El calabacín puede hacer mucho por tu salud durante el aislamiento
  1. Gastronomía y cocina
Receta fácil y rápida

El calabacín puede hacer mucho por tu salud durante el aislamiento

No ha faltado en los supermercados en los días que llevamos confinados. Es una verdura repleta de bondades nutricionales y culinarias que vienen muy bien en estos momentos. !No te resistas a esta deliciosa ensalada!

Foto: Foto: Unsplash/@carolineattwood.
Foto: Unsplash/@carolineattwood.

Son versátiles, saludables, tienen pocas calorías, se encuentran todo el año y son baratos. Este dechado de bondades no es otra hortaliza que el calabacín, y con esta carta de presentación es normal que cada vez cuente con más consumidores. En España, el consumo se ha incrementado más de un 10% en un año, y cada ciudadano nos comemos 3,86 kilos de calabacín al año, lo que nos acarrea un gasto de poco más de 5 euros, como recoge el 'Informe del consumo alimentario en España 2018', elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El calabacín puede ser un excelente aliado para ayudarnos a sobrellevar el aislamiento:

1.-No engorda: su contenido calórico es de tan solo 17 calorías por 100 gramos de producto crudo (18 calorías asado); el 95% de su composición es agua.

2.-Contiene vitaminas que ayudan al sistema inmune: 20 microgramos de vitamina C, 50 microgramos de folato y 4 de vitamina A.

3.-Es rico en minerales fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo: potasio (230 mg), fósforo (31 mg), calcio (19 mg) y magnesio (18 mg), entre otros.

4.-Es abundante en antioxidantes (carotenoides) que tienen efectos beneficiosos para la piel, los ojos, incluso pueden proteger frente a algunos tipos de cáncer, como recoge un minucioso análisis publicado en la revista 'Nutrients'.

5.- Es de fácil digestión y su alto contenido en agua y fibra (1 g) contribuyen a prevenir el estreñimiento.

A esta lista, se añaden sus efectos positivos sobre el control de la glucemia (lo que los hace muy aconsejables para las personas diabéticas), la salud cardiovascular incluso para la vista.

Foto: Unsplash/@jsnbrsc.
Foto: Unsplash/@jsnbrsc.

Gastroaislamiento

¿Cómo hay que consumirlos para aprovechar sus cualidades? Las preparaciones son tan numerosas como sus bondades: crudo en ensaladas, en pisto, rellenos con arroz, en puré, tortilla o empanados.

Estas son algunas recetas tan sencillas como sabrosas

Ensalada de calabacín

Comensales: 4-6. Preparación: 12 minutos. Dificultad: Fácil

Ingredientes:

  • 2 calabacines medianos (aproximadamente 1 1/2 libras en total)
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

  • Precalentar el horno a 400 grados.
  • Lavar los calabacines, eliminar los extremos y cortarlos transversalmente en rodajas gruesas de medio centímetro. Colocar las rodajas en una bandeja de horno grande y salarlas. Meter en el horno de 5 a 7 minutos, hasta que se ablanden ligeramente.
  • Sacar las rodajas del horno y ponerlas en un recipiente hondo. Aliñarlas con la mezcla de aceite, vinagre y pimienta. Servir inmediatamente.

Carpaccio de calabacín

Comensales: 4 a 6. Preparación: 45 minutos (marinado aparte) Dificultad: Fácil

Foto: Unsplash/@igormiske.
Foto: Unsplash/@igormiske.

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • Sal
  • 2 dientes de ajo en láminas finas
  • Zumo de medio limón recién exprimido
  • 2 a 3 cucharadas de aceite de oliva afrutado
  • 2 cucharadas de piñones tostados o almendras picadas y/o hierbas frescas picadas
  • 1 cucharadita de miel, 1 cucharada de pasas o virutas frescas de parmesano (opcional)

Preparación

  • Cortar el calabacín a lo largo lo más fino que se pueda y espolvorear ligeramente con sal. Dejar en un colador durante 30 minutos para eliminar el exceso de humedad, removiendo de vez en cuando.
  • Secar en papel de cocina y colocar las tiras en capas en una fuente poco profunda, añadiendo el ajo entre las capas. Rociar con el zumo de limón y marinar en el frigorífico durante, al menos, 15 minutos y hasta 1 hora. Si se han puesto más de dos capas, dar la vuelta a los calabacines cada 15 minutos para cubrirlos uniformemente con el zumo de limón.
  • Para servir, coloque unas tiras de calabacín en cada plato (retirar el ajo). Rocíar con aceite de oliva y espolvorear con nueces y/o hierbas.
  • Se pueden añadir unas gotas de miel, pasas y virutas de parmesano.

Verduras Recetas rápidas Coronavirus
El redactor recomienda