Alimentos que ayudan a nuestro sistema cardiovascular. iStock

Los alimentos que mantienen tu corazón sano

De entre los 21 órganos (discutidos, porque esa lista no incluye glándulas o partes del sistema nervioso, por ejemplo) que forman el cuerpo humano, el más famoso y más romántico es el corazón. Es posible vivir (con tratamiento y durante poco tiempo) sin alguno de los otros órganos. Pero sin el corazón, ningun órgano puede vivir. Es la bomba que nos mantiene vivos, y cuando se para, lo hacemos nosotros, en muchos casos, para siempre. Mantenerlo sano, activo, fuerte y sin parar debería ser una de nuestras principales prioridades. Aquí os proponemos una serie de alimentos que habrían evitado todo lo que sufrió el pobre corazón de Coyote Dax:

Aceite de oliva
1.

Aceite de oliva

 

 

Es nuestro 'oro' líquido por excelencia y nuestros corazones laten con fuerza no solo al son de la Roja, sino al de las necesidades de nuestro organismo, gracias a él. El aceite de oliva, en concreto el aceite de oliva virgen extra (AOVE), forma parte indispensable de una de las dietas más sanas que jamás ha conocido la humanidad: la mediterránea. Sus efectos sobre nuestra salud cardiovascular son consecuencia de los ácidos grasos, sobre todo del oleico y del linoleico que las aceitunas contienen. En un estudio del doctor M. De Lorgeril y su equipo del Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale, en Francia, se evaluaron los efectos de la dieta mediterránea rica en ácidos grasos alfa-linoleicos como prevención de la reincidencia de infartos. Su conclusión fue más que clara: "La dieta mediterránea, rica en ácidos grasos linoleicos, es más eficaz que cualquier otra dieta en la prevención de eventos coronarios y muerte". Mas claro, agua.

Frutos secos
2.

Frutos secos

 

 

Las grasas ya no son lo que eran. Su demonización ha finalizado. Prueba de esto es el apogeo de dietas como la 'ketogénica' en la que se 'entrena' al cuerpo a vivir sin carbohidratos y se los sustituye por grasas. Los frutos secos encajan a la perfección en este tipo de regímenes, y por una buena razón: están rebosantes de grasas, sobre todo las poliinsaturadas, también conocidas como 'buenas'. De este tipo de grasas forman parte los ácidos grasos omega 3, nombre de sobra explotado por la industria alimentaria para conferir propiedades 'buenas para el corazón' a sus productos. En un estudio de los investigadores Vasuki Wijendran y K. C. Hayes, del Foster Biomedical Research Lab, de la Universidad de Brandeis, en Estados Unidos, se dejaba constancia de que "los ácidos grasos omega 3 y omega 6 protegen contra enfermedades coronarias". Sus efectos sobre el corazón son muchos y todos positivos, pero como exponen los investigadores: "Los ácidos grasos omega 3 son antiarrítmicos de gran potencia. Consumirlos tiene una gran influencia sobre la salud cardiovascular".

Pescado azul
3.

Pescado azul

 

 

Si alguien puede hacerse con el puesto de 'rey de los ácidos grasos buenos' (omega 3 y omega 6), ese es el salmón. Que su sabor es apreciado a lo largo y ancho del mundo no es un misterio, pero ser uno de los alimentos más ricos en agentes protectores de nuestra salud cardiovascular debería serlo aún menos. En el estudio anteriormente mencionado, Vasuki Wijendran y K. C. Hayes lo dejan muy claro: "Una gran cantidad de ácidos grasos omega 3 y 6 deberían ser la prioridad si se quiere esperar tener unos hábitos dietéticos saludables, en beneficio de nuestra salud cardiovascular".

Legumbres
4.

Legumbres

 

 

Hay muchas razones por las que esta familia de vegetales es beneficiosa para nuestra salud. Lo curioso es que el beneficio que representan para la salud gastrointestinal no parece lógico, al menos a simple vista. Las judías, por ejemplo, es uno de las alimentos que más cantidad de fibra alimentaria contienen, y es este factor el que ayuda a mantener un corazón sano. En un estudio de la investigadora Joanne L. Slavin, de la American Dietetic Association, se establecía que "ingestas de 14 g de fibra por cada 1.000 kcal, o 25 g al día por mujeres adultas y 38 g en hombres adultos han mostrado, en múltiples estudios, una protección frente a las enfermedades cardiovasculares". Así que este nutriente no solo mejorará nuestra salud gastrointestinal, sino que ayudará a nuestro sistema cardiovascular.

Zanahoria
5.

Zanahoria

 

No es solo conocida por dar color (y sabor, aunque poco) a guisos y ensaladas, sino por ser una fuente enorme de carotenoides, entre ellos, la vitamina A. Esta es importante para mantener ua buena visión, dientes, huesos y otros tejidos. Además, como expone el investigador Pawan K. Singal y su equipo del Instituto de Ciencias Cardiovasculares del St. Boniface General Hospital Reseach Center, en Canadá: "A pesar de ser una de las primeras vitaminas descubiertas, algunas de sus funciones biológicas están aún por descubrir. Recientes estudios muestran que la vitamina A y otros carotenoides son antioxidantes efectivos para evitar el desarrollo de enfermedades del corazón".

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Los alimentos que te ayudarán a hacer una buena digestión