Menú
Gazpacho sostenible: los secretos de la gran receta mediterránea
LA DIETA MÁS SALUDABLE

Gazpacho sostenible: los secretos de la gran receta mediterránea

Nutritivo, refrescante, saludable y delicioso, el gazpacho no solo es un pilar de nuestro recetario, sino también uno de los platos más populares del verano

Foto:

Tomate, pepino, pimiento, cebolla, aceite, vinagre y sal. Podemos pensar que no hay mayor misterio en su receta, pero no es así: a la hora de elegir un gazpacho, cada vez importa más su calidad, la sostenibilidad y la proximidad de sus ingredientes. Es una demanda del consumidor de hoy, que busca y valora aquellos productos con un valor añadido de compromiso y calidad.

1. La sostenibilidad, un valor en alza

No todo vale. Es algo que hemos aprendido, y más en lo que se refiere a la alimentación. Buscamos la cercanía, la alianza con los pequeños productores, el respeto al medio ambiente. Y esta filosofía afecta especialmente a los productos más naturales, a los alimentos de la huerta, al gazpacho.

Puesto que la categoría se ha ido modernizando en estos años, hemos aprovechado el 30 aniversario del lanzamiento del primer gazpacho preparado de la marca Alvalle® para hacer un repaso de las prácticas y secretos en su elaboración. Entre ellas, la de recoger las hortalizas frescas a mano. Como dice Antonio García, cuya familia lleva 30 años cultivando tomates y pepinos para la marca en la huerta murciana, "Con la selección a mano que hacemos en el campo, elegimos los mejores tomates, que es lo que nos piden, para asegurar la máxima calidad y el mejor sabor en el gazpacho".

placeholder Foto: cedida.
Foto: cedida.

Pero la sostenibilidad va más allá. En este sentido, la compañía promueve prácticas de agricultura regenerativa, como la rotación de cultivos para nutrir la tierra, y aboga por el control de plagas de forma natural a través de la lucha biológica, para evitar el uso de pesticidas en los cultivos. El proceso de producción en su nueva planta recién inaugurada también sigue procesos sostenibles, que les permitirá reducir un 30% su consumo de agua y un 20% el consumo energético.

2. Oro líquido

El tomate es sin duda el ingrediente clave del gazpacho, pero no se puede obviar el valor nutricional y gastronómico del aceite de oliva virgen extra. Es un valor añadido que eleva la receta y la convierte en fuente de grasas saludables. El gazpacho de la marca está elaborado solo con aceite de oliva virgen extra monovarietal, sin mezcla de otros aceites, la variedad idónea para este producto. Es el mismo que han usado desde sus inicios y procede de cooperativas andaluzas.

3. Cercanía

En estos tiempos en los que tanto se valora la cocina y los ingredientes de proximidad y kilómetro cero, también en el gazpacho importa la procedencia. En este caso, las hortalizas que usa la marca para elaborar sus gazpachos proceden de las huertas murciana, andaluza y valenciana. Rosario Sáez, responsable de compras, explica que "las hortalizas se recogen en su punto de maduración y además el tomate se traslada en cajas pequeñas a nuestra planta para no dañarlo y mantener así todas sus propiedades y sabor. Una vez llegan las hortalizas a nuestra planta, en cuestión de horas se convierten en gazpacho, garantizando así nuestro característico sabor fresco".

placeholder Foto: cedida.
Foto: cedida.

4. Envase respetuoso

Todos hemos visto cómo en los últimos años, han surgido numerosas firmas de gazpacho envasado en botella de plástico transparente. Sin embargo, en el lineal Alvalle® sigue apostando principalmente por su icónico brik. La razón, explica Isabel Martínez, responsable técnico de la compañía, es que "el brik es un envase que protege el producto de la luz previniendo por tanto la rápida oxidación del mismo y preservando sus características tanto nutricionales como sensoriales". Además, todos ellos cuentan con el certificado FSC (Forest Stewardship Council) que garantiza que el cartón usado procede de bosques gestionados de forma responsable.

En definitiva, la tradición y la fidelidad al origen siguen presentes en Alvalle®, que 30 años después sigue elaborando la misma receta familiar, manteniendo su secreto principal: utilizar únicamente ingredientes naturales y hortalizas frescas procedentes de huertas del entorno. Aunque el consumo de gazpachos y salmorejos tradicionales sigue en auge, cada vez más, encontramos nuevos sabores de estas recetas en nuestra gastronomía. Con el fin de complacer los paladares de todos los consumidores, la marca cuenta con una amplia gama, en la que incluye sus dos nuevas recetas de temporada, sandía y remolacha, así como su Gazpacho 'Gourmet' con almendras.

Tomate, pepino, pimiento, cebolla, aceite, vinagre y sal. Podemos pensar que no hay mayor misterio en su receta, pero no es así: a la hora de elegir un gazpacho, cada vez importa más su calidad, la sostenibilidad y la proximidad de sus ingredientes. Es una demanda del consumidor de hoy, que busca y valora aquellos productos con un valor añadido de compromiso y calidad.

ECBrands BrandsAlimentación