Sopa fría de tomates de Extremadura para pasar el verano
  1. Gastronomía y cocina
Muy nutritiva

Sopa fría de tomates de Extremadura para pasar el verano

No es gazpacho ni salmorejo. Esta receta de la escritora Rosa Tovar no lleva vinagre y la mejor parte es que tan solo requiere cinco minutos para su preparación

Foto: Sopa de tomates de Extremadura. Foto: Shutterstock.
Sopa de tomates de Extremadura. Foto: Shutterstock.

Esta sopa refinada y deliciosa es uno de los ejemplos perfectos que demuestran la singularidad de la cocina extremeña. No es un salmorejo veraniego al estilo andaluz ni es tampoco un gazpacho, pues no lleva vinagre como nos cuenta la escritora Rosa Tovar en la Guía Repsol También demuestra la afición de la cocina extremeña por el laurel y, lo que es más sorprendente, por tostarlo antes de añadirlo a los preparados. El crudo y el tostado dan aromas muy diferentes.

No necesita vinagre. Los tomates, con el calentón inicial, adquieren un punto ácido suficiente para dar a la sopa un tono refrescante. Tampoco necesita más líquido del que procuran las propias verduras un poco salteadas, pues el agua del grifo cambiaría su sabor. Quedará un poco más densa que un gazpacho. El contraste dulce del higo viene que ni pintado. El tiempo de cocción es de 5 min el mismo que su preparación.

Ingredientes para 4 personas.

  • 1 cucharadita de comino
  • 1 k de tomates bien rojos pero duros
  • 2-3 bolas de pimienta
  • 4 higos o 4 brevas, según temporada
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 5-6 hojas de laurel
  • Sal

Elaboración

Lavar los tomates y cortarlos en cuartos o trozos equivalentes. En una cazuela sin nada poner las especias y las hojas de laurel. Esperar a que del fondo salga un buen olor aromático y a que las hojas de laurel se hayan tostado un poco.

 Unsplash@natalieparham
Unsplash@natalieparham

Echar en la cazuela de golpe todos los tomates y saltearlos moviendo con la espátula durante 3 minutos. Retirar las hojas de laurel y pasar todo el contenido al vaso de una batidora potente. Añadir el ajo, una cucharadita de sal y poner en marcha el aparato a velocidad alta durante unos minutos. Abrir, probar de sal y corregir si hiciera falta. Añadir el aceite y poner en marcha de nuevo durante otro minuto. Pasar de inmediato a una ensaladera y dejar reposar en el frigorífico para que se enfríe y gane el color que ha perdido por el batido.

Truco final

En el momento de servir, lavar y cortar las brevas o los higos en mitades o cuartos, según tamaño, y servir con la fruta y, si se quiere, un adorno de aceite de oliva.

[Pinche aquí para ver las recetas Repsol anteriores]

Verduras Sal Aceites Recetas Repsol Recetas Recetas baratas Recetas de primeros platos
El redactor recomienda