La Rioja: los platos que no puedes perderte en esta comunidad
  1. Gastronomía y cocina
no solo tienen vino

La Rioja: los platos que no puedes perderte en esta comunidad

La cultura culinaria de esta región se caracteriza por su sencillez y el aprovechamiento de los ingredientes locales para crear platos contundentes y sabrosos

Foto: Viñedo San Vicente de la Sonsierra. iStock
Viñedo San Vicente de la Sonsierra. iStock

La Rioja es una región muy conocida por sus vinos, pero también por una gastronomía sencilla y sabrosa que cuenta con una serie de platos únicos y muy especiales. Estos suelen emplear los ingredientes típicos de la tierra, como la carne de ternera o cordero criados en la zona o verduras como las alcachofas o las borrajas. En Alimente vamos a realizar una recopilación de las elaboraciones que no os podéis perder si viajáis a La Rioja y queréis probar lo mejor de su cultura culinaria.

Patatas a la riojana

Foto. iStock
Foto. iStock

Su nombre deja claro de donde procede y es uno de los platos más típicos y solicitados de la región. Una receta sencilla que resulta en un guiso sabroso y contundente. La patata, cortada en dados o en cachelos, y el chorizo en rodajas son los dos protagonistas, pero no se pueden dejar de lado la cebolla, el ajo, el pimiento choricero, el pimentón y el laurel que se utilizan para el sofrito y la posterior cocción de todos los ingredientes. Además, no hay nada más tradicional que disfrutar este plato en una cazuela de barro.

Pochas con codornices

Las pochas son una variedad de alubia blanca típica de La Rioja y otras regiones norteñas, con las que se elaboran algunos platos muy típicos de la zona. Un ejemplo son las pochas con codornices, un guiso básico de tomate, pimientos verdes, ajo y cebolla al que se le añaden las citadas legumbres y las codornices, que han sido fritas ligeramente antes de mezclarse con el resto de ingredientes. Un bocado muy intenso que empapa la carne de ave con un suculento sabor agrícola.

Chuletillas al sarmiento

Foto. iStock
Foto. iStock

En este plato se combina el uso de carnes locales, como el cordero, y las vides secas de las uvas, también conocidas como sarmientos. A la carne se le añade sal y se pone encima de una parrilla sobre unas brasas hechas con la gravilla de dichos sarmientos. Una vez cocinadas por ambos lados, ya se pueden servir. Aunque también podemos regar las chuletillas con vino blanco o tinto para que ganen un punto de sabor y queden más jugosas. Un plato típico de reuniones y celebraciones familiares que también se puede encontrar en los asadores de esta comunidad.

Patorrillo

Este es uno de esos platos tradicionales, jugosos y grasientos que tanto atraen a los amantes de la casquería. Se prepara utilizando tripas y patas de cordero, enrollando ambas para crear la forma de una madeja. También se hierven para que queden blandos y van acompañados con una salsa de cebolla, ajo, tocino, chorizo y pimentón que los llena de sabor.

Peras al vino

Foto. iStock
Foto. iStock

La tradición viñera de la cocina riojana ha provocado que el vino tinto se use también para elaborar postres tan comunes como este. Una elaboración sencilla pero resultona que hace uso de los mejores productos de la tierra. Basicamente, consiste en peras cocidas en vino, agua y canela, a las que posteriormente se les añade azúcar para terminar la cocción y que se endulcen generando un almíbar en torno a ellas. El resultado es sumamente apetitoso y se pueden tomar solas o acompañadas de nata o crema pastelera.

Mazapanes de Soto

El mazapán, de origen árabe, es uno de los dulces más típicos de España, pero en la Rioja es posible encontrar una variedad autóctona muy extendida: la que se elabora en la localidad de Soto en Cameros. Se prepara con almendras y azúcar, como la receta original, aunque también utiliza limón, almendras amargas, obleas y un almíbar en el que se bañan antes de ser horneados. Así acaban obteniendo un sabor y un aspecto diferentes a los que encontramos en el resto del país.

Gastronomía española Ruta gastronómica
El redactor recomienda