La riqueza de los bulbos braseados con queso azul de Rosa Tovar
  1. Gastronomía y cocina
Propiedades del tubérculo

La riqueza de los bulbos braseados con queso azul de Rosa Tovar

De la mano de Rosa Tovar, Alimente se reencuentra con este tubérculo tan apreciado en Levante y Cataluña, que sirve para mucho más de lo que pensamos

placeholder Foto: Nabos braseados con queso azul. Foto: Rosa Tovar.
Nabos braseados con queso azul. Foto: Rosa Tovar.

El nabo, de nombre científico brassica rapa cuyo origen se sitúa entre el Mediterráneo y Eurasia, es la raíz carnosa de una planta de la familia de las brasicáceas, antes también crucíferas, y a la que pertenecen todas las coles, la ruca o rúcola, la mostaza, el rábano picante, el rabanito, el daikon japonés, el wasabi y la colza, entre otras muchas. Se comen asimismo como hortaliza las hojas que se levantan sobre el nabo, lo que llamamos grelos o nabiza en España.

De la mano de la escritora Rosa Tovar, nos acercamos a la receta de rábanos braseados con queso azúll de la mano de la Guía Repsol

Ingredientes (4 personas). Tiempo elaboración: 60 minutos

  • ¼ de l de fondo de caldo de vaca o cerdo
  • 100 ml del mismo aceite
  • 1 y ½ k de nabos tiernos e iguales
  • 4-5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 75 g de queso azul (Cabrales, Valdeón, de la Peral)
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

Pelar los nabos. Dependiendo de si son redondos o alargados cortarlos en trozos iguales y redondear las aristas de cada corte. En una brasera o cazuela proporcionada para que quepan los nabos sin amontonarse mucho calentar las cucharadas de aceite. Echar los nabos, darles varias vueltas y añadir el caldo, sal con moderación –luego se añade el queso– y pimienta. Mojar con el caldo y esperar a que rompa el hervor. Tapar y meterla en el horno precalentado a 165-170 ºC. Dejarlos hasta que estén tiernos (35-40 min.).

placeholder Nabos. Foto: Shutterstock.
Nabos. Foto: Shutterstock.

Sacar los nabos de la brasera y colocarlos en una fuente caliente. Reservar cerca del calor. Si hay demasiado caldo (más de 125 mililitros), reducir rápidamente. En la misma brasera y sobre fuego muy suave añadir el queso. Batir para mezclar y que se mantenga caliente.

Truco final

Pasar la mezcla al vaso de la batidora de palo. Añadir el aceite crudo poco a poco, batiendo siempre hasta conseguir una emulsión suave y melosa. Servir con los nabos.

[Pinche aquí para ver las recetas Repsol anteriores]

Alimentos Recetas Quesos Recetas rápidas Recetas baratas
El redactor recomienda