El Grupo Paraguas no necesita presentación. El Paraguas, Ten con Ten, Amazónico (en España y fuera), Quintín, Numa Pompilio… Todos y cada uno de los proyectos de este tándem han marcado un antes y un después en la restauración capitalina convirtiéndose en intachables direcciones de moda a las que todo el mundo quiere ir.

Junto al restaurante Aarde, su anterior apertura, inspirado en la cultura y la culinaria africana, los 'reyes Midas' Sandro Silva y Marta Seco apostaron el pasado año por Origen en un precioso espacio contiguo. Este, a modo de ultramarinos contemporáneo, daba protagonismo absoluto a los productos naturales y los más auténticos sabores mediterráneos en venta y en carta.

No es que se trate de un restaurante africano, no, pero sí son llamativos algunos de sus platos e ingredientes. África es la base

La terraza, una de las más bonitas de la plaza de la Independencia, con una vista impagable de la Puerta de Alcalá y apta también para el invierno, sirvió para unir ambos conceptos y reabre ahora bajo esa misma premisa.

No es nada fácil hacerse con una mesa, especialmente en estos días. Si se consigue, al aire libre es posible disfrutar de los grandes éxitos de tintes exóticos de uno y del excelente mercado que es el otro en un menú apetecible desde el mediodía a la noche.

En cuanto al primero, no es que se trate de un restaurante africano, no, pero sí son llamativos algunos de sus platos e ingredientes. África es la base. Para la parte estética y para la gastronómica, que se paladea en vitamínicos platos vegetales y numerosa materia prima de allá, resultado de un trabajo grande de investigación para traerla aquí de forma pionera y que, además, revierte en muchos casos en un bien social. Quizá, por esos tintes inusuales, es el más arriesgado del grupo.

Lasaña chingulugulu del restaurante Aarde.
Lasaña chingulugulu del restaurante Aarde.

Por parte del segundo, lo de toda la vida. Ya su mostrador de bienvenida en el interior fue desde el inicio toda una declaración de intenciones, un expositor de producto, sostenible y de temporada para adquirir 'in situ', llevar a casa o hasta comprar preparado en ricas recetas caseras en formato 'take away'. Casi como si de un puesto de abastos se tratara, con los mejores quesos españoles o franceses, o espectaculares 'mostardas' italianas, o el mejor marisco fresco, o irresistibles encurtidos o fantásticos ibéricos, o hasta caviar junto a los carteles con el plato del día, la tortilla cotidiana o los panes artesanos (servicios aún no disponibles aunque esperan retomarlos en breve, igual que sus desayunos con bollería casera y zumos naturales).

Restaurante Origen.
Restaurante Origen.

En las mesas exteriores, recién estrenada la fase 1 de la desescalada, se puede comenzar con una ensalada de hojas frescas (rúcula y berros) con un aliño de especias etíopes (13 €) y seguir con algo de su apartado de crudos como una buena selección de niguiris y sashimi (6 y 9 piezas, 28 y 31 € respectivamente). Si se quiere ir más 'casual', cualquiera de sus cuatro pizzas tiran de varias de esas delicias de Origen (alcachofa, cecina de wagyu y parmesano, colmenillas…). Si, por el contrario, buscamos profundizar en lo que es Aarde, es imprescindible la lasaña de chingulugulu, la seta comestible más grande del mundo, cocinada estilo ragú y con bechamel de soja (21 €). Lo es también (plato favorito) el arroz jollof, típico del oeste del continente, con carabinero y emulsión de ajo asado (26 €). Entre los pescados y carnes, menos exotismo, exceptuando la cherna del Sahara con vinagreta de miel o el pollo piri-piri (chile africano), pero mucho de ecológico y de trazabilidad (solomillo de rubia gallega, lomo bajo de wagyu chileno…).

Los postres, ojo, son contundentes, sobre todo el baklava turco relleno de pistacho y pera (10 €). Más ligeros son su 'bebida de los dioses', un chocolate con hasta seis especias diferentes que promete afrodisiacos efectos, y sus helados de obrador propio.

Como terraza, es apuesta segura para sorprender y sorprenderse con una animada velada al fresco bajo sus elegantes parasoles y con 'gente guapa' alrededor. Que no es barata, a la vista está. Si merece el capricho, y más después del encierro, que juzgue cada cual. Nosotros decimos 'sí'.

ORIGEN / AARDE

Plaza de la Independencia, 10
Tlfn. 91 088 90 23
Precio medio: 55€