Foto: iStock

Las frutas de temporada para afrontar la llegada del verano

Con la cercanía del día más largo del año y la subida de las temperaturas es importarnte mantenernos hidratados y frescos. Por suerte, la naturaleza nos ofrece una amplia variedad de posibilidades para afrontar estos retos veraniegos: las frutas. Si queremos aprovechar el producto nacional, que no se haya cruzado medio mundo para traerlo desde la otra esquina del globo, podemos hacer caso a esta lista en la que solo están presentes las frutas en el apogeo de su madurez

Aguacate
1.

Aguacate

Uno de los alimentos que están más de moda hoy en día. Esto se debe a la enorme cantidad de grasas saludables que tienen, principalmente ácidos grasos monoinsaturados (del que según la Base de Datos Española de Composición de Alimentos -BEDCA- contiene 9,01g por cada 100 de producto). Además es un alimento rico en vitamina E y potasio

Albaricoque
2.

Albaricoque

Esta fruta originaria de China es una de las 'fijas' en las fruterías veraniegas. Tiene un aspecto similar al melocotón, aunque es más claro, pequeño, con menos 'pelo' y de un sabor más intenso. Su intenso sabor duce es debido a su alta cantidad de fructosa que representa el 9,5% de su peso. El resto es agua. Según la BEDCA, es una fruta rica en folato, potasio, magnesio y fósforo.

Breva
3.

Breva

Aunque son exactamente iguales, no las debemos confundir con los higos. La principal diferencia radica en que hay higueras que dan fruto dos veces al año, una entre los meses de junio y julio (y a este producto se le llama breva) y otra vez en los meses de otoño (los higos). Son una fruta extraordinariamente calórica debido a la gran cantidad de azúcares que contienen en su interior. Por cada 100 gramos de producto podemos esperar ingerir 16 gramos de hidratos de carbono, lo que representa 70 kcal según datos de la BEDCA. Además, aunque no es especialmente rica en vitaminas, sí lo es en hierro, potasio, fósforo y ioduro

Cerezas
4.

Cerezas

Aunque se producen en muchos lugares de España, el más famoso de todos ellos es el extraordinario valle del Jerte, en la provincia de Cáceres, en Extremadura. Después de disfrutar de las espectaculares flores de estos árboles durante la primavera, ahora es el momento de recoger sus frutos. También es una fruta con bastante azúcar. De ella, cada 100 gramos de producto nos aportarán 63 kcal. No mucho, pero tampoco una ridiculez. 

Frambuesa
5.

Frambuesa

Después de las moras, es el fruto del bosque por excelencia. Su sabor, la capacidad que tiene de ser consumida como 'picoteo', la hace, aunque parezca un término muy banal, una fruta divertida. Pero lo mejor de las frambuesas no es su sabor (aunque parezca imposible), sino ser hipocalórica (100 gramos, según BEDCA, contienen solo 38 kcal) y además muy rica en vitaminas C y B9, y en potasio y fósforo

Melocotón
6.

Melocotón

Hay dos tipos de personas, los que para comérselo usan cubiertos, aunque solo sea un cuchillo, y los que usan sus propios dientes. Estos últimos no podrán evitar acabar con la boca (y parte de la cara) llenas del dulce néctar que emana del interior de esta delicia. Aunque tengamos la sensación de estar comiendo algo tan dulce que fácilmente podría ser almíbar, la realidad es otra: solo tiene 38 kcal por cada 100 gramos. Según BEDCA, no es una fruta especialmente rica en micronutrientes, pero sí que contiene uno difícil de encontrar: el selenio, un antioxidante que además potencia el sistema inmunitario

Melón
7.

Melón

Es un primo cercano del pepino y su sabor es una auténtica mentira. Tenemos asumido que el dulzor de los alimentos, principalmente de las frutas, depende de la cantidad de azúcar que contiene en su interior, normalmente en la forma de fructosa. El melón, por tanto, es de esperar que contenga grandes cantidades de este hidrato de carbono, pero no es así. Según la Base de Datos Española de Composición de Alimentos, en 100 gramos de esta fruta tan solo hay 6 de hidratos de carbono, lo que supone una ingesta de 27 kcal. Vamos, una ridiculez. Esto lo convierte en la fruta ideal para aquellos que estén intentando adelgazar. 

Sandía
8.

Sandía

Es prácticamente imposible no asociar directamente esta fruta a la época estival. Los sitios en los que nos imaginamos comer una sandía son la terraza de nuestra casa o de un apartamento con vistas al mar después de una ligera comida, como aperitivo en una piscina o directamente en la playa. Como explicaba en Alimente Sonia Fernández, las pepitas de este producto tienen una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Pero lo que nos importa de vedad no es eso, sino el frescor y el inmejorable sabor de esta fruta. Porque si encontramos una rica de verdad, es una experiencia divina, pero si nos encontramos con una mediocre, seguirá siendo maravilloso. Pero lo mejor, de lejos, es que como explica la BEDCA, la sandía, al igual que el melón, es extraordinariamente pobre en calorías, lo que la convierte en la fruta de elección para todo aquel que desee perder peso: tan solo 20 kcal por cada 100 gramos. Una aunténtica joya

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Miel, cerveza, pan, chocolate: no son veganos aunque creas lo contrario