Tarta de queso con esencia de Valencia, no podrás parar de comer
  1. Gastronomía y cocina
Receta

Tarta de queso con esencia de Valencia, no podrás parar de comer

En Bocairent, con vistas a la sierra de Mariola, en el interior de Valencia, está Finca Micalas, un remanso de paz donde su dueño, Stephane, prepara una exquisita tarta de queso. Descubrimos la receta con Guía Repsol

placeholder Foto: Tarta de queso de Stephane. (Guía Repsol)
Tarta de queso de Stephane. (Guía Repsol)

Valencia es mucho más que sol y largas playas de arena fina repletas de gente cuando el tiempo invita a refrescarse en el mar. Su serranía, poco conocida, es perfecta para aislarse del bullicio y sumergirse en la naturaleza. Y allí, con vistas a la sierra de Mariola, se encuentra Finca Micalas, una masía apartada y silenciosa de siete habitaciones, regentada por Ylena y Stephane, una pareja de franceses que llegaron aquí buscando un lugar “donde levantar algo especial”.

Guía Repsol nos trae hasta este lugar en el que, entre otras maravillas, conoceremos la deliciosa tarta de queso de Stephane.

Tarta de queso de Stephane

Ingredientes

  • 150 g de galletas
  • 1 cucharilla de café con aroma de almendras
  • 200 ml de nata ácida
  • 200 ml de nata para montar
  • 400 g de requesón
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 50 g de mantequilla
  • Chupito de licor de herbero de Bocairent
  • Zumo de un limón

Elaboración:

Base

  • Picar las galletas y mezclarlas con la mantequilla y el azúcar hasta que forme una masa. Poner la pasta en un molde de 18/20 cm de diámetro y 8/10 cm de altura y presionar para que quede bien pegada en el fondo.
  • Hornear durante 10 minutos.
  • Sacar la base del horno y esperar a que se enfríe y se endurezca.

Crema

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

  • Mezclar los huevos, las natas, el requesón, el limón, el licor, el café y el azúcar en la batidora. Echar la mezcla al molde que hemos horneado.
  • Meter de nuevo en el horno, lo más alto posible, al baño maría, a 160°C durante una hora.
  • Apagar el horno, abrir la puerta un poco durante 20 minutos más. Después, sacarlo y dejar enfriar a temperatura ambiente durante dos horas
  • Cuando la tarta esté fría, añadir 150 gramos de mermelada de moras, que previamente hay que dejar de 3 a 4 minutos en una cazuela al baño maría junto a 10 gramos de agar-agar u hojas de gelatina.
  • Dejar la tarta en el frigorífico, al menos, una noche antes de consumirla.

[Pinche aquí para ver las recetas Repsol anteriores]

Tarta Quesos
El redactor recomienda