Cuatro postres veggies dulces, con fruta y refrescantes
  1. Gastronomía y cocina
Recetas

Cuatro postres veggies dulces, con fruta y refrescantes

Hay vida más allá del melón y la sandía. Nadie les niega su excelente calidad nutricional y dietética, pero otras opciones no son excluyentes: son también vegetales, ligeras al paladar y sencillas de preparar

Foto: Foto: Panna cotta con melocoton
Foto: Panna cotta con melocoton

El verano está para ser disfrutado y se asocia a una época de excesos. Sin embargo, las tendencias están cambiando, y cada vez hay más personas que apuestan por una alimentación sana y sostenible. El consumo de fruta aumentó durante el confinamiento, con cerca del 70% de los ciudadanos que incluyeron más fruta y verdura en su dieta, según el estudio ‘Nuevos Hábitos Saludables’ elaborado por la compañía Upfield, y la gran mayoría tenía la firme intención de seguir con una alimentación más saludable post-cuarentena.

Este verano, con margarina totalmente basada en plantas, y añadiendo fruta al gusto, las ganas de dulce pueden ser una excusa perfecta para seguir cuidándose sin renunciar al sabor.

Aquí van cuatro deliciosas recetas, para ir abriendo boca

Crepes con naranja: refresca tu paladar

La crepe, originaria de Bretaña, al oeste de Francia, se ha convertido en una comida de culto a nivel mundial. Tal es su éxito que los franceses le han dedicado el 2 de febrero, la fiesta de La Chandeleur (de la Candelaria), en el que la tradición es cocinar y, por supuesto, comer crepes. Cuantas más, mejor.

La versatilidad de las crepes las hace ideales para cualquier momento del día: desayuno, postre, merienda, cena o recena, ya sean dulces o saladas. Para conseguir una versión más veggie, basta con preparar la base con ingredientes vegetales como la margarina y, además conseguirás que queden más esponjosas.

Foto: Crepe de naranja
Foto: Crepe de naranja

Este verano, anímate a rellenar tus crepes con una deliciosa crema de naranja, un punto cítrico y refrescante que combina a la perfección con chocolate negro.

Ingredientes

Para las crepes

  • 50 gramos de margarina
  • 125 gramos de harina de trigo
  • 125 gramos de harina de maíz
  • 2 huevos
  • ½ vaso de leche
  • 1 vaso de agua
  • 1 pizca de sal

Para la salsa de naranja

  • 50 gramos de margarina
  • 4 naranjas
  • ½ vaso de azúcar
  • ½ vaso de agua
  • ½ cucharaditas de canela molida
  • 3 cucharadas de pasas
  • 125 gramos de harina de trigo
  • 125 gramos de harina de maíz

Preparación

1. Para las crepes: mezclar en un bol las harinas, el agua, la leche, los huevos y una pizca de sal. Bate.

2. Derrite margarina en la sartén y enfríala. Añade la mezcla anterior y bate de nuevo.

3. Vierte una capa fina de masa en una sartén caliente. Fríe la masa por ambas caras hasta que se doren.

4. Para la salsa de naranja: pela las naranjas, quita las semillas y córtala en trozos. Hierve el azúcar en un cuarto de vaso de agua en una sartén. Añade las naranjas.

5. Añade la canela y las pasas. Lleva a ebullición. Mezcla las harinas con otro cuarto de vaso de agua fría y vierte en la crema de naranjas. Mientras, remueve para que la mezcla se haga más densa.

6. Coloca una cucharada de la crema de naranjas en cada tortita, extiéndela y enrolla o dobla en forma de servilleta.

Mugcake con limón: adiós horno, hola microondas

Los bizcochos apetecen en cualquier época del año, pero encender el horno en pleno verano es un suplicio. Además, es complicado encontrar cocinas equipadas en casas de veraneo y lugares de desconexión. Y aquí es donde entra en juego el microondas, tu aliado este verano para que no tengas que renunciar a un buen postre.

Los mugcake o bizcochos a la taza se pusieron de moda en Estados Unidos y ya están arrasando en las redes sociales por ser una opción fácil, rápida y perfecta para un antojo. Introduce limón a la preparación y convierte tu mugcake en un postre ligero y muy refrescante.

