La provincia china de Hubei, epicentro de la infección del coronavirus de Wuhan, la neumonía que ya ha causado más de 130 muertes en el país y 5.500 contagios, sigue siendo el centro de atención para medio mundo, especialmente para la comunidad científica. La transmisión de la enfermedad por parte de algún animal es la principal teoría con la que trabajan los investigadores que están estudiando el virus de Wuhan para esclarecer cuál ha sido el origen de la neumonía. Todo apunta a que el Huanan Seafood Wholesale Market, un mercado mayorista de marisco y pescado situado en Hubei donde también se comercializan animales vivos de especies exóticas, es el lugar en el que surgió el virus 2019 nCoV, bautizado así por la OMS, dadas las condiciones antihigiénicas que imperaban en el mercado y el tipo de animales que se ponían a la venta.

Fue allí donde, a comienzos de diciembre, se detectó por primera vez el virus, del que en un principio se pensaba que solo podía contagiarse al estar en contacto directo con los animales infectados. "Muchos de los enfermos han estado expuestos al virus en el Huanan Seafood Wholesale Market de Wuhan, donde se venden aves de corral, murciélagos, serpientes y otros animales salvajes", señala el equipo de científicos chinos que ha publicado un estudio en la revista 'Journal of Medical Virology' desvelando el posible origen de la enfermedad.

Lo que sostienen estos médicos es que "la serpiente es el animal salvaje que tiene mayores posibilidades de haber provocado la propagación del virus 2019-nCoV", aunque no se descarta que haya otros animales con los que se comerciaba en los puestos de Wuhan que también sean responsables del contagio. "Marmotas, ranas, erizos y conejos" también se podían adquirir en el mercado, una lista de animales destinados al consumo que se extiende a todo tipo de especies salvajes, más de 100 en total.

Aunque se ha llegado a decir que una "sopa de murciélago" podría ser el producto que habría causado la enfermedad, al ser un supuesto plato típico de Wuhan, lo cierto es que esto es tan solo un rumor, ya que ni siquiera se trata de una receta tradicional de esta localidad. No obstante, tal y como relatan desde el medio chino 'South China Morning Post', el origen animal del coronavirus de Wuhan es más que probable teniendo en cuenta que la mayoría de los primeros infectados trabajaban en el mercado o vivian cerca de sus inmediaciones, y que allí se distribuían, de forma ilegal en el caso de algunos puestos de venta, más de 100 especies de animales, desde pavos reales hasta avestruces, pasando por zorros, camellos, burros o perros.

La carta de la lonja de Wuhan, el lugar en el que se podría haber originado el coronavirus. (Weibo/SCMP)
La carta de la lonja de Wuhan, el lugar en el que se podría haber originado el coronavirus. (Weibo/SCMP)

Las civetas, otro 'manjar' del mercado

La cría en cautividad de animales salvajes con propósitos comerciales está permitida en China siempre y cuando se cuente con la licencia pertinente de cada provincia, explican desde el medio chino. A pesar de eso, las autoridades nacionales han señalado que en el mercado se podrían estar llevando a cabo "transacciones ilegales de animales", según recoge BBC, lo que ha llevado a que en los últimos días se hayan inspeccionado varios puestos de comida. "Algunos comerciantes ponen a la venta a más animales salvajes que otros, pero en cualquier caso se trata de una práctica común desde hace tiempo", explica un comerciante de la zona a 'South China Morning Post'.

En Weibo, la red social similar a Twitter que se utiliza en China, ha circulado durante estos días la carta con la que se publicitaba el menú de la lonja de Wuhan a través de Dazhong Dianping, una de las aplicaciones móviles más populares del país a la hora de buscar restaurantes en los que comer y puntuar la calidad de los mismos. En la imagen se puede apreciar la cantidad de especies con las que se comerciaba en el Huanan Seafood Wholesale Market, en el que además de venderse de forma común aves de corral, se podía adquirir también carne de cachorros de lobo, zorro o civeta, una especie de gatos salvajes que provocó una epidemia en 2003, conocida por el nombre de SARS (síndrome respiratorio agudo grave), al transmitir un virus a seres humanos proveniente de los murciélagos.