Prepara un mojito de 10 con los consejos de Adal Márquez
  1. Gastronomía y cocina
Cóctel

Prepara un mojito de 10 con los consejos de Adal Márquez

Un verano sin tomarse, al menos, uno es como no haber salido del invierno. Es delicioso y refrescante cuidando las proporciones. Guía Repsol ofrece los consejos del jefe de barra de la mítica coctelería Boadas. Éxito asegurado

Foto: Foto: Yoana Salvador.
Foto: Yoana Salvador.

Hemos de admitirlo, somos unos fenómenos preparando sangría, pero pinchamos habitualmente a la hora de enfrentarnos a este delicioso cóctel caribeño: demasiado azúcar, la hierbabuena se mastica y el ron que tengamos a mano.

Para preparar un mojito realmente bueno, hay que tener presente dos claves: mucho hielo y sabor agridulce.

Con ron blanco, lima, azúcar, menta o hierbabuena y soda, mezclados siguiendo los consejos de Adal Márquez, jefe de barra de la mítica coctelería Boadas, en Barcelona, es difícil no conseguir un mojito de diez.

Guía Repsol revela las reglas básicas :

  • El mejor ron: el mojito debe hacerse con ron blanco y no oscuro. "Debe ser un ron blanco cubano y seco, que no sea demasiado dulce –explica Adal Márquez–. Puedes usar uno que tenga como máximo tres años".
  • Azúcar: igual que con el ron, es mejor tirar hacia el blanco. Mucha gente usa azúcar moreno para darle color pero "el azúcar moreno en realidad está teñido con melaza, aunque no la lleva", dice Márquez. No te pases con el azúcar, debes poner dos cucharaditas y no más, porque si no acaba dando más sed de la que debería quitar.
  • Hielo: el mojito realmente se hace con hielo roto (parecido al pilé, pero no es ese exactamente). Intentar evitar hielo en cubitos y en polvo. Lo ideal es romper uno mismo el bloque de hielo con un martillo e ir usando los trozos.
  • Menta (mejor hierbabuena): debe estar presente en hojas enteras, por lo que no hay que machacar las hojas. O bien le damos unos pequeños toques en el mortero girando la muñeca o, antes de echarla en el vaso, le damos una palmada para que suelte el aroma de sus aceites esenciales.​
  • Zumo de lima: debe ser recién exprimido.
Foto: Shutterstock.
Foto: Shutterstock.

Ingredientes

  • 25 ml de soda
  • 2 cucharaditas de azúcar blanco
  • 30 ml de zumo de lima recién exprimido o media lima en cuatro trozos
  • 40 ml de ron blanco cubano
  • 8 o 10 hojas de menta fresca o hierbabuena
  • Hielo picado

Elaboración

En un vaso alto y ancho (se llaman tipo Collins), echar el zumo de lima o los cuatro trozos de lima. Añadir el azúcar y con el mortero presionar suavemente para extraer el zumo de la lima si la has echado entera. Remover hasta que el azúcar se disuelva completamente. Después, echar las hojas de menta o hierbabuena al vaso, pero antes darle una palmada para que suelten el aroma. Se puede presionar un poco más con el mortero pero sin romperlas, solo acomodándolas.

Echar hielo hasta que llegue a la mitad del vaso. Verter el ron y remover suavemente. Acabar de llenar el vaso con hielo y echar la soda. Adornar con una ramita de menta o hierbabuena. Finalmente, ponerle una pajita (¡reutilizable!) para evitar la menta.

Truco

Adal Márquez asegura que el truco es disolver bien el azúcar: "Hay que disolverlo con el zumo de lima, nunca echar el alcohol antes de haberlo disuelto. El alcohol cristaliza el azúcar, que acaba quedando ácido, y ese es el motivo por el que algunos mojitos tienen azúcar hecho un bloque en el fondo".

​​[Pinche aquí para ver las recetas Repsol anteriores]

Coctelería Azúcar
El redactor recomienda