Pasos para hacer el solomillo Wellington como un auténtico chef
  1. Gastronomía y cocina
Un clásico de Reino Unido

Pasos para hacer el solomillo Wellington como un auténtico chef

Este clásico de la gastronomía anglosajona, tan típico de las ocasiones especiales, luce mucho por su presentación. Posee diversas texturas y sabores sorprendentes. Así se hace

placeholder Foto: Aunque es típico tomarlo en Navidad en Reino Unido, por qué no todo el año. (iStock)
Aunque es típico tomarlo en Navidad en Reino Unido, por qué no todo el año. (iStock)

Un lomo de buey envuelto en hojaldre y acompañado por otros muchos ingredientes, un clásico de la gastronomía de Reino Unido y otros países anglosajones, sobre todo en las ocasiones especiales. ¿De qué plato estamos hablando? Se trata del solomillo Wellington, una receta con mucha tradición, ideal cuando nos toca ejercer de anfitriones y queremos sorprender la vista y el paladar de nuestros invitados. Un bocado contundente que destaca por la mezcla de texturas y su apetitoso aspecto. Por estos y otros muchos motivos, en Alimente vamos a explicar en qué consiste y cómo prepararlo.

Carne envuelta en hojaldre

A primera vista, parece un clásico pastel de carne. Esto es porque, tal y como acabamos de ver, consiste en una pieza de solomillo, normalmente de buey o de ternera, untado con foie gras y duxelle -una especie de salsa o picadillo de champiñones, cebolla y mantequilla-, cubierto por una capa de jamón y envuelto en una fina masa de hojaldre. Al corte pueden verse todos estos elementos, cuyos sabores y texturas se aprecian al entrar en contacto con el paladar. El resultado es una de las elaboraciones más famosas de la gastronomía anglosajona.

Se trata de un solomillo untado con foie gras y duxelle, cubierto por una capa de jamón y envuelto en hojaldre

El origen de la receta se encuentra asociado a una leyenda popular, que todavía no ha sido confirmada. Esta asegura que su nombre procede de Arthur Wellesley, el primer duque de Wellington, quien quedó prendado de la receta y quiso prepararla para sus concurridos banquetes, después de la victoria ante Napoleón en Waterloo.

¿Cómo hacer solomillo Wellington?

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • Solomillos de ternera o buey
  • Aceite de oliva
  • Champiñones
  • Cebolla o chalotas
  • Tomillo
  • Ajo
  • Harina
  • Huevo
  • Mostaza
  • Foie gras
  • Sal
  • Pimienta

En primer lugar, salpimentamos el solomillo y lo marcarmos en una plancha o sartén. Tras esto, preparamos la duxelle picando finamente los champiñones y la cebolla, y sofriéndolos con un par de ajos. A continuación, comenzamos a montar el pastel, que requiere sumo cuidado. Para ello, colocamos papel film en una mesa o encimera y creamos una capa con lonchas de jamón serrano. Podemos usar ibérico o de parma para lograr un sabor más intenso. Sobre él, untamos la mostaza y ponemos la duxelle. Colocamos después el solomillo sobre uno de los bordes de la capa de jamón y extendemos el foie.

Enrollamos con cuidado el solomillo sobre el jamón y el papel film hasta que quede bien envuelto y ponemos una capa más del mismo, torciendo los extremos para que esté bien apretado. Cuando ya esté montado, lo metemos en el frigorífico. Ahora toca extender el hojaldre. ¿Cómo? Esparcimos una buena cantidad de harina sobre la misma superficie y extendemos la masa. Sacamos el solomillo del frigorífico, lo colocamos sobre el hojaldre -ya sin el papel film- y enrollamos progresivamente, con cuidado de que no se rompa. Doblamos los extremos y cortamos la parte que sobre.

A continuación, pintamos el hojaldre con huevo batido. Podemos hacer marcas con un cuchillo o colocar los restos creando formas estéticas. Lo introducimos en el horno precalentado y horneamos durante 30 minutos a 200ºC, hasta que quede dorado por el exterior. A la hora de servirlo, solo hay que cortarlo en rodajas.

Variaciones del solomillo Wellington

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Además de la carne de buey y de ternera, esta elaboración también admite la de cerdo, así como otros ingredientes. Sin ir más lejos, los vegetales y el pescado consiguen crear un plato con fieles reminiscencias a la receta original, pero con identidad propia. El prestigioso chef escocés Gordon Ramsay ha sido uno de los responsables de la popularidad que actualmente tiene este bocado tan sofisticado. De hecho, en su página web oficial explica cómo prepararlo al estilo tradicional, así como versiones vegetarianas o hechas a base de cordero, por ejemplo. De esta forma, el solomillo Wellington se alza como una de las elaboraciones más versátiles de la cocina internacional.

Carne Recetas
El redactor recomienda