Cuáles son los mejores sitios de Madrid donde degustar buenas croquetas
  1. Gastronomía y cocina
Lo que da de sí la bechamel

Cuáles son los mejores sitios de Madrid donde degustar buenas croquetas

Es uno de los platos que marcan la calidad de un restaurante. Ya puede tener mugre en las paredes, que si son perfectas y la caña está fría, nos dará completamente igual

Foto: Qué rica es una croqueta. (iStock)
Qué rica es una croqueta. (iStock)

Para gustos, colores. Esto es así en el 99% de las situaciones, pero no con las croquetas. A todo el mundo le gustan y quien diga que no, o miente, o no es de fiar. Nos gustan todas, pues nadie se ha arrepentido de pedirlas tras descubrir que son de cocido y no de jamón. Su receta es, en teoría, sencilla: bechamel mezclada con el producto que le va a dar sabor, pan rallado (o panko si queremos darles un toque diferente), sal y aceite. Eso sí, cualquiera que haya decidido imitar a su madre o su abuela y sus habilidades croqueteras se habrá dado contra un muro, pues lograr hacerlas es muy difícil.

"La calidad de un restaurante la determinan dos y solo dos platos: sus croquetas y su tortilla de patatas"

Lo mejor de las croquetas es que no solo son deliciosas, sino que su calidad determina, también, la del bar o restaurante donde las sirven. Como una gran amiga, profesional del mundo gastronómico, me comentó: "La calidad de un restaurante la determinan dos y solo dos platos: sus croquetas y su tortilla de patatas".

Nos gustan todos los días, a cualquier hora. Por ello, aquí os ofrecemos las mejores opciones para disfrutar de este manjar tan español en las calles madrileñas. Hemos utilizado la ayuda de Raquel Camacho y su maravillosa creación 'Croquetas en Madrid' para guiarnos entre la inmensa oferta que ofrece la capital.

Melo's

El clásico entre los clásicos de Lavapiés. Es posible que, aunque hayamos estado en este bar, jamás hayamos probado las croquetas. Esto se debe a que su plato más famoso es la 'zapatilla', un sándwich en el que lacón, queso y carne se unen en una gigantesca y perfecta sinfonía. Pero, creednos, sus croquetas son de otro mundo. Como explica la experta, son "de lacón, con bechamel líquida y cremosa y bien cargada de tropezones". Poco más hace falta decir.

Dirección: calle del Ave María, 44. Tel 915 275 054.

Horario: de martes a sábado de 20:00 a 01:00 h.

Casa Labra

Otro clásico madrileño. La fundación del Partido Socialista Obrero Español ocurrió en este establecimiento en la calle de Tetuán 12, en 1879. Seguramente, Pablo Iglesias (el original) y sus compañeros aprovecharon para hablar de política frente a unas cañas y unos soldaditos de Pavía (bacalao rebozado típico de Madrid), aunque los más listos habrían sustituido este acompañamiento por las croquetas de este local que casi siempre está a rebosar, tanto por su privilegiada situación como por la calidad e historia de sus platos. Sus croquetas son grandes, redondeadas, doradas (o lo que es lo mismo, poco fritas), rellenas de bacalao y con una bechamel espesa. Lo mejor de todo es el reducido precio que tienen: tan solo 0,90€ la unidad.

Dirección: calle de Tetuán, 12. Tel 915 310 081.

Horario: todos los días de 11:00 a 15:30 y de 18:00 a 23:00 h.

The Original Globet Croquettes

El resurgir de los mercados de abastos ha permitido que pequeños empresarios se lancen a la aventura. Este es el caso de este diminuto local en el Mercado de Antón Martín, dedicado al vino y a las croquetas, nada más. Basan su oferta en 9 variedades que cambian a diario, aunque tienen algunas que siempre están presentes, como las de chistorra, jamón, pollo al curry, boletus, pollo asado, bacalao y queso azul. Son pequeñas, redondas, con un rebozado finísimo y con bechamel cremosa, casi líquida. Están bien fritas, por lo que la parte externa, a pesar del ligero rebozado, será crujiente y dura. Tienen un precio más que razonable: 6 croquetas por 4,95€ o 10 por 7,95€.

Dirección: calle Santa Isabel, 5. Tel 655 252 655.

Horario: de 11:30 a 23:30 h. Cierra domingos y lunes.

Casa Manolo

En pleno barrio de Huertas, detrás del museo Thyssen-Bornemisza, se encuentra otro de los establecimientos icónicos de la capital. Fundado en 1896, este restaurante se ha ganado la fama a golpe de croqueta. Y su fórmula es muy sencilla: caña por 2,90€, con una croqueta de regalo. Y cómo son... Rellenas de jamón y huevo, muy grandes, bien rebozadas, con la bechamel más cremosa jamás ideada por el hombre y llenas de tropezones que le dan muchísimo sabor. Están bien fritas, lo suficiente como para que empiecen a oscurecerse. Y todo esto, en todas y cada una de las cañas que pidamos. El paraíso tiene nombre.

Dirección: calle Jovellanos, 7. Tel 915 214 516.

Horario: martes a viernes de 08:30 a 23:30, sábados de 13:30 a 23:30 y lunes de 08:30 a 16:30 h. Domingos cerrado.

La Huerta de Carabaña

Ideal para los que buscan la experiencia más gourmet, aunque debemos tener en cuenta que todo tiene un precio y este es elevado. Roberto Cabrera, el ideólogo de las recetas de este establecimiento, consigue unas croquetas completamente esféricas, de jamón Joselito y con un rebozado muy crujiente de panko, con lo que 'rascan'. Bechamel suave y homogénea y un sabor muy fino. La definición de la croqueta gourmet.

Croquetas de La Huerta de Carabaña.
Croquetas de La Huerta de Carabaña.

Dirección: calle de Lagasca, 32. Tel 910 830 007.

Horario: de 09:00 a 24:00 h. Domingos de 11:00 a 17:30 h.

Jamón Tabernas de Madrid Carne Tendencias de consumo Ruta gastronómica
El redactor recomienda