Hay alimentos (como el arroz) que tienen fama de causar estreñimiento, pero causan exactamente lo opuesto. iStock

Los mejores alimentos para luchar contra el estreñimiento

Es una de las condiciones médicas más comunes. Según estudios recientes, como el realizado por la investigadora Vera Loening-Baucke de la Universidad de Iowa en Estados Unidos, en el mundo desarrollado esta enfermedad tiene una prevalencia del 22,6%. Eso significa que una de cada cuatro personas sufre estreñimiento. El criterio médico para determinar quién lo padece y quién no es el siguiente: "Padecen estreñimiento las personas que tienen tres o menos evacuaciones en una semana", según la Biblioteca Médica de Estados Unidos.

Es un mal incómodo y, además, puede ser un factor de riesgo para desarrollar enfermedades relacionadas como hemorroides, problemas de colon o del tracto urinario. Dado que nuestra alimentación juega un papel fundamental en nuestra salud y más en la de nuestro aparato digestivo, estos son los alimentos que ayudarán a que tengamos regularidad a la hora de ir al baño.

Ciruelas
1.

Ciruelas

Están presentes en el recetario de remedios naturales de cualquier abuela. Las ciruelas siguen siendo a día de hoy un alimento consumido por sus propiedades laxantes. La razón de sus efectos no está muy clara. En declaraciones al 'New York Times', la dietista y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, Lisa Cimperman, explicaba que "las ciruelas solo contienen 6 gramos de fibra por cada 100 g de producto, lo que no es suficiente para explicar sus efectos laxantes". Al parecer, en el azúcar está la solución. Las ciruelas contienen una gran cantidad de sorbitol, un polialcohol que es semimetabolizado por las bacterias de la flora intestinal, lo que atrae agua hacia el quimo (nombre que obtiene el bolo alimentario una vez ha pasado del estómago). Según Lisa Cimperman, "este efecto puede ayudar a facilitar los movimientos intestinales", lo que a su vez podría ser la causa de los efectos laxantes de la ciruela.

Manzana
2.

Manzana

La salud que nos proporciona esta fruta goza de una gran reputación, y no sin motivo. En este caso, su principal valor es su alto contenido en una molécula llamada pectina. Esta es un heteropolisacárido (un hidrato de carbono largo) que tiene la particularidad de que, en presencia de agua, forma geles. Esto tiene dos efectos buenos para nuestra salud intestinal. El primero es que, para aquellos que sufren de diarrea, los geles absorben agua, aliviándola. El segundo es que dichos geles actúan a manera de lubricante en nuestro tracto digestivo, permitiendo que el quimo avance con mayor facilidad por el intestino.

Kiwi
3.

Kiwi

Otra fruta que añadir a la lista. En este caso el porqué de sus efectos no está claro, pero estudios estadísticos e epidemiológicos, como el realizado por los investigadores Rush EC, Patel M, Plank LD y Ferguson LR de la Universidad de Tecnología de Auckland, en Nueva Zelanda, demuestran que "los kiwis proporcionan mejorías en la función del colon, la salud gastrointestinal y el bienestar". Otros, como el elaborado por los científicos Chan AO, Leung G, Tong T y Wong NY de la Universidad de Hong Kong descubrieron que "el aumento del consumo de kiwi es efectivo para aliviar el estreñimiento crónico".

Arroz
4.

Arroz

Su presencia en esta lista parece estar fuera de lugar dado que es el producto típico para tratar exactamente lo opuesto al estreñimiento. Así era hasta que en un estudio epidemiológico realizado por el investigador Kentario Murakimi y su equipo, del Instituto Nacional de Salud y Nutrición japonés, observó "una clara menor prevalencia de estreñimiento" en las personas que consumían arroz de forma habitual. Aunque aclaraban que "la razón de esta asociación es, todavía, desconocida".

Naranja
5.

Naranja

En este caso, sus propiedades laxantes se deben a un compuesto propio de esta fruta llamado naringenina, un flavonoide propio del pomelo. Este efecto fue descubierto por el investigador Zi-Huan Yang y su equipo de la Universidad Sun Yat-sen en Guangzhou, China. En su estudio se explica que los resultados de sus pruebas "sugieren que la naringenina estimula la secreción de ion cloro en el epitelio del colon, lo que provoca una fuerza osmótica y la consiguiente secreción de líquidos, la que sería responsable de sus efectos laxantes".

Semillas de lino
6.

Semillas de lino

Son las reinas de la fibra alimentaria. De esta, fundamental para nuestro tránsito gastrointestinal, los expertos estiman que nuestra ingesta diaria debería situarse entre los 20 y los 35 gramos. Para conseguir esta cifra solo tendríamos que consumir 73 gramos de linaza (semilla del lino). Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, 100 g de estas semillas contienen 27,3 gramos de fibra alimentaria; pero, cuidado, porque esos mismos 100 g también proporcionan 534 kcal, una cantidad más que considerable de energía.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Los mejores alimentos para combatir el calor y estar fresco