El confinamiento ha traído consigo una forma diferente de consumir. Ante la imposibilidad de salir de casa para realizar determinadas actividades que hasta hace un par de meses nos parecían cotidianas, los españoles hemos recurrido al comercio electrónico. De hecho, según Nielsen durante el mes de marzo los canales de venta online de productos básicos o gran consumo han triplicado su velocidad de crecimiento con respecto al mismo periodo antes de las crisis del coronavirus.

Hosteleros, restauradores y otros proveedores del sector de la alimentación también han aprovechado este cambio para reconvertirse y apostar por ofrecer sus productos, a través de sus respectivos ‘marketplace’ y redes sociales. Es el caso del carnicero artesano Rubiato Paredes, quien se ha pasado al ‘ecommerce’ para llevar a la puerta de casa la carne ‘premium’ que antes del decreto del estado de alarma solo se podía degustar en determinados restaurantes de Madrid, Barcelona y el litoral español tales como el grupo Lateral, el madrileño restaurante Zalacaín o los mallorquines Rafa Nadal Academy y Lume & Co.

"Creíamos que era importante que la gente siguiera disfrutando de la mejor materia prima"

Los amantes de la carne podrán elegir entre más de 120 referencias, a través de su web: ya sea de origen vacuno fresco y madurado como chuletones y solomillos, porcino con cortes de cerdo ibérico, cerdo blanco y duroc, así como charcutería y curados, elaborados y precocinados frescos, cordero y ave. Una gran variedad de productos cárnicos y cortes para darse un homenaje en esta ‘nueva normalidad’.

Los pedidos se realizan cómodamente 'online' y en un tiempo límite de 24 horas se reciben en el domicilio (48 horas para las Islas Baleares). Además, ahora existe la posibilidad de probar una selección de cuatro variedades cárnicas para ir abriendo boca. Te contamos cuáles son y algunos consejos para sacarles el máximo partido en la cocina.

1. Chuletón de vaca madurada

¿A quién no se le hace la boca agua con un buen chuletón? Este además es de vaca extra madurada, es decir, con un periodo de maduración de la carne entre 45 y 65 días. La pieza es tierna y con un sabor suculento, en gran medida, por la alimentación a base de pasto de la vaca. Si tienes la fortuna de tener un pequeño jardín o terraza con barbacoa, aprovecha para dar la bienvenida al buen tiempo. Si no, a la plancha, vuelta y vuelta y con sal gorda está igualmente delicioso.

Chuletón de vaca.
Chuletón de vaca.

2. Presa ibérica

Ya sabes aquello de que el cerdo es un animal del que se aprovecha todo. Pues bien, la presa, que forma parte del cabecero del lomo del animal, normalmente adosada a la escápula, es uno de los cortes más sabrosos y jugosos debido a la gran cantidad de grasa intramuscular que hay en esa zona. A esta característica intrínseca contribuye en el sabor la alimentación de bellota en dehesa y la trazabilidad desde el origen de cerdo 100% ibérico de ‘Finura de Ibérico’.

Presa ibérica.
Presa ibérica.

Todo ello permite que sea una carne perfecta para la parrilla o la plancha sin más aderezos que un chorroncito de aceite virgen de oliva extra, sal y alguna especia como pimienta, que no sea muy intensa y respete el sabor de la carne. Si quieres probar algo nuevo, atrévete con un carpaccio. ¡No te decepcionará!

3. Hamburguesa Angus

La carne de vaca de la raza Angus, originaria de Escocia, es considerada de las mejores del mundo por su terneza, sabor, textura suave y cantidad perfecta de grasa infiltrada. Estas en concreto están elaboradas con cortes de diez días de maduración. Su picado es grueso y sin grasas añadidas, lo que le da un aspecto natural y un sabor que es un deleite para el paladar. Puedes probar a elaborar una ‘burger premium’ con pan de mollete, rúcula o canónigos, cebolla frita y queso viejo.

Hamburguesa de Angus.
Hamburguesa de Angus.

4. Solomillos de vaca

Por último, pero no menos importante, el solomillo de vaca. Posiblemente uno de los cortes más exquisitos, ya que es tierna, prácticamente se deshace en la boca y con un sabor que es un festín gastronómico. Este solomillo de vaca cuenta con 15 días de maduración. Hay un sinfín de recetas para disfrutar de esta carne. Desde el clásico Wellington, en un montadito o ‘pintxo’ o en salsa con foie y vino, sea como sea, el éxito está asegurado.

Solomillo de vaca.
Solomillo de vaca.


A grandes problemas, grandes soluciones

Rubiato Paredes es una empresa multicárnica especialista en el vacuno madurado, quien ha visto en esta situación un buen momento para acercar sus productos ‘gourmet’ a todos los ciudadanos. “Siempre hemos colaborado con restaurantes y hoteles ‘premium’ y de calidad; elaborando piezas de carne adaptadas a sus cartas y a las indicaciones de sus chefs. Ahora, con la situación del covid-19 creíamos que era importante no parar y que la gente siguiera disfrutando de la mejor materia prima”, explican desde la compañía.

En sus 50 años de trayectoria han tratado el producto cárnico como un trabajo artesanal. "El corte determina el sabor y por ello, lo hacemos con cuidado, artesanía y exquisitez para que el producto se consuma con una calidad 'premium'", señalan desde Rubiato Paredes. No solo a través de un servicio personalizado, sino también con la garantía del bienestar animal.