Verano, calor, aire libre… y barbacoa. Tras una primavera atípica, llena de renuncias y de ausencias, este verano más que nunca queremos poder reencontrarnos con los nuestros, disfrutar a su lado y compartir junto a ellos momentos y celebraciones. Sí, nunca como ahora hemos deseado tanto reunirnos y saborear en familia o con amigos los pequeños placeres de la vida. Uno de esos momentos es la barbacoa. Si vamos a tener invitados, querremos sorprenderles y agasajarles; para ello, el punto de partida debe ser elegir la mejor materia prima, esa que dará un toque diferencial a nuestra barbacoa: carne fresca de ibérico.

Nadie duda que el cerdo ibérico es una de nuestras señas gastronómicas de identidad, y así se reconoce en todo el mundo, pero resulta curioso que, en España, cuando hablamos de ibérico tendemos a pensar solo en jamones y embutidos, sin caer en la cuenta de que su carne fresca es también una delicia para el paladar. Del mismo modo que distinguimos un jamón ibérico de otro de cerdo blanco, también los diferentes cortes de carne fresca de ibérico tendrán una marcada diferencia, tanto en lo que se refiere a textura como a palatabilidad.

Otro punto de interés es el tipo de corte que queremos elegir. Es frecuente que nos hayamos acomodado a los cortes clásicos, como el solomillo o el lomo, pero es importante ir más allá y descubrir otras opciones algo más desconocidas. Para ello, Finura de Ibérico —la marca de ibérico fresco de referencia en España— ha diseñado un pack gourmet con una selección de diez cortes prémium: presa, pluma, solomillo, abanico, secreto, papada, lágrimas, entrecot, chuletón y lomo ibérico. Cada uno de estos cortes tiene su propia textura y diferentes matices organolépticos, que harán las delicias de nuestros invitados.

Cerdo ibérico. (Rubiato Paredes)
Cerdo ibérico. (Rubiato Paredes)

En cada pack de Finura de Ibérico encontrarás los siguientes 10 cortes:

  • Presa. Extremadamente veteada y tierna, oscura y de sabor potente, la presa es para muchos el corte más preciado del ibérico.
  • Pluma. Con un veteado medio, se trata de un corte de gran ternura y finura, perfecto tanto a la plancha como a la parrilla.
  • Solomillo. Igualmente tierna, se trata de la pieza más magra del ibérico. Su sabor suave la hace perfecto para cocciones lentas.
  • Entrecot. Con un grosor que lo hace suculento, sorprenderá por su potente sabor y su ternísima textura.
  • Abanico. Menos conocido que otros cortes, procede de la punta del costillar y se caracteriza por su sabor, jugosidad y enorme melosidad.
  • Secreto. Popularizado en los últimos años, este corte presenta un fuerte veteado y una textura extremadamente jugosa.
  • Papada. Su intenso sabor, lleno de matices, combina con una textura suave en un filete finísimamente entreverado. Perfecto a la brasa.
  • Lágrimas. Esta delicia gastronómica, procedente del costillar, presenta un sabor intenso y una textura melosa. Excepcional.
  • Chuletón. Para los amantes de una experiencia carnívora total, un chuletón grueso, intenso, tierno y aromático.
  • Lomo ibérico. Descubrirás que el lomo puede tener una jugosidad única, además de un sabor intenso y limpio con su fino veteado.

Para que podamos disfrutar de esta experiencia única, Finura de Ibérico se ha aliado con Club Rubiato Paredes, el carnicero artesano por excelencia del sector de la restauración y de la hostelería de Madrid, Barcelona y el litoral español. Recordemos que, debido al estado de alarma y al confinamiento, Rubiato Paredes decidió estrenar un 'marketplace' de productos cárnicos prémium. El éxito de este lanzamiento, así como el interés que ha suscitado en los consumidores un producto de proximidad como es el cerdo ibérico, ha propiciado que ahora ambas marcas se alíen para facilitarnos sus diferentes posibilidades gastronómicas.

Gracias al 'marketplace' de Rubiato Paredes, ahora podemos pedir 'online' esta selección de cortes de Finura de Ibérico, de forma que nos llegará a nuestro domicilio con toda comodidad, en las mejores condiciones de frescura y sin tener que desplazarnos. Esta alianza gourmet será la garantía de que nuestras barbacoas de este verano sean un auténtico placer para nuestros invitados. Y, también, todo un descubrimiento.