Un viaje a la Ribera del Duero: gastronomía, arte, cultura y placer en todos los sentidos
  1. Gastronomía y cocina
Más de cien kilómetros cuadrados

Un viaje a la Ribera del Duero: gastronomía, arte, cultura y placer en todos los sentidos

Conocida sobre todo por sus vinos, esta zona ofrece una experiencia que no defrauda al viajero ávido de cultura y de una manera de vacacionar alejada de lo tradicional

placeholder Foto: Ribera del Duero
Ribera del Duero

De manera casi repetitiva cuando uno acude a tomar algo y se pide un vino tinto el camarero suele preguntar, ¿rioja o ribera del Duero? Muchos no saben qué decir, especialmente si no conocen qué vino de la casa ha elegido el dueño del bar y otros, los más expertos, no solo preguntan qué vino es, qué añada y qué bodega, sino que disfrutan probando los sabores. Para ambos va este artículo contándoles un poco sobre una de las zonas vinícolas más famosa en el mundo, la Ribera del Duero.

Geográficamente hablando la Ribera del Duero abarca más de cien kilómetros cuadrados de extensión en cuatro provincias de Castilla León: Burgos, Soria, Valladolid y Segovia. Sin embargo hay una zona, concretamente la de la comarca del Campo de Peñafiel, que tiene el honor de albergar en una extensión relativamente pequeña, las mejores bodegas de esta denominación cuyo eje vertebrador es el caudaloso Duero.

placeholder Bodega de los monjes castilla
Bodega de los monjes castilla

En dicha milla de oro se encuentran bodegas tan legendarias como Protos, Pesquera, Vega Sicilia, Emilio Moro, Abadía Retuerta, Protos, Emina… y alguna más reciente pero no por ello menos reseñable: Bodega Tr3smano (leído Tresmano). Fundada en 2014, su nombre hace referencia al número de fundadores que dieron origen a un sueño: tres. Pero también indica la expresión de al antiguo castellano “a trasmano” o “a desmano”, es decir, aquello que no está al alcance de la mano, sino un poco más atrás, que no está en el camino, sino en un recoveco, que no es fácil de encontrar, conseguir o lograr, haciendo con esto también un guiño a que sus vinos son difíciles de elaborar, que ofrecen un producto de altísima calidad.

Situada en la llamada Milla de Oro, la bodega, como tantas otras de la zona, da una gran importancia a la estructura arquitectónica como comité de bienvenida a quién la visita. Creada por el estudio de arquitectos Konkrit Blu, sorprende cómo se ha logrado la integración del edificio en el paisaje minimizando el impacto visual y, algo fundamental, respetando el medio ambiente. ¿Quién mejor que un bodeguero saber de la importancia de respetar a la naturaleza? De ella dependen las cosechas.

placeholder Monasterio de Valbuena
Monasterio de Valbuena

El edificio aprovechó el desnivel de la parcela para enterrar parcialmente el edificio y conectando el campo con una sala de elaboración donde se elabora el vino como antaño. La luz es otro de los elementos principales y, si bien en la sala de elaboración y primera fase de fermentación entra con poder, en la de maduración donde duermen las barricas, enterradas en silencio, la entrada de la luz es mínima.

Es importante no dejar de nombrar el impresionante olivo de más de 1500 años que hace de guardián del viñedo como si quisiera, con su presencia, dejar clara la historia que rodea a toda la comarca donde ya los romanos hacían vino.

Es muy importante señalar que, pese a su juventud y tamaño, Tr3smano 2018, recibió en el año 2018 la máxima distinción en el prestigioso Concurso Internacional de Vinos Bacchus siendo reconocido como uno de los 32 mejores vinos del mundo en el año 2021. Una gesta importante para una bodega tan joven y que recibe así el impulso de saber que están haciendo las cosas bien.

Dónde alojarse

Si uno es amante de aunar en un solo lugar gastronomía, arte, historia, confort y descanso, el lugar es el Monasterio de Valbuena. Situado en pleno corazón de la Ribera del Duero, es el primer balneario 5 estrellas de Castilla y León y se encuentra en uno de los mejores Monasterios Cistercienses mejor conservados de Europa.

placeholder M Valbuena
M Valbuena

Su origen se remonta al siglo XII cuando Estefanía Armengol, hija de Armengol V, conde de Urgel y de su esposa María Pérez y nieta del conde Pedro Ansúrez, lo manda construir. Sus primeros monjes vinieron de la Abadía de Berdona. Como la mayoría de los monasterios españoles, pasó por guerras y visicitudes varias como la Desamortización de Mendizábal, momento en el que fue confiscado todo él salvo la iglesia que siguió funcionando como parroquia de la nueva pedanía de San Bernardo. En 1967, el arzobispado de Valladolid compró a sus propietarios de entonces los edificios monacales para su reconstrucción. En 1990 el monasterio fue cedido a la Fundación las Edades del Hombre para establecer en él su sede.

Es muy interesante y, sobre todo, importantísima, la labor que desempeñó la Orden del Císter en Europa durante la Alta Edad Media, por supuesto en toda la Europa cristiana, ya que en esta época no se puede hablar de Europa católica. Su importancia radica en el vuelco que le dio al monacato como contraposición a la Orden benedictina de Cluny (910).

placeholder Monasterio
Monasterio

El Císter plantea volver al espíritu original del la Orden de San Benito, del siglo VI (529) y su origen se remonta a la fundación de la Abadía del Císter. Es indudable que fue algo revolucionario en la época por cuanto dio un impulso al cristianismo, la civilización y el desarrollo de las tierras. Su principal característica fue restaurar la regla de san Benito, a su vez inspirada en la reforma gregoriana. Básicamente promovió el ascetismo, el rigor litúrgico y le dio una grandísima importancia al trabajo manual. Su influencia en la cultura medieval fue tan grande que perduró hasta la revolución francesa. El mayor impulso lo dio Bernardo de Claraval (1090-1153), un monje cuyo carisma y personalidad lograron que sus enseñanzas traspasaran las fronteras en un mundo como el del siglo XII donde, lógicamente, el rigor y la cultura tardaba en ser transmitido. Su influencia fue tan grande que, a pesar de no ser el fundador de la orden, es el monje por excelencia relacionado con el Císter.

Es importante señalar que la época de la que hablamos es la Alta Edad Media, con una fama injustificada de época oscura no siendo así al menos en los lugares donde se “cocinaba” el estudio, esto es los monasterios. Lógicamente no se puede hablar en esta época de alfabetización del pueblo, pero lo que se hizo en estos lugares sagrados fue de máxima importancia y lo sabemos porque ha llegado hasta hoy. Su influencia fue, por supuesto en las artes, en general en todos los ámbitos intelectuales, pero también en los económicos y, sobre todo en la espiritualidad, ya que promovió el ascetismo, así como el rigor litúrgico daño una gran importancia al trabajo manual. Fueron, además, un ejemplo raro en su época de diversidad por sexos, ya que llegaron a temer 106 monasterios masculinos y 76 femeninos donde también se practicaba el culto a las artes.

Vinos Vino tinto Vinos Ribera de Duero
El redactor recomienda