5 alternativas que 'imitan' a los carbohidratos para no engordar
  1. Gastronomía y cocina
Sanas y fáciles

5 alternativas que 'imitan' a los carbohidratos para no engordar

Ahora que pasamos más tiempo en casa por culpa del covid, puedes replantearte cambios en la dieta que te sepan tan bien como la pasta

placeholder Foto: Foto: Unsplash7@daniela_curly.
Foto: Unsplash7@daniela_curly.

¿A quién no le gusta la pasta? Es un alimento versátil que se come en muchas culturas. Sin embargo, también es notoriamente alto en carbohidratos, que algunas personas prefieren limitar. Y más ahora que estamos más tiempo en casa.

Es posible que ahora desees evitar la pasta de trigo o los carbohidratos en general para que no se acumulen los kilos, pero puede también que no desees renunciar por completo a ella y las ricas salsas que la acompañan. Por ese motivo, Alimente te acerca estas cinco propuestas

Espaguetis de calabacín

placeholder Foto: Unsplash7@igomiste.
Foto: Unsplash7@igomiste.

Es un excelente sustituto de la pasta. Este vegetal con almidón se originó en América del Norte y Central. Una vez cocinada, su carne se puede separar con un tenedor en cuerdas que se asemejan a fideos de espagueti, de ahí su nombre.

Con 6,5 gramos de carbohidratos por cada 100, únicamente contiene alrededor del 20% de los que esperarías en la misma cantidad de pasta. Al mismo tiempo, es mucho más rico en vitaminas A, C, E, K y la mayoría de las B. Para prepararlos, cuchillo mediante, primero se debe cortar el calabacín en láminas longitudinales finas. Se puede hacer también con una mandolina sencilla (de las que solo tienen una cuchilla) o con un pelador de vegetales. Una vez que se han cortado las láminas de calabacín, se colocan una encima de otras (varias láminas, pero no todas para que sea más fácil) y se cortan tiras finas, también de forma longitudinal, posteriormente solo basta con hervir durante 20 minutos. Una vez listo, use un tenedor para separar la carne en hilos de espagueti y añade una salsa baja en calorías.

Lasaña de berenjenas

La berenjena es un alimento con propiedades muy beneficiosas para la digestión de los ácidos grasos o la presión arterial. Forma parte habitual de platos exquisitos en las cocinas tradicionales de Asia, Oriente Medio, el norte de África y el sur de Europa. Aunque botánicamente se considera una baya, se consume más comúnmente como verdura. 100 gramos de berenjena contienen aproximadamente 9 gramos de carbohidratos, que son alrededor de 3,5 veces menos que la misma cantidad de pasta. También es una buena fuente de fibra, vitaminas y minerales, particularmente vitamina K, tiamina y manganeso.

Para preparar tu lasaña de berenjenas, hay que empezar cortándola en rodajas finas. Se pueden hornear o freír y, posteriormente, usarlas como si fueran láminas de pasta y utilizar relleno de vegetales, de carne picada o de atún. Escoge a tu gusto.

Cuscús de coliflor

No solo puede reemplazar al arroz, también al cuscús. Es un vegetal crucífero con muchos beneficios potenciales para la salud, incluso se le considera beneficioso para reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, tal y como constata el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU. Es baja en carbohidratos y rica en fibra, ácido fólico y vitaminas C, E y K. Contiene 4 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos, un 13% menos que la pasta. Para usar como sustituto del cuscús, solo hay que romper la coliflor y poner las flores a través de un procesador de alimentos hasta que se rallen en trozos del tamaño del arroz. Luego puedes rociarlo con un poco de aceite en una sartén grande y saltearlo durante 1 a 2 minutos. Posteriormente, se cubre con una tapa y se cocina durante 5-8 minutos adicionales, o hasta que esté tierno.

Fideos de col

Pocas personas consideran usar el repollo como un sustituto de fideos largos o nooddles, pero lo es. Con alrededor de 6 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos, solo esta cantidad de repollo proporciona el 54% de la ingesta diaria de referencia (RDI) para la vitamina C y el 85% de la de K. La col también es una buena fuente de ácido fólico y cuenta con una variedad de otras vitaminas y minerales. Puedes usar hojas enteras de repollo como sustituto de las láminas de lasaña. Alternativamente, corta la cabeza en fideos finos como los thai. Ten en cuenta que las hojas más cercanas al núcleo son muy duras y pueden ser amargas. Una vez cortado, déjalo en agua hirviendo durante aproximadamente dos minutos. Si se usa para lasaña, las hojas de repollo estarán listas cuando puedan doblarse fácilmente sin romperse. Se cocinarán más en el horno, así que no las hiervas por mucho tiempo.

placeholder Foto: Unsplash/@geradrichard.
Foto: Unsplash/@geradrichard.

Fideos de cebolla

Las cebollas son un sustituto delicioso pero poco común para la pasta. Contienen 1/3 de los carbohidratos de la pasta regular y son ricas en fibra, vitamina C, B6, ácido fólico, potasio y fósforo. También son una gran fuente de antioxidantes flavonoides, que ofrecen beneficios para la salud, como reducir la presión arterial y mejorar la salud cardiovascular. Pélalas y córtalas en rodajas de 0,5 cm, luego separa cada anillo y colócalos en una sartén grande. Rocía con aceite, sal y pimienta y asa por 30 minutos, o hasta que las cebollas comiencen a dorarse. Luego solo tienes que cubrirlas con salsa o tus guarniciones favoritas.

Coronavirus Alimentos Verduras
El redactor recomienda