Portada

Los alimentos más sanos para sustituir a las comidas calóricas

Perder peso es una ardua tarea. Lo demuestran algunos estudios clásicos. Un ejemplo de referencia es el coordinado en 1996 por la doctora Francine Grodstein de la Universidad de Harvard que demostraba que aunque los programas de adelgazamiento conseguían resultados a corto plazo, un 95% de quienes los seguían volvían a ganar kilos en menos de cinco años.

Aquellos que deseen afinar su físico más allá de momentos puntuales como el verano necesitan plantearse cambios saludables que perduren en su régimen. La comida no es solo una cuestión de salud, sino también de placer. Dicho factor debe, por tanto, estar muy presente en las transformaciones que persigan objetivos a largo plazo.

Por ello, algunas modificaciones en el régimen no tienen por qué ser tortuosas. Pequeñas variaciones en los alimentos corrientes facilitan que baste muy poco para ganar en salud sin perder en gusto. Como ejemplo, te mostramos siete simples sustituciones para que tu alimentación se enriquezca.

Chucherías frente a frutas del bosque
1.

Chucherías frente a frutas del bosque

Es difícil vivir sin un capricho dulce de vez en cuando. Sin embargo, mientras las golosinas aportan poco más que altas cantidades de azúcar, las 'chuches' naturales, como los frutos rojos, contienen un alto porcentaje de agua y son ricas en vitaminas, minerales y fibra.

Arroz blanco frente a arroz integral
2.

Arroz blanco frente a arroz integral

Aquellos que prefieren la opción refinada de este cereal, deberían saber que frente al integral, el arroz blanco posee un índice glucémico mucho más elevado y menores niveles de un nutriente fundamental para nuestro aparato digestivo como la fibra. El arroz integral aporta además minerales como el selenio o el magnesio.

Patatas fritas frente a palomitas de maíz
3.

Patatas fritas frente a palomitas de maíz

Mucho menos procesadas que las patatas de bolsa, la misma cantidad de palomitas posee también menos calorías. Particularmente saciantes, si no llevan ningún otro producto añadido, como la sal o la mantequilla, solo encontraremos en su receta un único ingrediente: el maíz.

Yogur de sabores frente a yogur griego
4.

Yogur de sabores frente a yogur griego

Mientras los yogures aromatizados suelen contener azúcares añadidos, el yogur griego natural posee mucha menos glucosa y un mayor contenido en proteínas. Si queremos añadirle sabor, basta acompañarlo con alguna opción saludable como, por ejemplo, trozos de fruta

Chocolate con leche frente a chocolate negro
5.

Chocolate con leche frente a chocolate negro

Ambas opciones aportan bastantes calorías. No obstante, cuanto más blanco sea el chocolate, mayor será también la cantidad de azúcar que posee. Un chocolate negro con un alta concentración de cacao siempre será una opción más saludable a la hora de consumir este producto.

Frutos secos tostados y salados frente a frutos secos crudos
6.

Frutos secos tostados y salados frente a frutos secos crudos

Con algunas excepciones como los anacardos, que se deben tostar para su consumo, cuanto menos tratados estén los frutos secos, mejor para nuestro organismo. Las grasas saludables y los antioxidantes se ven afectados por el tratamiento térmico y el aporte de sodio presente en algunos de estos alimentos contrarresta buena parte de sus propiedades.

Zumo de naranja frente a naranjas
7.

Zumo de naranja frente a naranjas

Son muchos los nutricionistas que avisan del error que comenten los que piensan que beber zumo equivale a tomar fruta. Cuando exprimimos una pieza nos dejamos una buena parte de la fibra en la licuadora y restamos trabajo al sistema digestivo, eliminado también la capacidad para calmar el apetito que tiene una acción tan simple como masticar el alimento.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Los mejores alimentos para el cerebro