De Castellón a Huelva comiendo delicioso pescado a pie de playa
  1. Gastronomía y cocina
Gastronomía marinera

De Castellón a Huelva comiendo delicioso pescado a pie de playa

Gambas, calamares, sardinas y salmonetes a la plancha, directos del mar a la mesa. Siete establecimientos repartidos a lo largo de la costa de este a oeste que son un verdadero homenaje para los sentidos

Foto: Foto: Restaurante El Peñón
Foto: Restaurante El Peñón

Los chiringuitos son (sobre todo) para el verano, cuando la brisa marina refresca el ambiente y apetece como nunca unos espetos de sardinas, unas gambas a la plancha o calamares a la brasa. Auténticos manjares que no ecllipsan a otros pescados más nobles,como el rape o el lenguado. No siempre es fácil escoger entre los cientos de establecimientos que jalonan el litoral español; la siguiente selección es un excelente punto de partida (y apuesta segura).

Roca Platja

El Restaurante Roca PlatjaPeñíscola representa fielmente la gastronomía local. Situado en primera línea de playa y de gestión familiar, encabezada por Antonio Bayarri, cuenta con un salón climatizado y muy buenas vistas a la bahía. Practica una clara cocina marinera basada en el recetario de la zona con el producto que adquieren en la subasta que se celebra cada tarde en la Cofradía de Peñíscola.

Para empezar resulta interesante el pulpo de la lonja que preparan tanto guisado como a la plancha, los langostinos o unos chipirones. En cuanto a los pescados, la casa trabaja bastante el rape que elabora de varias formas. Este pescado lo cocinan como ali pebre, un guiso típico del mediterráneo que antaño los marineros hacían con las piezas menos demandadas en la venta. También preparan el suquet de peix, lo que en el norte se conoce como caldereta, con pescados y mariscos.

Avenida del Papa Luna, 20. Peñíscola (Castellón)

El Faro

Esteban Jorquera es un veterano hostelero de Águilas que lleva con el restaurante El Faro 25 años. Ubicado frente a la tranquila playa de Poniente, dispone de unas buenas instalaciones entre las que destaca su amplía y cómoda terraza. Jorquera apuesta claramente por el producto local como la gamba de Aguilas que la considera de insuperable calidad y muy bien tratada por los pescadores y empleados de la cofradía local, pero que, sin embargo, no cuenta con la fama de otras como la de La Garrucha.

Foto:Cigala
Foto:Cigala

En el Faro la preparan a la plancha, salvo las pequeñas que las ofrecen cocidas. Muy bueno también el camarón que se suele pedir como entrante, cocido y al centro de la mesa. En cuanto a pescados resulta muy interesante el gallo San Pedro frito con ajos o a la murciana que consiste en una especie de pisto como acompañamiento. También el mero, la pescadilla o el atún pueden constituir una alternativa.

José María Pereda s/n. Águilas (Murcia)

El Peñón

El Peñón comenzó como un chiringuito en los años 50 que vendía espetos y bebidas a los turistas. Con el paso del tiempo fue creciendo hasta convertirse en un restaurante que actualmente gestionan el chef del establecimiento, Daniel Gómez, y sus primos, Judhit y Francisco. En un marco incomparable, con vistas al mar y al castillo de Salobreña, este histórico local se ha convertido en toda una institución de la Costa Tropical.

Trabajan producto salvaje que compran a diario en la lonja de Motril y preparan, en su mayoría, a la brasa. Destacan el pulpo que cuelgan por la cabeza y asan entero con un espeto especial colocado en vertical y la sardinas, estas espetadas de forma horizontal. Los pescados grandes como el pargo, el sargo, la breca o el calamar también se colocan en vertical. Incluso se atreven a preparar langostinos espetados.

