La alta gestión de la restauración deja de ser masculina
  1. Gastronomía y cocina
Día de la Mujer

La alta gestión de la restauración deja de ser masculina

Las chefs Carme Ruscalleda, Fina Puigdevall y Macarena de Castro, o la directora del restaurante Rilke, Adriana Avilés, son el ejemplo de que ellas están rompiendo el techo de cristal también en el mundo gastronómico

Foto: Carme Ruscalleda. (EFE)
Carme Ruscalleda. (EFE)

Hay más de 676.000 mujeres ocupadas en el sector del servicio de comidas y bebidas en España, un dato que contrasta con los más de 632.000 hombres empleados en el mismo, según los resultados de la última Encuesta de Población Activa (EPA, cuarto trimestre de 2019). Esta diferencia no es nada nuevo, ya que a finales de 2009, la misma encuesta y en el mismo sector recogía que estaban empleadas más de 584.000 mujeres frente a 496.000 hombres.

Sin embargo, a pesar de esta mayor representación de mujeres en la industria, los puestos de responsabilidad siguen estando ocupados mayoritariamente por hombres, como demuestran los datos del informe 'Perspectivas internacionales sobre las mujeres empleadas en la hostelería, la restauración y el turismo', realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Las mujeres pueden asumir el liderazgo en todos los niveles, desde la gestión del restaurante hasta el control de la cocina o el servicio al comensal

OpenTable, el proveedor de reservas online de restaurantes, aporta una visión sobre cómo ha evolucionado la restauración en el tiempo y lo está haciendo en la actualidad, y comparte el caso de éxito e inspiración de Adriana Avilés, una mujer liderando uno de los restaurantes más representativos de España, Rilke.

Ascender desde abajo

Avilés es un claro ejemplo de cómo la constancia y el trabajo son fundamentales para progresar en el ámbito laboral. Comenzó en el sector como camarera y admite que, al principio, no fue fácil ir ascendiendo, ya que tenía que ponerse a prueba a sí misma cada día para mostrar a todos que era, al menos, igual de capaz que un hombre a la hora de conseguir grandes resultados. Un día alguien llamó a su puerta y le dio la oportunidad de ocupar un puesto de responsabilidad.

Ahora lleva las riendas del restaurante Rilke, situado en el centro de Barcelona, un establecimiento de alta cocina que cuenta con una carta de temporada hecha a medida y que ha tomado como base la cocina catalana y la ha transformado en una propuesta sorprendente y elegante.

Fina Puigdevall. (EFE)
Fina Puigdevall. (EFE)

Avilés defiende que las mujeres pueden asumir el liderazgo en todos los niveles, desde la gestión del restaurante hasta el control de la cocina o en el servicio al comensal. Todo esto es clave para que la equidad de género en el sector siga creciendo.

Esta revolución silenciosa tiene mucho que ver con la profesionalización del sector, que está permitiendo a las mujeres ganar visibilidad y reconocimiento en todos los niveles gracias especialmente a la formación y experiencia. "Aunque el objetivo de todo establecimiento debería ser contar con el profesional adecuado para cada puesto, todavía hay muchas personas de la vieja escuela que creen que un puesto de responsabilidad puede ser desempeñado mejor por un hombre. Esto se refleja en el hecho de que todavía hay más hombres que mujeres en estos cargos", expone Adriana Avilés.

Pero el sector avanza paralelo a otros, en los que cada vez hay más mujeres asumiendo el liderazgo y que "son reconocidas por su trabajo, esfuerzo y por ser brillantes en lo que hacen", subraya Avilés. "Tenemos ejemplos como Carme Ruscalleda, Fina Puigdevall y Macarena de Castro, entre muchas otras. Con todas estas figuras femeninas e inspiradoras dentro de la industria, creo que las mujeres tenemos una gran oportunidad de hacer ver a todo el mundo el fabuloso trabajo que llevamos haciendo por el sector, así como animar a nuevas mujeres a que apuesten por unirse al mismo”.

Favorecer esa mayor visibilidad es un compromiso que tienen muchos hombres del mundo de la restauración, como Scott Hudson, director de Open Table. “En nuestra compañía animamos a las mujeres a seguir uniéndose al sector, así como mostrar los logros que, gracias a su dedicación y esfuerzo, han conseguido y continúan consiguiendo actualmente”. En su opinión, “Adriana Avilés es un claro ejemplo de determinación y fortaleza", pero no es la única puesto que "como ella, tenemos otras grandes profesionales que trabajan duro a diario para hacer este sector mejor para todos”.

Restaurantes de Barcelona Restaurantes Cocineros con estrella
El redactor recomienda