Altos de Tamarón, el ‘ribera’ premiado por la crítica al alcance de todos los bolsillos
  1. Gastronomía y cocina
entre cuatro y diez euros

Altos de Tamarón, el ‘ribera’ premiado por la crítica al alcance de todos los bolsillos

Esta es la historia de un vino que, en menos de 20 años, se ha convertido en la primera marca en volumen dentro de la DO Ribera del Duero, con dos millones y medio de botellas anuales vendidas, según Nielsen

Foto: Bodega de Pagos del Rey en Ribera del Duero. (Foto: cortesía)
Bodega de Pagos del Rey en Ribera del Duero. (Foto: cortesía)

“Los clientes tienen inquietudes, buscan nuevas propuestas, quieren aprender”. Con estas palabras, Félix Solís Yáñez, CEO y presidente de Félix Solís Avantis, explica la razón por la que su grupo decidió abrir la mirada y crecer en otras DO. De esa escucha a la demanda, surge en 2002 Pagos del Rey, un proyecto de expansión cuyo primer peldaño fue la construcción de una bodega bajo la DO Ribera del Duero.

Se iniciaba así la elaboración de vinos de su marca Altos de Tamarón, que en estas dos décadas ha tenido un fuerte crecimiento situándose entre las marcas más vendidas, además de recibir el aplauso de público y la crítica, con reconocimientos internacionales como el 'AWC Vienna', el 'Frankfurt International Trophy' o Bacchus. Algo especialmente relevante teniendo en cuenta que lo ha hecho en una DO, Ribera del Duero, que está viviendo “su fase de desarrollo más excitante e interesante”, según palabras del Master of Wine Tim Atkin, que destaca "la gran evolución y el potencial de las nuevas generaciones de productores".

Historia, familia y terruño

Vayamos a ese 2002 y al inicio del proyecto. Ya el propio nombre nos habla de raíces, pues Pagos del Rey tiene un trasfondo histórico que nos remonta al periodo visigodo en la Península Ibérica. Además, su ubicación en la pequeña localidad de Olmedillo de Roa (Burgos) no es una casualidad. La decisión se debe a lazos familiares, pues la esposa de Félix Solís Yáñez, cuya familia era viticultora, nació en esta zona.

placeholder Foto: cortesía.
Foto: cortesía.

“Han transcurrido 20 años desde entonces y no podemos sino estar muy orgullosos de haber conseguido, en este tiempo, posicionar la marca Altos de Tamarón como una de las de mayor volumen en la DO Ribera”, explica Solís, quien añade que, según datos de Nielsen, "se ha situado en un espectacular nivel con cerca de dos millones y medio de botellas anuales".

Ocupar esta posición en una DO tan prestigiosa no ha sido fácil. Para conocer los secretos de este crecimiento hablamos con Alberto Viyuela, enólogo y gerente de la Bodega Pagos del Rey Ribera del Duero, quien asegura que “el punto de partida es el trabajo en equipo. Altos de Tamarón se caracteriza por su materia prima, una uva tempranillo de la mejor calidad”.

Hielo y fuego

En esta calidad, continúa, "tiene mucho peso la climatología: los contrastes térmicos en la maduración de la uva. Temperaturas de más de 35 grados durante el día que descienden por debajo de los 10 grados en la noche hacen que vaya madurando despacito, concentrándose y ganando calidad". Hielo y fuego es, precisamente, uno de los emblemas de la marca, hasta el punto de que se representa en el propio logo de la marca, presente en todas las etiquetas.

placeholder La climatología juega un papel esencial en estos vinos. (Foto: cortesía)
La climatología juega un papel esencial en estos vinos. (Foto: cortesía)

El siguiente paso, el de la transformación de la uva en vino, cuenta también con la ventaja de que “se hace en una bodega muy tecnificada. Disponemos de unas instalaciones y una tecnología que nos permite extraer todo lo bueno de la uva para aportárselo al vino”. Tener ese control, señala, permite "conseguir vinos más homogéneos. Siempre debes adaptarte a la uva, claro está, pero la idea es poder seguir una misma línea y buscando siempre la calidad".

Calidad a un precio accesible

Otros de los secretos para vender más de dos millones y medio de botellas al año lo explica Solís Yáñez: “Somos la primera marca en volumen dentro de la DO Ribera del Duero por una razón fundamental: el equilibrio entre calidad, gama y accesibilidad”. El bodeguero, además, destaca que Altos de Tamarón presenta “una gama de vinos amables y versátiles en una DO en continuo crecimiento”.

Efectivamente, una mirada a los lineales del canal Alimentación nos muestra que la marca se mueve “en un segmento entre cuatro y diez euros. Esta idea resulta muy atractiva para el consumidor, porque nos hace tremendamente competitivos. Comprar un ‘ribera’ de calidad, no implica que te tengas que gastar 50 euros”.

placeholder Gama Altos de Tamarón. (Foto: cortesía)
Gama Altos de Tamarón. (Foto: cortesía)

Sin embargo, tiene que haber algo más allá, aparte del precio, para que se haya conseguido ese posicionamiento en tan poco tiempo. “El consumidor apuesta por la marca porque tiene unas características organolépticas que le hacen disfrutar”, señala el enólogo. “No es suficiente con tener un buen precio: es esencial la calidad”.

Y esa, en definitiva, es la gran baza de Altos de Tamarón, que también ha sido refrendada con numerosos premios internacionales. Así, por ejemplo, el certamen alemán, 'Frankfurt International Trophy', ha reconocido como Mejor Vino Español a Altos de Tamarón Gran Reserva 2014, en una competición donde se han catado 3.740 vinos. El 'ribera' de la bodega Pagos del Rey ha sido premiado por su "personalidad y singularidad", al ser elaborado con uvas de viñedos viejos de Olmedillo de Roa. Se trata, concluye Félix Solís Yáñez, de "un éxito alcanzado gracias al duro trabajo de un equipo comprometido que busca la máxima calidad y excelencia en todos sus vinos, desde el viñedo hasta la copa".

Vinos ECBrands BrandsAlimentación