochas con centolla o unos garbanzos guisados en amarillo ligeramente picante.

Aunque la carta de vinos del establecimiento no es muy larga, incluye interesantes referencias y una buena selección de vinos por copas, muy de agradecer cuando uno no quiere beber o gastarse demasiado, y sí disfrutar de un buen vino.

Restaurante [A]Brasa.
Restaurante [A]Brasa.

[A]Brasa cuenta con un amplio y agradable comedor interior, una luminosa terraza cubierta y una apetecible barra. En todos estos espacios es posible disfrutar, más o menos informalmente, de la cocina del restaurante.

Hasta no hace mucho la de la parrilla estaba considerada como una cocina menor, pero con ejemplos como el de [A]Brasa, el fuego es capaz de exhibir toda su magia en la mesa.