Nuevos artilugios de cocina que te ayudarán a comer sano y rico
  1. Gastronomía y cocina
UN CAMBIO DE VISIÓN

Nuevos artilugios de cocina que te ayudarán a comer sano y rico

Quizás hayas escuchado hablar de nuevos aparatos para cocinar como las deshidratadoras o las vaporeras. Conviene que sepas cómo funcionan y todas sus posibilidades culinarias

Foto: La vaporera se ha vuelto un imprescindible. (iStock)
La vaporera se ha vuelto un imprescindible. (iStock)

Cocinar se ha vuelto diferente a como lo hacían nuestras abuelas. De hecho, los nuevos utensilios de cocina ya no se ciñen a la olla exprés que en su momento supuso una revolución, pues nuevos aparatos como las vaporeras y las deshidratadoras han irrumpido con fuerza y reclaman su espacio en la cocina. Así, otras maneras de preparar nuestro sustento diario se abren paso gracias a ellas. No obstante, es posible que muchos todavía andéis un tanto perdidos. No pasa nada, a continuación os descubrimos cuáles son las herramientas que actualmente triunfan en el ámbito de una alimentación saludable.

¿Deshidratar o no deshidratar?

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Esa es la cuestión. Quizás os animéis definitivamente cuando probéis las hojas de kale deshidratadas, una manera diferente de disfrutar de todo su sabor sin restarle un ápice de sus propiedades. Pero ¿qué es exactamente una deshidratadora? Este aparato nos permite secar los alimentos, pues el agua que contienen acaba evaporándose. Una de las ventaja de esta técnica es que podemos conservar los alimentos durante más tiempo, además de dar rienda suelta a nuestro desparpajo culinario probando diferentes texturas y presentaciones. Lo cierto es que pocos son capaces de intuir el amplio abanico de posibilidades que se abre ante sus ojos con un aparato semejante: chips vegetales, pan sin gluten, carne seca, pasta, barritas de muesli, galletas hechas con la pulpa sobrante de los zumos... Las opciones son infinitas.

Aunque la paciencia es una virtud que debe ir unida a las deshidratadoras pues, a pesar de ser el mejor exponente del slow cooking por trabajar a muy bajas temperaturas, requiere bastantes horas de preparación. No obstante, no hace falta que estemos pendientes, podemos olvidarnos de ella. Algo que no ocurre con el horno o la comida puesta al fuego, que no admiten despistes. ¿Y por cuánto nos sale el capricho? En el mercado podemos encontrar modelos que rondan los 30 euros o aparatos más sofisticados cuyo precio supera los 200 euros.

Vaporera

Gracias a este sistema se logran bocados con una textura más conseguida que el clásico método de ebullición, especialmente en el caso de los pescados. Aunque es cierto que podemos cocinar al vapor en una sartén poniendo la tapa y bajando el fuego al mínimo, el uso de una vaporera eléctrica nos ofrece interesantes ventajas. Una de ellas es que suelen incluir varios compartimentos o bandejas herméticas donde podemos cocinar diferentes clases de alimentos. Así, por ejemplo, podéis destinar uno de estos recipientes a preparar un pescado al vapor, mientras que en los restantes cocináis una porción de arroz, verduras o unas ricas patatas. Como podéis comprobar, este aparato es todo versatilidad.

Licuadora

En los últimos años, tras la eclosión del fenómeno smoothie, muchas personas han decidido preparar sus propios batidos en casa. No obstante, no podemos pensar que todas las licuadoras son iguales, pues existen dos versiones en el mercado: las licuadoras de prensado en frío y las de centrifugado. Pero ¿cuál es mejor? Como en todo, depende de cuáles sean nuestros gustos y prioridades.

Con la deshidratadora podemos conservar los alimentos más tiempo, además de probar diferentes texturas

Así, las licuadoras de prensado en frío suelen ser menos voluminosas que las de centrifugado que, por cuestiones técnicas, necesitan un poco más de cabida. Este detalle es importante porque, en muchos casos, acabarán pasando la mayor parte del tiempo en la encimera de la cocina y no queremos que nos roben el espacio. Por otro lado, la licuadora centrífuga tritura los alimentos a mayor velocidad, destruyendo así parte de sus enzimas; algo que no ocurre con el otro modelo.

La licuadora de prensado en frío también genera más cantidad de residuos, relacionado con un mejor rendimiento, pues es ahí donde residen la mayor parte de sus nutrientes. Mientras que ambas aceptan cualquier tipo de alimentos, especialmente las frutas, las verduras y las hortalizas de hoja verde que suelen integrar estas elaboraciones.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dicho todo esto, quizás necesitéis pruebas palpables de todo lo que podéis hacer con uno de estos artilugios. En Alimente os proponemos que os lancéis a la aventura de la deshidratación, por ejemplo, con la receta que detallamos a continuación:

Crackers de semillas de sésamo y lino

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de semillas de sésamo
  • 3 cucharadas de semillas de lino (que previamente habremos tenido en remojo unas 8 horas)
  • Media zanahoria
  • Unos aros de cebolla
  • Sal marina
  • Orégano al gusto

En primer lugar, trituramos todos los ingredientes con una batidora. En el caso de que queramos que las semillas permanezcan enteras, podemos picar las verduras ya aderezadas y luego mezclar todo a mano con las semillas. Extendemos la masa en la bandeja de la deshidratadora. Podemos echarle imaginación y hacerla con diversas formas. También es recomendable trazar una línea con un cuchillo, que después nos ayudará a cortarla cuando esté hecha. Acto seguido, ponemos la máquina a una temperatura de 42ºC. Necesitaremos entre 14 y 24 horas para obtener unos deliciosos crackers. Este periodo variará en función de nuestros gustos.

Después de esto, no hay que preocuparse por nada más. Una vez concluido el proceso, cortamos la masa con las manos, esas líneas que hemos definido anteriormente nos ayudarán a dividir las porciones, que luego debemos guardar en un tarro.

Zumos Recetas rápidas Veganismo
El redactor recomienda