10 restaurantes de visita obligatoria si eres amante del cine
  1. Gastronomía y cocina
RESTAURANTES DE PELÍCULA

10 restaurantes de visita obligatoria si eres amante del cine

Si eres de esas personas que acude al cine cada semana y además eres un viajero empedernido, te encantará comer en estos locales, lugar de rodaje de las mejores películas de la historia

Foto: Escena de la película 'Cuando Harry encontró a Sally'.
Escena de la película 'Cuando Harry encontró a Sally'.

¿Quién no recuerda el restaurante italiano de Nueva York donde Michael Corleone vengó la muerte de su padre en ‘El Padrino’? ¿Y la cafetería donde Meg Ryan nos deleitó con el orgasmo fingido más icónico del celuloide en ‘Cuando Harry encontró a Sally’? Los bares, tabernas y restaurantes siempre han ocupado un puesto privilegiado dentro de los emplazamientos más recurrentes del séptimo arte. Quizás por su cercanía con el espectador o por el auge que la gastronomía ha estado experimentando en los últimos años. Sea cual sea el motivo, los comensales más cinéfilos tienen la oportunidad de ponerse en la piel de sus personajes favoritos, pues muchos de estos escenarios existen en la realidad y permanecen abiertos a todo aquel que sienta curiosidad por su carta y su breve aparición en la gran pantalla. ¿Comenzamos nuestro particular viaje por la historia del cine?

Locales de películas que existen en la vida real

  • Café des Deux Moulins. Esta pequeña y bucólica cafetería de París alcanzó la fama mundial gracias al éxito de taquilla ‘Amélie’, quien después de tantos años sigue siendo su camarera más solicitada. Ubicado en el distrito de Montmartre, el local se ha convertido en una atracción turística más, incluyendo elementos decorativos propios de la película o la famosa 'crème brûlée' que tanto le gustaba a la protagonista.
  • Katz Delicatessen. Las comedias románticas vivieron una época de gran esplendor durante la década de 1980, una fama que sirvió a la actriz Meg Ryan para hacerse un hueco dentro de la industria. Uno de sus primeros trabajos fue ‘Cuando Harry encontró a Sally’, donde tuvo la oportunidad de demostrar su talento para fingir orgasmos. Esta mítica escena se grabó en un restaurante de Nueva York, famoso no solo por este momento, también por su exquisito sándwich de pastrami.
  • Maxim’s. Y regresamos a París, pero esta vez de la mano del gran Woody Allen. En ‘Midnight in Paris’, el personaje interpretado por Owen Wilson pasa una noche inolvidable en compañía de Salvador Dalí, F. Scott Fitzgerald o Gertrude Stein. Una velada que finaliza en este bar capaz de teletransportar a cualquiera a la Belle Époque. Eso sí, no dejes pasar la oportunidad de probar sus asados y exquisitos entrantes.
  • The Smokehouse. Sofás de terciopelo rojo, un ambiente íntimo y sofisticado, y Ryan Gosling tocando una hermosa melodía al piano. La escena forma parte de una de las mejores películas de la década, ‘La La Land’, cuyo rodaje tuvo lugar en uno de los locales más concurridos de Los Ángeles, abierto desde el año 1946. Jazz en directo y la mejor carta de carnes de la ciudad, ¿qué más se puede pedir?
  • Bridges Restaurant. Cómo olvidar esa escena donde Robin Williams intenta sobrevivir a una noche de infarto alternando dos de sus personajes más recordados: Daniel Hillard y la entrañable Señora Doubtfire. Una muestra más de su talento como actor, que todavía hoy atrae a cientos de seguidores hasta este restaurante ubicado en Danville, California.
  • New York Grill and Bar. Sofia Coppola rodó en Tokio una de sus películas más aclamadas: ‘Lost in Traslation’. Sus dos protagonistas, Bill Murray y Scarlett Johansson, se conocen por primera vez en un restaurante de la ciudad, famoso por unas vistas panorámicas que cortan la respiración y una gran selección de whiskies japoneses.
  • The Prince Bar. Uno de los establecimientos más memorables de la historia del cine, un bar anticuado pero con personalidad donde un jovencísimo Jack Nicholson, o más bien el detective JJ Gittes, interroga a la hermosa Faye Dunaway en una de las escenas de ‘Chinatown’, de Roman Polanski. Un escenario situado en Los Ángeles que también ha servido como fuente de inspiración a la famosa serie de televisión ‘Mad Men’.
  • Pfunds Molkerei. En esta ocasión, viajamos hasta la ciudad alemana de Dresden, más concretamente a una histórica lechería con más de 100 años de antigüedad. Su decoración de estilo neorrenacentista convenció de inmediato al director Wes Anderson para rodar allí algunas escenas de ‘El Gran Hotel Budapest’. Aunque en vez de unos deliciosos macarons encontrarás los productos lácteos más exclusivos.
  • 4Gats. Woody Allen escogió este histórico restaurante barcelonés para grabar el primer encuentro entre Scarlett Johansson y Javier Bardem en ‘Vicky Cristina Barcelona’. Un enclave que ya cuenta con más de un siglo a sus espaldas y que ha recibido la visita de otros ilustres comensales como Pablo Picasso, Rubén Darío o Isaac Albéniz.
  • Gonpachi. Nunca una venganza ha resultado tan deliciosa. Y si no que se lo digan a Quentin Tarantino, quien eligió este restaurante de Tokio para emprender la sangrienta aventura de Uma Thurman en ‘Kill Bill: Volumen 1’. Un entorno íntimo y oscuro, de ambiente animado y decoración tradicional, y una carta compuesta por platos tan representativos de la cultura japonesa como la tempura de surtidos, el tofu, el pulpo o los frijoles de soja.

Restaurantes