Los cuatro mejores restaurantes extremeños en Madrid
  1. Gastronomía y cocina
Gastronomía

Los cuatro mejores restaurantes extremeños en Madrid

Miajones en El Miajón de los Castúos o el 'torrezno del jefe' en el restaurante La Cumbre son algunas de las delicias de Mérida y Badajoz que podrás disfrutar en la capital

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La gastronomía española destaca por la influencia del Mediterráneo y, frente a otras como la francesa o la italiana, se diferencia por la diversidad de ingredientes utilizados en sus platos. La influencia de la cocina del país llega tan lejos que ha logrado convertirse en una forma de comunicación y relación social.

Una de las razones por las cuales Madrid recibe tantos millones de visitas al año (en 2019 registró la llegada de 10,4 millones de turistas) es su oferta cultural, donde la comida ocupa un papel fundamental. La Encuesta de Percepción Turística de 2019 elaborada por el Centro de Inteligencia Turística de Madrid Destino muestra que la gastronomía es la tercera razón de los usuarios que visitan Madrid a la hora de elegir.

Las migas extremeñas, el frite de cordero o la torta del Casar son algunos de los platos típicos

Otra encuesta realizada por la Universidad Antonio de Nebrija, y respaldada por el Ayuntamiento de Madrid, apunta que el grado de satisfacción de los visitantes en relación con la gastronomía resultaba “excelente”.

Entre las comidas tradicionales más populares de España destacan los manjares de los restaurantes extremeños, donde son muy demandados los productos como el queso o el embutido de la tierra. La ventaja de que Madrid sea la capital del país es que puedes disfrutar de todos los platos típicos de zonas como Mérida o Badajoz sin moverte de la ciudad.

Degustación de productos extremeños en Madrid

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las migas extremeñas, el frite de cordero, la chanfaina extremeña, el cojondongo o las croquetas con torta del Casar son cinco de los platos más tradicionales de Extremadura, y ahora puedes disfrutarlos en la capital. La coincidencia de unir ambas comunidades autónomas es que a los ciudadanos de las dos les encanta el tapeo y el buen comer.

Para poder disfrutar de estos manjares, El Miajón de los Castúos, situado en la zona madrileña de Concha Espina, pone a tu disposición los mejores productos extremeños, entre los que destacan el tapeo con pan y tomate (miajones y castúos), morcilla patatera y quesos extremeños como el de cabra.

Casa Jerónimo es otro de los restaurantes que integra la cocina extremeña en la Comunidad de Madrid, concretamente en el municipio de Alcorcón. Entre sus especialidades destacan las croquetas de jamón. El embutido es uno de los productos esenciales en la gastronomía de Mérida o Badajoz, y los extremeños lo saben, por lo que los clientes del establecimiento no dejan pasar la oportunidad de degustarlas cuando acuden a él.

Foto: Migas extremeñas. (iStock)

En el caso del restaurante La Cumbre, la mayoría de los clientes califican en TripAdvisor de excelente o muy bueno el trato, servicio y comida extremeña que el establecimiento ofrece en Pozuelo de Alarcón. El 'torrezno del jefe' y las tapas en general son las degustaciones más destacadas entre los comensales.

Por último, nos encontramos con el restaurante La Alegría, ubicado en Villaverde Bajo, el cual lleva desde 1988 ofreciendo auténticos manjares extremeños. Algunas de las recomendaciones de los comensales son, además de las migas extremeñas con huevo de corral, tablas de quesos, croquetas de boletus y jamón, torta del Casar y los pimientos rellenos de bacalao y virutas de queso, entre otras delicias.

Una receta tradicional

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las recetas de la cocina extremeña tradicional parten de aprovechar al máximo la comida, ofreciendo una amplia vida útil y utilizando los productos de la zona. Las famosas migas de Extremadura, tan demandadas también en Madrid, se elaboraban con lo que los pastores tenían a mano en cada zona.

Hoy en día, lo más habitual es hacerlas con chorizo y panceta y acompañarlas con un huevo frito. Las migas son una de las comidas más fáciles de hacer. Compramos un pan de hogaza tipo candeal, lo desmigamos en pequeños trozos, lo extendemos en una fuente amplia y dejamos secar 24 horas. Al día siguiente, le echamos sal y salpicamos con el agua. De seguido lo tapamos y lo dejamos reposar 10 minutos. Entre tanto, cortamos el resto de ingredientes de la forma que más cómoda nos parezca y los freímos en la sartén con un par de cucharadas de aceite.

En la grasa que han soltado la panceta y el chorizo rehogamos los ajos (enteros y con piel) y las migas de pan humedecidas. Removemos sin parar 20 minutos a fuego medio-bajo. Por último, añadimos la panceta y el chorizo, espolvoreamos con pimentón (puede ser dulce o picante), removemos y retiramos del fuego rápido. En caso de querer acompañarlo con un huevo frito, se fríe y lo servimos con las migas.

Restaurantes
El redactor recomienda