El verano es sinónimo de buen tiempo, sol, piscina, vacaciones y ¡helados! Sí, son esos maravillosos y refrescantes clásicos que nos hacen recordar nuestros mejores veranos de la infancia, los días de playa y de chiringuito, nos ayudan a combatir las más altas temperaturas y son el postre perfecto después de cualquier comida. ¿Te imaginas un verano sin ellos?

Porque nosotros no. Por eso, hemos encontrado 5 heladerías de Madrid ideales para todos los gustos y personas, porque la oferta es cada vez más amplia y variada, y no podemos parar de pensar en ellos. Los hay de diferentes formas: de polo, en cucurucho, en tarrina, en galleta; sabores: dulces, de frutas, de cóctel; e ingredientes: veganos, sin lactosa, sin gluten… Si eres de los que no puedes vivir sin ellos y disfrutas tomándolos a cualquier hora del día, te dejamos estas diferentes y explosivas propuestas que te harán el verano aún mejor.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

LOCO POLOS

Llegados de San Sebastián, su lugar de origen, Loco Polos aterriza en la capital para convertirse en la alternativa al helado tradicional más refrescante del verano. Una heladería con una amplia variedad de polos saludables, sabrosos y sin artificios en su elaboración, con opciones para veganos e intolerantes a la lactosa. Pero ¿qué es lo que los diferencia de los típicos polos de toda la vida? Su relleno. Están elaborados a partir de mermeladas y cremas de sabores, lo que hace que su textura, además de ligera, sea cremosa. Entre los que más triunfan se encuentran: el polo de ferrero con relleno de avellana y chocolate, el de mango con fruta de la pasión, el de kinder con relleno de avellana o el de tarta de queso con relleno de frambuesa.

Y esto no se queda aquí. Han innovado tanto que los más atrevidos disfrutarán deleitándose con sus polos sabor cóctel (mojito, gin-tonic, piña colada, sangría, Martini, daiquiri y Bailey’s), polos calientes (envueltos en hojaldre) y hasta gofres artesanos con forma de polo. ¿Vas a quedarte sin probarlos?

En Mesonero Romanos, 10

LA COMEDIA

Inspirada en el Paraíso de la 'Divina Comedia' de Dante Alighieri, y como no podía ser de otra manera, esta heladería italiana es una delicia para todos los sentidos. Al más puro estilo italiano, Cristina, la maestra heladera, elabora cada día helados artesanos con ingredientes frescos, sin conservantes ni colorantes. Y sí, también hay opciones para veganos, celiacos y son aptos para intolerantes a la lactosa. Entre sus sugerencias, te invitamos a rozar el cielo de Paradiso con helado de cremino de avellanas con chocolate, o el Inferno con la versión de red velvet, en sus helados más gourmet. Aunque también podrás elegir opciones más clásicas para todos los días como el de stracciatella o deleitarte con los frutos del paraíso (elaborados con un 40% de fruta sin lactosa). El mejor sitio de Madrid donde pecar está perdonado.

En General Pardiñas, 7

Foto: iStock.
Foto: iStock.

ROCAMBOLESC

Es la propuesta más dulce de Jordi Roca, quien, junto a su mujer Ale, abrió este espacio para transformar los postres en helados. Pero no es una heladería cualquiera. Su filosofía está basada en hacer lo que les apasiona y en ello está implicado un gran equipo de profesionales, desde reposteros hasta diseñadores gráficos, para dar la mejor forma y textura a sus creaciones.Y es que el cariño y la dedicación lo dice todo en ellos. Además de ser helados gourmet, también son artesanales y han elaborados 6 únicos sabores, como nunca antes habías probado, que te transportarán a los momentos más felices de tu niñez: chocolate, manzana asada, dulce de leche, vainilla, sorbete de mandarina con fruta de la pasión o sorbete de piña y coco. Y por si fuera poco, la creatividad de sus polos son de otro mundo.

Podrás comerte el oso y el madroño (sorbete de ciruela de arbusto y melocotón), el dedo de Colón (sorbete de chocolate, aceite y sal), sentir el poder de la fuerza oscura saboreando el rostro de Darth Vader o un Icephone (yogur, regaliz y lima), sí, como lees. O si eres de los atrevidos y te gusta innovar, te recomendamos Panet, pan brioche con helado y los toppings que más te gusten.

En El Corte Inglés, 7a planta, Serrano, 52

ZUCCARU

Con amor, desde Sicilia, esta heladería abierta en 2017 y situada en pleno centro de Madrid nos ha robado el corazón, y no porque surja de la unión de un madrileño y una siciliana. Sus 'gelatos' son artesanales y 100% naturales, usan leche de granja bio y productos de temporada, respetando el ciclo natural de la fruta, por lo que el sabor está asegurado y el color es inigualable. Además, es otra de las heladerías aptas para celiacos, veganos e intolerantes a la lactosa. Siguiendo las características de sus helados, sus postres también destacan por sus genuinos sabores y por sus ingredientes sostenibles, todo acorde a las estaciones. Tartas, bizcochos o galletas artesanales para que sus clientes disfruten también en las épocas más frías. Por lo que si estás tan comprometido por la sociedad como ellos, esta es, sin duda, tu heladería para este verano y el resto del año.

En Vergara, 16 y en Palafox, 20

MISTURA

Es una de las heladería que más éxito tiene en la capital, por lo que seguro ya has oído hablar de ella. Motivados por hacer un concepto de heladería diferente, sus fundadores lo han conseguido, tanto por su ambiente moderno, joven y acogedor, como por la mezcla de sabores y texturas únicas que aúnan un resultado excepcional. Además, si eres de los que le gusta llevar un estilo de vida saludable y la calorías son todo un problema para ti, aquí no tienes de qué preocuparte.

La clave de su éxito reside en una elaboración artesanal con productos cien por cien naturales, bajos en grasas y azúcares, más saludables que los convencionales de toda la vida, a los que se les puede añadir todo tipo de toppings por encima. Como recomendación, y si eres de los indecisos, el helado estrella es el de pistacho de Bronte (Sicilia), fruto seco de calidad cultivado en la ladera del volcán Etna. Ricos, sabrosos y saludables ¿Alguien da más?

En Augusto Figueroa, 5 (y en otros establecimientos)