Barracuda MX, los sabores del Pacífico mexicano aterrizan en Madrid
  1. Gastronomía y cocina
Con Roberto Ruiz al mando

Barracuda MX, los sabores del Pacífico mexicano aterrizan en Madrid

El último proyecto del chef del ya desaparecido Punto MX trae a la capital el divertidísimo y colorista ambiente de la costa y una cocina más casual que la del ex estrella Michelin pero cuidada y deliciosa. Puro disfrute

placeholder Foto: Barracuda MX.
Barracuda MX.

Punto MX cerró, pero Roberto Ruiz no para, todo lo contrario. A su fantástico servicio de 'delivery' MX Roberto Ruiz y a la continuidad de su otro restaurante, Salón Cascabel, se suma ahora una nueva aventura en la línea de acercarnos la esencia de su México natal, esta vez centrada en el litoral desde Baja California a Chiapas. 8.000 kilómetros no son fáciles de resumir en carta y espacio, pero este genio, de la mano de Álex Pérez Alburquerque (cofundador de uno de los grupos de moda en restauración, El Escondite, con hits como el Café Comercial o el más reciente y coqueto Casa Orellana, en Salesas) lo consigue. Vaya si lo consigue.

Barracuda MX no es un restaurante gastronómico. Es, más bien, una dirección de moda, estilosa, divertida y rica

Barracuda MX no es un restaurante gastronómico. Es, más bien, una dirección de moda, repleta en sus primeras semanas, estilosa, divertida y rica, sí, muy rica. Es la simbiosis perfecta entre fogón y atracción. A esto último ayuda la atmósfera, el público que la abarrota y el idílico interiorismo de Cousi, entre lo tropical y lo oceánico, que da nueva vida a un local que, a pesar de su magnífica ubicación junto a la Puerta de Alcalá, no ha tenido gran fortuna con negocios pasados tan redondos como Meating o Luma. El bagaje, la técnica y personalidad de Ruiz en sus elaboraciones y el 'expertise' de Alburquerque a la hora de crear conceptos de éxito auguran aquí, sin embargo, un futuro prometedor.

Tres zonas distintas, por la arquitectura de la propia sede, siguen a una gran barra que da la bienvenida, a modo de inmersión desde la superficie a la profundidad del océano. El menú es uno, de momento. No demasiado largo. Entrantes fríos, calientes, tacos cuyas tortillas se preparan en el centro de la primera sala, tres principales y tres postres lo componen.

La carta

A ritmo de versiones que apetece apuntarse para escuchar después en casa, desde Natalia Lafourcade a Yuri pasando por Lucía Méndez, aperitiveamos el guacamole estrella de Roberto con totopos. Lo hay solo (9,80 euros), con langostinos enchipotlados (18 euros) y con chicharrón de cerdo y salsa costeña (14,80 euros). Se sirve en molcajete: los guiños a la artesanía de país en la vajilla son constantes. Una chispeante ostra con salsa de chiles fermentados y granizado de maracuyá es el idóneo abreboca (4,90 euros) previo a un vívido aguachile de vieiras, langostinos y pulpo (18,20 euros), pescados todos macerados en chile chiltepín, cilantro y lima, y que se posan en crujientes tostadas de maíz con notas de una picante salsa de habanero.

placeholder Aguachile de vieras, langostinos y pulpo.
Aguachile de vieras, langostinos y pulpo.

El panucho de cochinita pibil (14,20 euros) es nuestra elección entre los cinco entrantes calientes. La base es una tortilla ligeramente frita y viene coronado con cebolla morada encurtida. Los seis tacos (dos unidades de cada) dificultan la decisión. La preparación tradicional al pastor (15,80 euros) se hace aquí con cerdo ibérico al que acompaña la salsa de tomatillo verde y chipotle, la piña y el chicharrón crujiente. Los de lengua de res, tras los que se van los ojos, los dejamos para la próxima.

Platos fuertes y postre

La lubina adobada con chiles (43,80 euros) clama protagonismo entre los platos fuertes aunque el tuétano a la brasa, fetiche de Roberto (38,40 euros), se lo disputa en conjunción con las tostadas de atún y la emulsión de chile serrano. Para economizar, si se evita este apartado de principales, que puede hacerse sin problema, el ticket medio no subirá demasiado.

placeholder Barracuda MX.
Barracuda MX.

La tropicolada de postre (6,20 euros) es pura fruta y refresco, a base de un cremoso frío de coco y piña y crujiente de frambuesas. Ni falta algo tan del gusto mexicano como el dulce de leche en un volcán de cajeta (6,50 euros) ni tampoco algo tan madrileño y tan de quien acompaña a Roberto en esta andadura como la torrija tres leches con masa de croissant (6,20 euros).

En realidad, lo que más apetece es extender la sobremesa con unos buenos margaritas o unos buenos mezcales y que el cuerpo se anime hasta que nos dejen. Es lo que Barracuda MX pide, aunque la oferta de vinos por copas y botellas es estupenda y contenida en precios. Las micheladas, asimismo, tienen fama.

Créanlo. Nada más salir, de la manera en la que se salga, se descuelga el teléfono para volver a reservar. Seguro.

BARRACUDA MX

Calle Valenzuela, 7. Madrid

Precio medio: 50 euros

Horarios: Cocina de 13:30 h a 16:00 y de 19:00 a 23:00 y carta reducida entre horas.

Los horarios pueden modificarse en función de la situación sanitaria.

www.barracudamx.es

Restaurantes Postres Pescado blanco
El redactor recomienda