El asombroso 'efecto Foehn' y los nuevos 'viñedos singulares' alaveses de la DO Rioja
  1. Gastronomía y cocina
gastronomía y vinos

El asombroso 'efecto Foehn' y los nuevos 'viñedos singulares' alaveses de la DO Rioja

Son riojas de pura cepa, pero tienen bula para jugar con las normas de su DO. Unos vinos especiales, de fincas pequeñas, anteriores a la filoxera, como El Nogal de la bodega Ysios

placeholder Foto: Los viñedos de Ysios y el 'manto de la Virgen' de la sierra de Cantabria.
Los viñedos de Ysios y el 'manto de la Virgen' de la sierra de Cantabria.

El pueblo de Laguardia se sitúa en la falda de la sierra de Cantabria y por encima de los viñedos de la DO Rioja. Parece estar entre el cielo de los picos y la tierra de las vides, envuelto en sol y nubes que se divisan a lo cerca y que se conoce como 'efecto Foehn’, aunque para los de allí sea la 'boina' o el 'manto de la Virgen'.

Un fenómeno curioso, especial, como el propio hecho de que la sierra esté lejos de Cantabria o del Cantábrico, que Laguardia sea DO Rioja cuando está realmente en Álava (País Vasco) y que sea, a su vez, un lugar que no parece Euskadi, si no fuera por alguna que otra señal de tráfico en el peculiar euskera.

Forman una nueva peculiaridad vitícola que permite esa nueva certificación desde 2020

No era de extrañar que de todo ello surgieran unos vinos en pleno corazón de la Rioja alavesa que pronto se iban a distinguir de alguna forma del común denominador de un consejo regulador para conformar una peculiaridad vitícola como es el viñedo singular, una nueva certificación de la DO Rioja que se incorporó el año pasado y que pasó un tanto desapercibida con la pandemia del covid. El resultado lo tenemos ahora. Este mismo años se han inscrito 17 bodegas nuevas.

Antes de la filoxera

Es lo que ocurre con el vino de las bodegas Ysios, poco conocidas para el gran público, pero sí para los sumilleres y hosteleros. Entre sus vinos están los que se producen en las fincas de Las Naves y también Los Nogales, terruños con unas particularidades que facilitan que se pueda representar a ese viñedo como un paraje singular, con ciertas características propias más allá de la DO: un tira y afloja que se está dando en toda España.

placeholder Vendimia en las fincas de Ysios.
Vendimia en las fincas de Ysios.

En el caso de Ysios se debe a que son ‘prefilóxericos’, tal y como explica a Alimente, en la propia finca de El Nogal, la responsable del viñedo de Ysios, Teresa Gómez Campo: “Hay certeza por estudios químicos de que aquí no llegó la filoxera”. Es un punto de partida relevante porque la filoxera, el insecto cuya plaga atacó a las vides de toda Europa, destruyó la mayor parte de las españolas en la década de 1890, lo que provocó que casi todos los viticultores y bodegueros tuvieran que comenzar de nuevo, alentando el cultivo de nuevas variedades.

En Rioja alavesa hubo salvedades: “En el caso de estas fincas consideramos que son de 1925 aunque no podemos asegurarlo, simplemente tomamos esa fecha porque fue cuando el consejo comenzó a hacer registro de las fincas y las uvas”, añade la ingeniero técnico agrícola y enóloga por la Universidad de La Rioja.

Mas de 35 años desde que se plantó la vid, vendimia a mano, uvas íntegras de la parcela...

La diferencia respecto a otras fincas es que esto les permite hacer un vino un poco más representativo de terreno, menos homogéneo por su certificación singular. DO Rioja establece entre algunas de sus condiciones que sean viñedos plantados hace más de 35 años, que toda la uva proceda de esas parcelas consideradas viñedo singular o que sean vendimiadas a mano sin ayuda de maquinaria. Así lo describe Clara Canals, enóloga de las bodegas Ysios:

"En las fincas de Ysios no usamos ni siquiera máquinas, el arado se hace con caballos por el tipo de suelo y estamos muy pendientes de la sabiduría de los 'abuelos' que transmitieron a los viticultores con los que trabajamos, desde los acodados -cuando se saca una rama de la vid y se replanta en forma de arco para preservarla- a otras técnicas de siempre, pero también tenemos un control muy estricto con las nuevas tecnologías".

placeholder Arado con caballo en las fincas de Ysios.
Arado con caballo en las fincas de Ysios.

Clara y Teresa inciden en que el Consejo Regulador de Rioja, que es el más antiguo de España, ha demostrado también ser muy dinámico permitiendo -como se comenzó a hacer en Francia- que cada bodega, con relación a sus propios terruños, pueda dar un carácter muy personal a sus vinos sin perder la certificación general de Rioja: es un debate actual en el mundo del vino, respecto a la homogeneización: cuanto más rígidos, más tentación existe de salirse. En otras partes del mundo apenas existen, por ejemplo: cada bodega define su estilo por la uva y la zona.

Bodega reducida

Como resultado presentan este año El Nogal (2017), un tempranillo 100% que en el paladar es jugoso, amplio y estructurado, con toques de fruta de bosque, ciruela negra, mora, granos de café tostados con gran persistencia y un largo final lleno de matices.

No en vano, Ysios es una bodega casi de autor a pesar de pertenecer al gigante de las bebidas francés Pernod Ricard -distribuido por Butragueño & Bottländer-, con producciones pequeñas pero grandes aspiraciones desde 2001, tal y como demuestra el edificio que alberga su cuartel general en la Rioja alavesa, construido por el arquitecto Santiago Calatrava. Disponen de una cartera pequeña, pero intensa, de vinos y añadas.

placeholder El Nogal (2017) en su propia finca.
El Nogal (2017) en su propia finca.

Pernod Ricard no posee las vides, esos terrenos singulares, como no lo hacen casi ninguno de los bodegueros. Los terruños son de los viticultores de toda la vida de allí y están muy atomizados -ninguno de Ysios supera las cuatro hectaréas- después de herencias, particiones y demás en un siglo de historia. En Ysios se elaboran pequeñas partidas, lo que permite efectuar una vinificación separada de cada viñedo, o incluso cada zona de un mismo viñedo, para extraer la singularidad de cada una de las parcelas.

Ysios apuesta por pequeñas partidas para extraer de cada parcela su vinificación por separado

Aun así, todos forman parte de la misma familia respecto a la pasión común del vino. En Laguardia, por ejemplo, Clara sufre junto a los viticultores que encuentra en uno de los bares del pueblo ante la enorme granizada que cayó la semana pasada:

“Al final estamos todos juntos en esto porque trabajamos codo con codo en el diseño de la viticultura, nosotros les escuchamos mucho porque a fin de cuentas es su tierra y lo ha sido toda la vida. Son nuestros mayores, esa tradición indica mucho”. Esa semana, la sierra de Cantabria, la masa que permite con el 'efecto foehn' que las nubes se queden a ese otro lado de Euskadi y que desciendan hacia la otra Rioja menos cargadas de lluvia y más de calor, no les ayudó.

Año Covid

El nerviosismo se apoderó de todos después de un año con el covid, que aunque haya disparado las ventas online, no ha compensado, en cambio, su principal canal que es la hostelería. Son nueve familias de viticultores los que siguen las directrices de los bodegueros de Ysios, de su cuerpo técnico, como Teresa o Clara, para actuar en las vides y sacar adelante los vinos que quieren: Los Prados, El Nogal, Grano a Grano, Ysios blanco..., dentro de esa pequeña nueva revolución de la DO Rioja.

Vinos Vinos Rioja
El redactor recomienda