Suspiros de novicia: la torrija de emergencia en aislamiento
  1. Gastronomía y cocina
Receta de cuarentena

Suspiros de novicia: la torrija de emergencia en aislamiento

Una versión de la torrija que no te esperas. Cierto es que está en nuestro recetario tradicional, pero su suave textura es una experiencia que nunca antes habías vivido

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Que la pandemia de Covid-19 nos ha complicado la vida sobremanera no es ningún misterio. Nuestro estilo de vida se ha visto completamente modificado y cualquier cosa que pueda subirnos un poco la moral será más que bienvenida en estas semanas que nos quedan de confinamiento.

Ahora, para más inri (nunca mejor dicho), es Semana Santa y lo más típico de estas fechas es ponerse una tarde a hacer unas buenas y completas torrijas. No son pocas las recetas de este dulce tan adorado: tradicionales, con leche, con miel, borrachas o, incluso, de chocolate. Sea cual sea la receta que pretendamos llevar a cabo, nos va a ocupar buena parte de la tarde. Esto no significa que sean complicadas de elaborar, pero sí son laboriosas (como mucho de tres en tres a la sartén, diferentes platos, esperar a que el pan se ponga duro...). Por suerte, para los que somos más impacientes, hay otra receta de Semana Santa, prácticamente idéntica a las torrijas, pero que nos llevará muchísimo menos tiempo, se puede hacer en cantidades más pequeñas y está (aunque esto es discutible) más rica que las torrijas: los suspiros de novicia.

Ingredientes

  • Azúcar
  • Miel
  • Leche
  • Canela
Riquísimas.
Riquísimas.

​​Pan (que no esté duro)

  • Dos huevos
  • Aceite para freír

Elaboración

  1. Templar la leche y diluir en ella el azúcar, añadir una pizca de canela.
  2. Sacar del pan la miga, bañarla en la leche y estrujarla hasta escurrirla del todo.
  3. Cortar un trozo, moldearlo en una bolita, pasarla por los huevos batidos y meterlos en la sartén con el aceite bien caliente.
  4. Una vez doradas, sacarlas y bañarlas en miel.

El truco final

En el caso de que bañarlas en miel no sea nuestra opción preferida (o directamente no tengamos), al igual que las torrijas, podremos espolvorearlas con azúcar.

Leche Azúcar Recetas
El redactor recomienda