Menú
Claves para aprovechar bien tu jamón estas Navidades (lo compres entero o loncheado)
consejos culinarios

Claves para aprovechar bien tu jamón estas Navidades (lo compres entero o loncheado)

Hablamos con un cortador profesional y el 'ecommerce' Iberic Box para que nos ayuden a no desperdiciar ni un poquito de esta 'delicatessen' patria y poder extraer todos sus matices organolépticos, sea cual sea su formato

Foto: Foto: cortesía.
Foto: cortesía.

Hay cosas que nunca cambian. Una de ellas, el placer que supone compartir en Navidad una de nuestras señas gastronómicas, el jamón ibérico. Ahora bien, ¿sabemos realmente aprovecharlo y sacar todo el partido?

Para resolver esta cuestión y aprender, por fin, a cortar bien nuestro jamón, hemos consultado a Silvio González, cortador profesional de jamón. Y para conocer los trucos a la hora de conservar el jamón envasado, hemos contado con el ecommerce nacional Iberic Box. Ambos nos enseñarán a no desperdiciar ni un poquito de esta delicatessen patria y poder extraer todos sus matices organolépticos, sea cual sea su formato.

Comenzamos por las claves de las piezas enteras. Según el cortador, lo primero a tener en cuenta son los cuchillos: "Necesitaremos un cuchillo jamonero, otro de hoja más ancha (nos vale uno de cocina) y una puntilla". Tres herramientas que nos van a ayudar a cortar nuestro jamón como unos profesionales. De este modo, "el de hoja ancha se utiliza para pelar el jamón, para quitarle toda la corteza y las partes más duras; con el jamonero, que es más fino y delicado, haremos el loncheado; y, finalmente, la puntilla la usaremos para rodear los huesos", indica.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una vez que tenemos resuelto el tema de los cuchillos, la pregunta que nos viene a la cabeza es por dónde empezamos. Silvio González reconoce que hay varios criterios. Él nos explica el suyo: “Cada vez más profesionales comenzamos por la parte más ancha. Dado que es la más jugosa, no tiene mucho sentido dejarla para después, sino comerla al principio, que es cuando cortamos con más ganas”.

Otro punto delicado, y de mucho debate en casa, suele ser el corte. Silvio mantiene que debe ser uno fino para no devaluar el producto; nos explica la razón: “El jamón ibérico de bellota es la joya de nuestra gastronomía. Somos el último eslabón en la cadena y, si lo cortamos gordo, nos estamos cargando todo el proceso de elaboración de la pieza". Y añade: "Hay que cortarlo en lonchas estrechas, para comerlo de un bocado y degustarlo sin dificultad. Así podremos disfrutar de todas sus propiedades”.

Por último, su conservación, ya que no sirve de nada haber hecho un corte magistral si a los tres días nuestro jamón se seca porque no hemos sabido mimarlo en esta última fase. Según el cortador, "una vez que hemos terminado, con el cuchillo de cocina raspamos una parte de la grasa clara, la interna, no la que está oxidada. Y untamos el jamón con esa grasa como si fuera mantequilla. Luego le ponemos film transparente y, con eso, ya lo tenemos protegido". Silvio González, además, aconseja que "si encima de este, ponemos un paño limpio para que no le dé la luz, mejor que mejor". Eso sí, que siempre esté en contacto con ese film. Cuando lo vayamos a comer, importante no limpiar la grasa: "Es la propia del jamón, la que cubre el magro", puntualiza.

¿Y si lo compramos loncheado?

Una pieza entera -ya sea jamón o paletilla- es sin duda un motivo de celebración. Pero, siendo realistas, no siempre es la opción que mejor se ajusta a nuestras necesidades. Pensando en ello, Iberic Box ha diseñado distintos formatos para que se adapten a nuestros gustos y también a nuestro presupuesto. Así, podemos recibir en casa tanto piezas enteras como loncheadas, listas para servir y consumir al momento.

Desde la marca recomiendan que para conservar el jamón loncheado "lo mejor es el envasado al vacío, pero, en caso de no ser posible, la alternativa es envolverlo bien en papel aluminio o transparente en la nevera". También apuntan que es necesario tener en cuenta las condiciones ambientales de luz, temperatura y humedad para que este no pierdas sus propiedades nutricionales. "Siempre debemos conservar los embutidos ibéricos en un lugar oscuro o con muy poca luz, secos y bien ventilados, a una temperatura que oscile entre los 18 y 25ºC", resumen.

placeholder Foto: cortesía.
Foto: cortesía.

Ahora que ya sabemos todos los trucos para disfrutar de esta delicatessen patria, podemos aprovechar las ofertas que el ecommerce del jamón ha anunciado para las Navidades.

  • Paleta de Bellota 100% Ibérica, loncheada. Una crianza en la dehesa de Sierra de Aracena llena de sabor esta paleta. Puedes disfrutarla en formato ready to eat (14 sobres, más virutas y huesos) por 194 euros.
  • Jamón Ibérico de Bellota 50% Jabugo. Ahora que ya sabes cortar una pata, si prefieres disfrutar de la pieza entera, puedes optar por un jamón que conjuga la intensidad del ibérico y la jugosidad del duroc. Este tiene un proceso de curación de más de 24 meses, su peso oscila entre 7,5 y 8,5 kg y puedes conseguirlo por 249 euros.
placeholder Foto: cortesía.
Foto: cortesía.
  • Jamón Ibérico de Cebo 50% Salamanca, loncheado: Para no cortarte, puedes disfrutar de un jamón ibérico ya listo para consumir. Por 164 euros recibirás 30 sobres de 100g, más virutas y huesos.
  • Jamón Ibérico de Bellota 100% DOP – Jabugo. Cumple con la Normativa de Calidad del Ibérico con la Etiqueta Negra, que identifica a los productos 100% ibéricos de bellota. Sabor de máxima intensidad para los amantes del ibérico puro. Su peso es de entre 7,5 y 8,5 Kg y su precio, 399 euros.

Hay cosas que nunca cambian. Una de ellas, el placer que supone compartir en Navidad una de nuestras señas gastronómicas, el jamón ibérico. Ahora bien, ¿sabemos realmente aprovecharlo y sacar todo el partido?

ECBrands BrandsAlimentación