Batch Cooking, la técnica que te permite cocinar un día para toda la semana
  1. Gastronomía y cocina
ORGANIZACIÓN ANTE TODO

Batch Cooking, la técnica que te permite cocinar un día para toda la semana

Son muchas las personas que dedican el domingo a meterse en los fogones para abastecer la nevera y así ahorrar tiempo. ¿Cómo podemos sacar el máximo partido a esta idea?

Foto: Comida casera envasada. (iStock)
Comida casera envasada. (iStock)

El ritmo vertiginoso que guía en la actualidad nuestro estilo de vida ha obligado a muchas personas a relegar la cocina a un segundo plano, recurriendo así a platos precocinados en los que la sencillez y la rapidez son elementos indispensables. Esto deja una huella nutricional muy pobre en nuestro organismo, que influye después en nuestro rendimiento, concentración o cansancio. Es en este ambiente donde surgió una técnica que ha otorgado luz y esperanza a los amantes de la vida sana. ¿Habéis oído hablar alguna vez del Batch Cooking?

Este método consiste en dedicar parte del fin de semana -basta únicamente con medio día- para planificar y preparar las comidas y cenas que degustaréis durante toda la semana, o al menos aquellas que requieran más tiempo y dedicación frente a los fogones. Una técnica a la que durante años han recurrido nuestras madres y abuelas, y que ahora ha vuelto con más fuerza que nunca, dado los tiempos ajetreados de la sociedad actual. ¿Cuáles son las ventajas de practicar el Bath Cooking?

Un ahorro de tiempo y dinero

Uno de los beneficios de introducir el Batch Cooking en nuestra rutina diaria es ahorrar en la cesta de la compra. En la mayoría de ocasiones, compramos comida en exceso al no saber a ciencia cierta qué y cuántos alimentos utilizaremos durante la semana. Sin embargo, gracias a este sistema, nos obligamos a adquirir únicamente los ingredientes que forman parte de ese plan culinario previamente establecido. Además, y como resultado de esta organización, el nivel de desperdicios también se reduce considerablemente, pues gran parte de los alimentos que compramos en el supermercado acaban en la basura.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

No obstante, el término ahorro no solo hace referencia a nuestro bolsillo, sino también a nuestro tiempo. Pensadlo bien, si dedicamos un par de horas del domingo a preparar todas las comidas de la próxima semana, luego podremos dedicar esos minutos sobrantes a descansar, hacer deporte o disfrutar de nuestros hobbies.

Otro aspecto a tener en cuenta es la diversidad que a partir de ese momento tendrá nuestra alimentación, además de un extra de salud. Ya no necesitaremos recurrir a productos precocinados, empaquetados y cargados de componentes químicos. Todas nuestras comidas serán 100% caseras y naturales, beneficiando así al organismo. Asimismo, “el hecho de dedicar espacios a pensar y planear te llevarán a querer probar nuevos platos, buscar información de productos y a comer variado y diverso los días laborales. Debemos escoger bien e intentar ser creativos porque comer es una necesidad pero sobre todo un placer”, añaden desde el blog de lifestyle 'Lost in the village'. Bajo esta premisa, ¿qué pasos debemos seguir para sacar el máximo partido al Batch Cooking?

¡Apunta estos trucos!

Foto: iStock.
Foto: iStock.
  • Teniendo en cuenta que los vegetales deben ser la base de una alimentación sana y equilibrada, estos siempre deben ocupar un puesto privilegiado en nuestro menú semanal. De hecho, los nutricionistas recomiendan tener siempre algunas piezas a mano para poder elaborar toda clase de purés, cremas, pistos, ensaladas, potajes o hervidos, ideales para la cena.
  • Tal y como hemos visto anteriormente, en la variedad está el gusto y, al tener tanto tiempo para cocinar, es el momento adecuado para innovar y probar nuevas recetas y sabores. De esta forma, jamás nos aburriremos. Eso sí, hay que intentar incluir alimentos que pertenezcan a todos los grupos, a excepción de los azúcares y las grasas.
  • Otro truco de lo más eficaz es preparar comidas que puedan congelarse como sopas, guisos, platos de arroz, hamburguesas caseras… Incluso si tenemos suerte, podremos recurrir a ellas en semanas posteriores. Los únicos alimentos que no soportan este proceso de conservación son los huevos, la pasta, las patatas guisadas o cocidas, el queso, las verduras que se pueden comer en crudo o las salsas emulsionadas.

Con este sistema, nos obligamos a adquirir únicamente los ingredientes que forman parte del menú semanal

  • La organización es también un factor muy importante. Para aprovechar al máximo el tiempo debemos realizar las elaboraciones y utilizar los electrodomésticos de manera estratégica. Una buena inversión es comprar bandejas de horno con secciones separadas, para así poder cocinar al mismo tiempo diversos alimentos.
  • “Intenta que algunos de los ingredientes o preparaciones sean reutilizables, es decir, que un mismo ingrediente, sofrito, salsa o aliño sirva para varios platos. Por ejemplo, el sofrito de un pisto antes de añadir tomate puede servir para una tosta con pipas de calabaza para cenar o como acompañamiento de una hamburguesa vegetal”, aconsejan desde Conasi, tienda de artículos de cocina.
  • Para conservar adecuadamente los alimentos, los envases deben ser de la mejor calidad, no vale con el clásico túper de plástico. Las mejores opciones son los contenedores de cristal herméticos y las bolsas de silicona con cierre. Evitad también los envases abiertos y rotos, pues la comida puede estropearse. Además, se recomienda señalar posteriormente la fecha de congelación y su contenido.
  • Para evitar este tipo de problemas, muchas personas recurren al uso de máquinas al vacío. Estas prolongan el tiempo de conservación de los alimentos en la nevera, optimizan la congelación y aportan un gusto y aroma muy especiales a los alimentos.
Tendencias de consumo
El redactor recomienda