El pulpo parece impracticable en tu casa, pero no lo es si sigues esta guía
  1. Gastronomía y cocina
UN BOCADO CON MUCHO POTENCIAL

El pulpo parece impracticable en tu casa, pero no lo es si sigues esta guía

Es uno de los moluscos más apreciados y suculentos del recetario patrio, sin olvidar los nutrientes que nos aporta: hierro, magnesio, potasio y vitaminas A, E, C y del grupo B

Foto: El pulpo parece impracticable en tu casa, pero no lo es si sigues esta guía
El pulpo parece impracticable en tu casa, pero no lo es si sigues esta guía

El pulpo a la gallega es una de las recetas más solicitadas de nuestra gastronomía, un plato compuesto por este suculento molusco, patatas, pimentón, un chorro de aceite de oliva virgen extra y sal gorda. Un bocado sencillo pero contundente que ha conseguido traspasar sus fronteras y expandirse a lo largo y ancho de España. Sin embargo, detrás del éxito de esta elaboración también encontramos las muchas propiedades nutricionales que acompañan al pulpo.

El pulpo posee las vitaminas para mantener las funciones cardiovasculares en buen estado

Por ejemplo, es un alimento rico en hierro, selenio y yodo, tres minerales que transportan el oxígeno a las células, los tejidos y los órganos vitales, intervienen en el metabolismo de las proteínas durante la digestión, regulan la energía, refuerzan el sistema inmunológico y protegen contra las enfermedades cardiovasculares. Además, posee vitaminas A, B y C, necesarias para mantener una visión saludable o asegurar las funciones del corazón, el cerebro y el sistema nervioso. Sin olvidar su aporte en ácidos grasos omega 3 y taurina, que actúa como antioxidante, manteniendo a raya múltiples enfermedades.

Por estos y otros muchos motivos, los expertos recomiendan incluir pulpo en nuestra alimentación, quizás no diariamente, pero sus beneficios pueden ayudarnos si degustamos este manjar con asiduidad y bajo el marco de una dieta sana y equilibrada. Lejos de recurrir siempre al ya célebre pulpo a la gallega, os proponemos otras recetas donde el pulpo es el principal protagonista.

Pizza de pulpo a feira

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • Base para pizzas
  • 3 tentáculos de pulpo (ya cocido)
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • Pimentón de la Vera
  • Queso mozzarella

En primer lugar, y como en cualquier otra variedad de pizza, extendemos las dos cucharadas de tomate frito casero sobre la masa y, por encima, la mozzarella desmigada con nuestras propias manos. A continuación, cortamos con unas tijeras los tentáculos de pulpo cocido en rodajas y las distribuimos sobre el queso. Para terminar, cubrimos con una buena cantidad de pimentón y un hilo de aceite de oliva virgen extra. Hacemos la pizza en el horno precalentado a 220ºC durante unos 12 minutos, aproximadamente, o hasta que la masa tenga un color dorado.

Pulpo con alioli de frutas

Ingredientes:

  • Pulpo
  • 4 patatas
  • 5 dientes de ajo
  • 1 pera
  • Zumo de naranja
  • 100 g de uva blanca
  • 2 yemas de huevo
  • 300 g de grasa de oca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimentón

Pelamos y torneamos las patatas con ayuda de un cortapastas. Las confitamos en una cacerola con la grasa de oca, un chorro de aceite de oliva y los dientes de ajo con piel. Dejamos que se confiten a fuego suave entre 15 y 20 minutos. Después, retiramos el ajo y reservamos. Por otro lado, ponemos el pulpo ya limpio en una olla exprés, la cerramos y dejamos que se cocine a fuego medio durante 10 minutos. Mientras tanto, pelamos las frutas y las ponemos en una cazuela pequeña con el zumo de naranja. Las cocinamos hasta que estén tiernas, las trituramos, colamos la mezcla y reservamos.

Para preparar el alioli, majamos en un mortero los ajos confitados y pelados hasta obtener una pasta. Añadimos un buen chorro de aceite y seguimos trabajando con el mortero hasta que se emulsione. Agregamos las yemas de huevo y una pizca de sal y seguimos majando. Por último, incorporamos el puré de frutas. Después, cortamos el pulpo con unas tijeras y lo distribuimos en el plato. Sazonamos, colocamos las patatas confitadas y aliñamos con el alioli de frutas. Por último, espolvoreamos un poco de pimentón.

Pulpo asado a la cerveza

Foto: iStock.
Foto: iStock.


Ingredientes:

  • 1 kg de pulpo
  • 1 copa de brandy
  • 1 litro de cerveza rubia
  • Sal maldon
  • Pimentón
  • Perejil

Lavamos el pulpo, le retiramos los ojos y la boca, y separamos los tentáculos. Aunque también existe la opción de comprarlo listo para su uso y consumo. Colocamos los ocho tentáculos en una bandeja apta para horno, vertemos la cerveza y el brandy por encima y horneamos a 180ºC durante una hora. Cuando esté hecho, dejamos enfriar el pulpo con su jugo en la misma bandeja.

Acto seguido, retiramos los tentáculos de la bandeja y los troceamos. Ponemos pimentón en la base de una fuente y colocamos el pulpo encima. Finalmente, lo condimentamos con la sal Madon y adornamos con una ramita de perejil.

Sopa de ajo con pulpo

Ingredientes:

  • 1 pulpo mediano
  • 4 ajos tiernos
  • 1 cabeza de ajos
  • 60 ml de jerez
  • 100 g de jamón ibérico
  • 400 g de patatas
  • 400 ml de caldo de pescado
  • 1 ramita de perejil
  • Pimentón de la Vera
  • 1 rebanada de pan (de miga espesa)
  • Aceite de oliva

Limpiamos el pulpo y lo congelamos un mínimo de 48 horas. Después, dejamos que se descongele en el frigorífico y lo cocemos en una cazuela con agua entre 45 y 60 minutos hasta que esté tierno. Lo retiramos del agua y dejamos que se enfríe. En otra cazuela, sofreímos el ajo y el jamón ibérico cortado en dados con un poco de aceite. Añadimos el pimentón y, rápidamente, el jerez. Dejamos reducir e incluimos el perejil y el caldo de pescado. Dejamos que hierva suavemente durante 10 minutos y colamos.

A continuación, pelamos las patatas, les damos forma cilíndrica y las cortamos en rodajas de unos 3 centímetros de grosor. Las hervimos y, con el mismo agua, escaldamos después los ajos tiernos. Por otro lado, cortamos la miga del pan en cuadrados de 2 centímetros y los empapamos con la sopa de ajo. En un plato hondo, ponemos la patata, el pan y el pulpo cortado en rodajas finas. Ponemos por encima un poco de ajo tierno y, finalmente, la sopa de ajo.

Recetas Alimentos
El redactor recomienda