El desayuno es la comida más importante del día y, si la hacemos fuera de casa, puede convertirse en todo un rito, en el que disfrutar tanto de la compañía como de la comida. Pero hay una tercera parte que también influye mucho en la experiencia: el lugar.

A continuación buscamos los mejores sitios para desayunar con vistas en Madrid y que además ofrecen comida de primera. El precio, en algunos casos, puede ser una barrera, pero una ocasión especial lo merece.

Hotel Eurostars Madrid Tower

Si pensamos en lugares con vistas, las Cuatro Torres, por su altura, es uno de los sitios donde más vamos a disfrutar de nuestro desayuno. En la planta 30 del hotel Eurostars Madrid Tower encontramos el restaurante, con comida tipo bufet de primera calidad. Desde repostería casera (incluyendo tartas, magdalenas, rosquillas…) hasta las clásicas tostadas de tomate y jamón, huevos, salchichas, tortillas, salmón ahumado, frutos secos, frutas… Todo un espectáculo tanto para el gusto como para la vista. Porque en el momento en que nos sentemos en la mesa, junto a las cristaleras, podremos admirar una vista completa de Madrid, con una de las torres en primer plano, la sierra al fondo y el paisaje urbanístico ante nosotros.

El precio del bufet es de 25 euros por persona. Si te alojas en él, puedes tenerlo incluido en tu tarifa según el tipo de reserva que hayas realizado.

Dirección: Paseo de la Castellana, 259.

Real Café Bernabéu

Ver esta publicación en Instagram

BernaBRUNCH en el Real Café

Una publicación compartida de Real Café Bernabéu (@realcafebernabeu) el

En este caso, las vistas son diferentes. Aquí no disfrutaremos de un espacio urbano, pero tendremos primera línea a uno de los lugares más míticos de la ciudad. Tanto si somos amantes del fútbol como si no, es sin duda un sitio muy curioso para desayunar con vistas en Madrid. El Real Café Bernabéu ofrece diferentes tipos de tarifas, según el hambre que tengamos. El pack básico incluye tan solo la bebida (café, infusión, leche, zumo…) por 6 euros; la opción intermedia es añadirle algo de comer (algo dulce o salado, tipo cruasán o bocaditos de lacón y queso) por 12 euros; por último, por 18 euros podemos tomar un desayuno en mesa que incluye la bebida y algo más para comer, como flautas de jamón y queso, tortilla española, muffins de chocolate y manzana con canela… Y sí, todo esto con vistas al césped del Santiago Bernabéu.

Dirección: Avenida de Concha Espina, 1.

Estos lugares suelen incluir opciones clásicas y saludables para todo tipo de gustos

The Hat

The Hat abrió en 2014 en el casco histórico de Madrid para ofrecernos una terraza con vistas al Madrid de los Austrias. En su parte baja cuenta con un hostel, mientras que en la azotea organizan diferentes tipos de encuentros, desde desayuno hasta actividades variadas. Todo esto aliñado con una decoración exquisita que nos hará sentirnos en un jardín y que si nos asomamos a la parte más externa de la terraza, podremos ver parte del Madrid más histórico. Su desayuno es uno de los mejor valorados de Booking y consiste en un completo bufet con varios tipos de pan, frutas, café, zumos… También podemos consumir en carta, con unos precios contenidos. Por ejemplo, una tosta con tomate y jamón cuesta 6 euros.

Dirección: Calle Imperial, 9.

Café de Oriente

En plena plaza de Oriente, con vistas al monumento de Felipe V y al Palacio Real, se encuentra este lugar de alta cocina emplazado en un edificio del siglo XVIII donde también sirven desayunos. Podemos pedir algo clásico (barrita con tomate, bollería…) u optar por alguno de los menús que nos recomiendan. Por ejemplo, el desayuno Vivaldi incluye café, zumo de naranja, zanahoria, apio y crema de queso, además de un sándwich vegetal. La opción Oriente es para estómagos más atrevidos: café, zumo de naranja, pan tostado, mantequilla, mermelada, dos huevos fritos o revueltos, jamón ibérico o bacón y patatas fritas. O algo más clásico, como el desayuno Albéniz, con café, zumo de naranja, pincho de tortilla o un montado de jamón, queso o bacón. Es algo caro, por ejemplo, un café con leche supera los 3 euros, pero la ubicación bien lo merece.

Dirección: Plaza de Oriente, 2.

Harina

Para tener excelentes vistas no hay falta que nos subamos a las alturas. En Harina tenemos otro ejemplo de esto. Desde el interior de su local, decorado de forma luminosa y con toques modernos, o en la propia terraza, tenemos visión directa de la Puerta de Alcalá. Las opciones de desayuno son de lo más variadas. No falta el tándem clásico (café con leche, zumo de naranja y tostada de tomate y aceite), como tampoco las tartas, las frutas o incluso las tostas algo más especiales, con ingredientes como aguacate, salmón ahumado o queso. Son especialistas en pan casero, realizado con masa madre, harina, agua y sal y expuesto a altas fermentaciones y sin aditivos.

En Harina todo es artesano y están tan concienciados con lo natural y lo ecológico que incluso disponen de un reparto a domicilio, el cual se lleva a cabo en bicicleta. Podemos pedir tan solo un café expreso, por 1,60€, con algo para comer, o bien optar por alguno de los desayunos que nos recomiendan ellos. Como por ejemplo, el desayuno rico en proteínas, que incluye café, tostada con aceite, tomate y jamón serrano, galleta de salvado de avena, huevo pasado por agua y macedonia de frutas, por un precio de 11,90€ si lo consumimos en sala o 13,10€ si elegimos la terraza.

Dirección: Plaza de la Independencia, 1.