Pizza con masa de brócoli: réstale calorías y súmale salud
  1. Gastronomía y cocina
MENOS QUE CON UNA DE HARINA

Pizza con masa de brócoli: réstale calorías y súmale salud

Si quieres disfrutar de este plato sin padecer sus consecuencias en la báscula, este tipo puede ser la respuesta a tus plegarias. Además es muy fácil de preparar

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El brócoli lleva años en el candelero de los productos más saludables y parece que por fin le ha llegado la hora de reinventarse. Así, ha decidido hacerlo probando fortuna como masa de pizza. Una sana y rica extravagancia que muchos ya practican metidos entre los fogones de la cocina de sus hogares e incluso ciertas marcas de pizza se han decidido a sacarla al mercado.

En concreto, Spinato's Fine Foods es la firma estadounidense que se ha aventurado a sacar semejante producto, apto para celiacos, y que es perfecta para todos aquellos que siguen la máxima de comer lo más light posible. Además, su masa está elaborada a partir de una verdura con gran tirón y una reputación irreprochable como es el brócoli, del cual no hay nadie que se atreva a hablar mal.

Gracias a la masa de brócoli, convertimos una comida muy calórica como la pizza en una ligera

No hay que olvidar que esta verdura pertenece a una auténtica 'familia bien' (las crucíferas) con numerosos beneficios en la salud, además de ser un portento nutricional. "Tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de fibra, minerales y vitaminas. Concretamente, es una buena fuente de vitamina C (si bien una parte considerable de la misma puede perderse durante el proceso de cocción) y folatos, hasta el punto de que una ración (200 g) aporta casi el doble de las ingestas recomendadas de vitamina C y la cuarta parte de las recomendadas de folatos para un hombre y una mujer de 20 a 39 años con actividad física moderada", explican en un documento de la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

También nos aporta potasio, que ayuda al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos. Pero es cierto que el brócoli no siempre es acogido con los brazos abiertos. En este sentido, puede que la pizza con masa de brócoli ayude a estos quisquillosos de la verdura a dar el paso e incorporarlo a su dieta.

Hola, pizza sin calorías

Una de las ventajas de esta receta es que de un plumazo y gracias a la incorporación del brócoli, convertimos una comida muy calórica que fácilmente puede rebasar las 1.000 calorías como suele ser la pizza (sobre todo por culpa de las salsas tipo barbacoa que luego se le agregan) en todo un dechado de virtudes que no sobrepasa las 150.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si eres más forofo de la coliflor que del brócoli, no pasa nada, puedes hacer el cambiazo, pues ambas resultan igual de sanas y sabrosas. El resultado es una pizza crujiente que presenta un leve regusto a estas verduras. Vamos a abordar su preparación.

Ingredientes:

  • 160 gramos de brócoli o coliflor
  • 100 gramos de queso edam (aunque puedes innovar y usar el que más te guste)
  • 1 huevo de tamaño L
  • Media cucharadita de jengibre
  • Media cucharadita de cúrcuma
  • Media de semillas de sésamo molidas
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de orégano, otro tanto de sal y pimienta negra
  • Salsa de tomate casera
  • Jamón york
  • Champiñones

Preparación:

En primer lugar, vamos adelantando trabajo precalentando el horno a 175ºC. Escogemos calor tanto arriba como abajo. A continuación, rallamos el brócoli o la coliflor y lo colocamos en un cuenco. Después seguimos rallando el queso bien fino y lo incorporamos al cuenco donde tenemos el brócoli. Batimos el huevo y lo agregamos también al recipiente donde estamos haciendo la mezcla. Seguidamente añadimos todas las especias: la cúrcuma, el orégano, la pimienta negra, además de la sal y el aceite de oliva virgen extra. Procura mezclar correctamente todos los ingredientes, aunque es cierto que su aspecto no resultará muy homogéneo, ¡que no cunda el pánico!, pues la cosa cambia en el interior del horno cuando el queso empieza a fundirse.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La bandeja del horno la cubrimos con papel vegetal y vertemos la masa a la que iremos dando forma redonda. Puedes pasarle un rodillo de amasar con cuidado o ayudarte de las manos (si tienes esa destreza) para conseguir que quede bien fina. Vamos colocando nuestros ingredientes. Primero el tomate, luego los champiñones ya cortados y el jamón york y luego espolvoreamos el queso. Finalmente, cuando la temperatura en el horno sea la correcta, metemos la pizza. Necesitará una cocción total de 30 minutos. Los primeros 20 minutos la situaremos en la parte baja y los siguientes 10, en la parte alta del horno.

Como habrás podido comprobar, es como una masa de harina normal. Así que puedes hacer sobre ella lo que te plazca, siempre que esté bueno y no suponga una bomba de calorías.

Verduras Aceites Celiacos
El redactor recomienda