La exquisita relación entre el arte y el ibérico que enseña a ser chef
  1. Gastronomía y cocina
Fuente de inspiración

La exquisita relación entre el arte y el ibérico que enseña a ser chef

Creatividad y talento son requisitos imprescindibles para llegar a las cotas más altas de la gastronomía, y esas cualidades son las que reúnen los cinco finalistas del certamen Cooking Challenge, todos ellos estudiantes del Basque Culinary Center

Foto: Geometrías rusas y Cinco Jotas. (Alberto Elosegui)
Geometrías rusas y Cinco Jotas. (Alberto Elosegui)

Más de 70 alumnos de tercer curso de la prestigiosa Basque Culinary Center han participado en la sexta edición del Cooking Challenge, un certamen organizado por la propia institución académica y Cinco Jotas, de los que tan solo cinco han llegado a la final. Entre estos, el jurado, presidido por el chef Pedro Subijana, ha reconocido el trabajo del madrileño Víctor Martín Sanz, que se ha impuesto a sus compañeros con el plato ‘Geometrías rusas y Cinco Jotas’, inspirado en el movimiento suprematista, una corriente artística surgida en Rusia en 1915 y que se basa en formas geométricas y colores para apelar a la sensibilidad a través de un visual abstracto.

El objetivo del concurso es premiar el talento y la creatividad de los futuros cocineros. En esta edición, el reto ha sido elaborar una receta con el jamón Cinco Jotas como protagonista inspirándose en una creación artística conocida mundialmente. El premio: una beca de estudios en el Basque Culinary Center sufragada por la marca de ibérico.

placeholder Víctor Martín, ganador del Cooking Challenge, y el chef Pedro Subijana. (Alberto Elosegui)
Víctor Martín, ganador del Cooking Challenge, y el chef Pedro Subijana. (Alberto Elosegui)

El aprendiz de cocinero - que es graduado en Economía y Finanzas por la Universidad Autónoma de Madrid- es un apasionado de Jerez, de su historia, bodegas y tabernas, y ha apostado por conectar el suprematismo con los símbolos (círculos y rayas) que tradicionalmente se pintaban sobre las botas para identificar los vinos en las bodegas jerezanas.

El protagonista de la receta ganadora ha sido el ibérico: pluma de cerdo ibérico rociada con una demi-glace elaborada a partir de huesos y manos de cerdo y acompañada de pan de cristal con jamón Cinco Jotas. Un plato elegante, de apariencia sencilla, pero de enorme complejidad técnica con el que su autor ha querido reflejar la sensibilidad, paciencia y pasión que suponen la elaboración del vino de Jerez y el jamón Cinco Jotas.

Historias detrás de los platos

Esa concepción del plato, la creatividad e historia de la receta, su presentación, la armonía de los ingredientes y la ejecución, teniendo en cuenta el sabor, aroma y temperatura, han sido los elementos valorados por el jurado.

La burgalesa Adriana Martínez ha ganado el reconocimiento de las redes sociales con su ‘Carmen y Cinco Jotas’, un plato alegre, colorido con predominio del rojo y blanco y marcada presencia de jamón.

Los otros tres finalistas fueron Daniel Martínez (Gijón), Huiwon Kang (Corea del Sur) y Nuria Soto (Murcia).

El concurso refleja la decidida apuesta de los organizadores por la innovación y las nuevas generaciones, pero sin perder de vista la esencia y tradición que han colocado en lo más alto la gastronomía de nuestro país.

Tendencias de consumo
El redactor recomienda