Ingredientes

Zumo de 1/2 limón

  • ralladura de limón entero
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 25 gramos de margarina para untar
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 1/4 de cucharadita de levadura química
  • Opcional unas gotas de aroma de limón y colorante amarillo

Preparación

  1. Utilizar una taza grande y ponemos la margarina con azúcar. Dejamos en el microondas unos 10 segundos o menos hasta que se derrita. Mezclamos bien para que se disuelva el azúcar con la margarina.
  2. Añadimos el zumo, la ralladura, el huevo y batimos bien. Luego agregamos el colorante o aroma si decides usarlo.
  3. Luego integramos la harina y levadura hasta que quede una pasta lisa y homogénea, sin grumos.
  4. Llevamos al microondas entre 1 minuto y 1 minuto y medio dependiendo del microondas. Pinchamos con un palillo para ver que esté hecho por dentro y ponemos unos segundos más si es necesario.
  5. ¡Listo para servir! Se puede decorar con frutos secos, margarina líquida para montar o un glaseado de limón preparado con azúcar glass y unas gotas de zumo.

Panna cotta veraniega con melocotón

La Panna cotta es todo un clásico de la repostería italiana. De sabor dulce y envolvente, este verano versiónala con nata plant-based y una fruta de temporada: el melocotón. Conseguirás un postre cremoso y suave, y el melocotón le aportará un toque de acidez y frescor. Al servirse frío es ideal para estos meses y su preparación es sencilla. Para decorar, puedes añadir unas rodajas de melocotón y acompañarlo con frutos rojos para darle color y sabor.

Ingredientes

  • 300 ml de margarina líquida para montar 19%
  • 225 ml leche entera
  • 50 g azúcar
  • 4 ml esencia de vainilla
  • 4 hojas de gelatina de 1.8 g
  • 250 g melocotón
  • 100 g azúcar
  • 50 ml agua
  • 0,5 g jengibre molido
  • 1 hoja de gelatina de 1.8 g

Preparación

  1. En un bol con agua fría hidratamos la hoja de gelatina unos 10 minutos.
  2. Trituramos los 250 g de melocotón con el agua y cortamos algo más de melocotón a dados pequeños para añadirlos al final de la cocción.
  3. En un cazo incorporamos la mezcla, el azúcar y cocinar durante unos 10-15 min (incorporamos los daditos en los últimos minutos de cocción).
  4. Retiramos del fuego y cuando esté tibio añadimos la gelatina (escurrida), el polvo de jengibre y dejamos en el frigorífico.
  5. En un cazo, calentamos la leche y la margarina para montar incorporando el azúcar y el aroma de vainilla.
  6. Cuando esté caliente (no hirviendo) ponemos el contenido del cazo en una jarra, añadimos las hojas de gelatina (bien escurridas) y mezclamos bien para que se disuelvan.
  7. Colocamos los recipientes en una bandeja, rellenamos hasta la mitad de panna cotta y lo metemos al frigorífico.
  8. Pasados unos 45 minutos, para el núcleo de mermelada, incorporamos una cucharada pequeña en el centro de cada recipiente, terminamos de cubrir con la panna cotta restante, tapamos con papel film y dejamos en el frigorífico.
  9. Para desmoldarlo sumergimos los recipientes casi enteros en un bol con agua muy caliente unos 15-20 s (depende del material del mismo).

Helado, ahora de plátano

Sería un sacrilegio no incluir una receta del postre veraniego con mayúsculas. No es exageración afirmar que el verano no empieza de forma oficial hasta que no te comes el primer helado. Este año, anímate con el ingrediente que está revolucionando los helados caseros: el plátano.

Foto: Polos de plátano
Foto: Polos de plátano

Una fruta, que además de nutritiva y saciante, le aporta mucha cremosidad y se puede mezclar con otras frutas para conseguir nuevos sabores. En tan solo 5 minutos, tendrás un helado para degustar que nada tiene que envidiar a los preparados. Tan fácil como batir en minipimer plátano congelado y nata para montar. Si el hambre aprieta, puedes comerlo al momento con cuchara y en textura mousse, o congelarlo durante unas 4 horas y disfrutarlo como un helado de tarrina o un polo.

Ingredientes

  • 100 g plátano pelado
  • 100 ml margarina líquida para montar
  • 100 ml leche condensada

Preparación

  1. Pelar, trocear y congelar el plátano. Colocar todos los ingredientes en un procesador y triturar.
  2. Homogeneizar bien y llevar al congelador durante 4 horas.
  3. Antes de servir, atemperar unos 20 minutos.

Postres Fruta Recetas
El redactor recomienda