Marbella no son solo yates y guiris: los restaurantes imprescindibles
  1. Gastronomía y cocina
Guía para esta semana santa

Marbella no son solo yates y guiris: los restaurantes imprescindibles

En los últimos años se ha perfilado como una ciudad con un alto nivel gastronómico. Calidad y variedad en locales donde prima la gastronomía internacional. Desde el biestrellado Skina a La Milla pasando por 99 Sushi Bar

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es más que sol y playa. En los últimos años se ha perfilado como una ciudad con un alto nivel gastronómico. Esta localidad de la Costa del Sol se está posicionando como una de las capitales de España donde mejor se come. La calidad y variedad de sus restaurantes -dedicados a todas las gastronomías internacionales- la convierten en un destino culinario top. Te damos las mejores pistas para esta temporada.

El biestrellado. Skina

Acaba de conseguir su segunda estrella Michelin, convirtiéndose en toda una referencia. Ubicado el pleno casco histórico, es un local pequeño, con pocas mesas y ambiente íntimo, pero una parada obligada para los amantes del buen comer. A destacar el talento del chef, Mario Cachinero, y el gran servicio en sala del equipo. Producto de temporada, materia prima local, muy buenos panes caseros, excelencia en la elaboración y más de 700 referencias de vinos: hay que preguntar por las añadas antiguas y por los champanes de pequeña producción.

Con especial protagonismo a la cocina mediterránea, sentarse a su mesa supone una experiencia que mezcla sensaciones, tradición y técnicas de vanguardia. Sorprenden las texturas y convencen los sabores. En Skina se puede elegir entre el menú de productos de temporada basado en los pescados, carnes, verduras, mariscos, trufas o setas propios de cada época del año (159 euros o 235 con maridaje); o pedir a la carta (130 euros con tres platos a elección del comensal o 180 con maridaje).

  • Imperdible la sopa fría de albahaca, el San Pedro y el pichón.

El chiringuito gourmet. La Milla

La Milla
La Milla

Ofrece la mejor gastronomía de playa en una situación privilegiada. En un entorno decorado con gusto y ubicado entre el hotel Marbella Club y Puente Romano, se ha consolidado como el mejor gastro beach. Aquí se viene a probar su excelente producto -materia prima de primerísima calidad-, especialmente los pescados (al carbón y a la sal), las frituras y los espetos; todos ellos llegan a la mesa con el punto perfecto. Se atreven con los arroces -que elaboran al momento y tardan unos 40 minutos en servir- consiguiendo un gran resultado: además de los de pescado y marisco, el arroz con ibéricos es muy demandado.

Tienen un apartado dedicado a los crudos entre los que destacan las siempre excelentes ostras y el atún rojo. Sobresalientes las ortiguillas, los berberechos XXL, las almejas, las vieras, las cigalas, el salmonete, la gallineta, la ensaladilla con gambas y caviar, el carabinero con huevos rotos y patatas, el salpicón, el gazpacho de centollo… En La Milla cuentan con una amplia y bien seleccionada carta de vinos, champanes y buenos cócteles de autor.

  • ¿Una recomendación? Sin duda hay que estar atento a las sugerencias del día.

El nuevo Bib Gourmand. Kava

Recién incluido -merecidamente- en la lista de los restaurantes donde se come bien a precios moderados, Kava, del chef Fernando Alcalá, ofrece una carta de cocina viajera. ¿El sello de la casa? Ofrece diez platos -cada uno con tres ingredientes: principal, secundario y aliño- que van cambiando en función de la estacionalidad de los productos y del ingenio creativo del chef. Nos encontramos con una propuesta de autor (alejada de los platos y el estilo típico de la zona) elaborada con producto de la tierra en el que destacan sus acertados guiños asiáticos.

El chef arriesga en el concepto y en las mezclas, pero consigue matices interesantes: cigala de Ayamonte con berros y aliño umami, presa ibérica con curry de miso y bimi, vieiras con bergamota, gamba blanca con gazpachuelo agripicante… Algunos de sus platos más destacados son el ciervo, la anguila o un clásico que suele mantener en carta, la col sofrita con XO. Se puede pedir un menú de tres platos (50 euros) o elegir a la carta (con un precio medio que ronda los 40 euros por comensal).

  • El postre obligatorio es su tarta de queso, que ha sido premiada como la mejor de España en 2019.

El recién llegado. Boho Restaurant

A cinco minutos de Puerto Banús llega Boho Club, un hotel boutique de lujo de los que mima cada detalle. En sus instalaciones se encuentra Boho Restaurant, bajo la batuta del chef Diego del Río. Se trata de un establecimiento interesante, cuya cocina está basada en las raíces andaluzas con influencias internacionales. El espacio es abierto, cuidado, con un punto chic y decorado con obras de arte. Es ideal para una cena especial o una velada romántica (a partir de 50 euros por comensal). La carta es amplia. Cuenta con un apartado de entrantes para compartir -algunos con posibilidad de medias raciones- que ofrece recetas originales como los mejillones a la brasa con coco, lima y cilantro; las patatas bravas servidas con ventresca de atún de almadraba o las croquetas de carabinero con su tartar.

Entre las ensaladas, sopas y platos ligeros llaman la atención el curry casero de calabaza, la coliflor a la barbacoa con humus de berenjena y avellana o el ceviche vegetal con vieras. Buena selección de carnes en los que además de los habituales solomillo, entrecot o chuletón, ofrecen platos tan apetecibles como el costillar al oloroso y la paletilla de chivo. Los pescados -imperdible el salmonete de Marbella-, las pastas y arroces completan la carta. También cuentan con buena bodega y estupendos cócteles de autor para comenzar o finalizar la comida o cena.

  • Los que prefieran un bocado más informal tienen que atreverse con su sándwich de bogavante con holandesa de huevas de salmón. ¡Muy rico!

La revelación gastro. Villa Padierna

Tempura de langostinos. 99 Sushi Bar.
Tempura de langostinos. 99 Sushi Bar.

Recién incorporado a la cadena Anantara, este refugio de exclusividad se está esforzando en diseñar una oferta gastronómica de altura y para todos los públicos, no solamente para sus huéspedes. Sobresaliente la oferta de vinos en todo el complejo: hay que dejarse aconsejar para descubrir las joyas que guardan en sus bodegas. Cuenta con un 99 Sushi Bar, uno de los mejores japoneses de España. Aquí se viene a disfrutar de especialidades de mucho nivel con un producto prémium: no hay que perderse su tempura de langostinos tigre, el bacalao negro de Alaska, la carne de wagyu (excepcional), el nigiri de salmón flambeado con lima -uno de los más populares, aunque todos sus nigiri merecen la pena-. Erizo, bogavante, carabinero, cangrejo real, toro, trufa… No hay ingrediente top que se les resista. En un ambiente de lujo, aquí hay que darse el capricho (a partir de 60 euros por comensal).

Su restaurante del Club de Mar es un sitio estupendo para comer buenos pescados y arroces de manera más informal junto a la orilla del Mediterráneo. Pero la joya de su corona la va a poner Paco Roncero, dos estrellas Michelin, con el restaurante O, inspirado en la cocina mediterránea. A punto de estrenar propuesta, promete ser uno de los puntos de encuentro marbellíes de la temporada.

  • Hay que probar la coctelería diseñada por Diego Cabrera, un bartender de prestigio indiscutible.

Los 50 mejores restaurantes del mundo Restaurantes
El redactor recomienda