Paseo marítimo. Salobreña (Granada)

El Nido

El Nido es un chiringuito con una excelente ubicación a pie de playa La Serena en Roquetas de Mar, lo que no le impide trabajar con producto de calidad y cercanía. Negocio bien atendido que comanda Jesús Plaza desde hace 13 años y que, en palabras de su propietario, realiza una cocina de mercado y sin camuflajes.

Producto en su mayoría procedente de la lonja de Almería capital y Roquetas de Mar, puertos en los que desembarca mercancía de muy alta calidad merced a la riqueza del mar de Alborán. Gamba roja y blanca, cigalitas, y camarón pueden constituir un buen comienzo. En pescados, el gallo Pedro frito sin más aditamentos que el aceite de oliva y la sal o el mero, extraordinarios en esa zona, que preparan con la cabeza frita y el cuerpo troceado a la plancha pueden resultar una buena continuación. Con el atún aprovechan para realizar alguna irrupción en la cocina peruana elaborando ceviches.

Paseo del Mar, 19. Roquetas de Mar (Almería)

Rompeolas

Entre el puerto de La Caleta de Vélez y La Mezquitilla se encuentra el municipio de Algarrobo. Cuenta con una playa de casi 1 km de longitud con el distintivo bandera azul. Al lado de ella, en una situación privilegiada, el Rompeolas lleva más de 50 años. Mari Trini Campos dirige este negocio familiar y su prima, Fabiola, está al cargo de la cocina. Producto fresco que compran en la subasta de la Cofradía de Pescadores de La Caleta y muy buena mano para el pescado espetado.

Espetos sardinas
Espetos sardinas

Trabajan a diario la brasa y las especies cambian en función de la pesca del día. No obstante, las sardinas, los boquerones, la pata de pulpo y el calamar no suelen faltar en este establecimiento. En tallas mayores, el pargo y la breca suelen disponer habitualmente de ellos. También algunos pescados, como el lenguado, lo trabajan a la plancha, al igual que algunos moluscos.

Paseo Marítimo de Algarrobo Costa. Algarrobo (Málaga)

Las Rejas

En el pequeño núcleo de El Lentiscal, muy cerca del largo arenal de playa Bolonia, está situado el restaurante Las Rejas, que gestionan los hermanos Domínguez Lumbreras. José Domínguez se encarga cada mañana de comprar el producto en la lonja de Barbate donde adquiere, por encima de todo, calidad sin que el precio constituya un obstáculo. Ahora principalmente compra salmonetes, bocinegros, urtas, lenguados e, incluso, el día que hablamos también había obtenido hasta un bogavante y alguna centolla. Los salmonetes- habitualmente de más de medio kilo- y los borriquetes que preparan fritos o bien a la espalda con una cama de sal gruesa son las estrellas en esta época.

Para empezar pueden elegir entre unas croquetas de chocos en su tinta, las tortillas de camarón, o las gambas y cigalas cocidas. Otro plato destacado es el lomo de atún con manteca de cerdo acompañado de unos pimientos asados.

El Lentiscal. Bolonia (Cádiz).

La Sardina

En el municipio onubense de Isla Cristina, en la pequeña playa de Camino Santana, se alza este chiringuito que dirige Isidora García (Dori) también propietaria del restaurante La Sal en la misma zona. Producto extraordinario, tratado con sumo cuidado, como no podía ser de otra manera en una familia de tradición marinera. Los materiales proceden de la lonja de Isla Cristina en su totalidad con las sardinas a la plancha como plato protagonista, aunque también preparan lenguado y dorada con esta técnica. Además ofertan otros tipos de pescados de la zona, en este caso fritos, como los boquerones, las acedias, las puntillas, los chocos y la pescadilla. Las gambas y cigalas las presentan cocidas.

Chiringuito, en suma, con un éxito notable que antes era autoservicio, pero ahora debido a las medidas decretadas por el Covid realizan el servicio en mesa.

Playa Camino Santana. Isla Cristina (Huelva)

Pescado blanco Pescado azul Restaurantes
El redactor recomienda