El ajo, alimento depurativo (iStock)

Alimentos depurativos, perfectos para combatir los excesos navideños

Estos días festivos, las comidas copiosas y las celebraciones se suceden y obligan a nuestro organismo a hacer un trabajo extra para asumir tanto exceso. Especialmente es nuestro hígado el que lo sufre. Este órgano, el mayor que tenemos después de la piel y el ganador indiscutible en cuanto a peso (entre 1,3 y 1,5 kilos), cumple funciones importantísimas, que van desde producir proteínas involucradas en la coagulación de la sangre a eliminar desechos tóxicos, segregar bilis para ayudar a la absorción de algunos alimentos, almacenar vitaminas, hierro y glucógeno o descomponer y almacenar muchos de los nutrientes que absorbe el intestino. 

Todo lo que podamos hacer por ayudarle a eliminar toxinas será bienvenido y para ello hay dos pautas importantes a seguir: aumentar el consumo de agua y de alimentos líquidos (caldos, infusiones, jugos naturales de verduras); y evitar en la medida de lo posible los productos refinados y procesados, así como los azúcares libres y la sal en exceso (lo ideal, no llegar a los 5 g de sal diarios). Además, podemos potenciar en nuestra dieta los siguientes alimentos, ya que cumplen una función depurativa fantástica.

Semillas
1.

Semillas

Son ricas en ácidos grasos esenciales omega 3, que, según diversas investigaciones recogidas en un metaanálisis publicado en 'Gastroenterology Research and Practice', tienen un efecto beneficioso sobre los niveles enzimáticos del hígado. Además, en concreto las de sésamo, consideradas como uno de los primeros condimentos utilizados por el ser humano, han demostrado, como confirma un trabajo de la Universidad National Cheng Kung de Taiwán, ser estupendas para combatir el estrés oxidativo del hígado. 

Té verde
2.

Té verde

Otro de los alimentos buenos para prácticamente todo gracias a sus múltiples propiedades. Además de tener un notable poder antioxidante, el té verde resulta muy beneficioso para mantener la salud del hígado. Ya al tomarlo en infusión, esto es, en forma líquida, ayuda a eliminar toxinas. Y un estudio realizado ya hace décadas por el Instituto Saitama de Investigación sobre el Cáncer, en Japón, demostró que su consumo tiene un efecto protector tanto sobre distintos trastornos del hígado como sobre las enfermedades cardiovasculares. Más allá de este descubrimiento, el año pasado la Universidad de Tongji, en China, realizó un macroestudio que confirmó que incrementar el consumo de té verde puede ayudar a prevenir el cáncer de hígado. 

Pomelo
3.

Pomelo

Fruta estrella a la hora de combatir el daño por el exceso de alcohol, que estos días es más común que nunca y supone un trabajo añadido para el hígado. Las gracias hay que dárselas a los antioxidantes que contiene el pomelo, especialmente a la naringina, un flavonoide que, según indica una investigación de la Universidad Kyungpook de Corea del Sur, contribuye a aliviar el efecto adverso de la ingesta de alcohol, al mejorar el metabolismo de los lípidos y del etanol, así como el sistema de defensa antioxidante hepático.

 

Uvas
4.

Uvas

Tan navideñas como depurativas, las uvas, especialmente las rojas, han mostrado ser muy beneficiosas frente a los trastornos del hígado. Así, gracias a ser ricas en resveratrol, un polifenol natural, tiene un efecto protector sobre el hígado frente al alcohol. Y como comprobó un estudio de la Universidad British Columbia, en Canadá, este componente ayuda a prevenir distintos desórdenes de este órgano. También el extracto de las semillas de las uvas ha demostrado, según indicó la Universidad de Tabriz, en Irán, ser beneficioso para la salud del hígado. 

Verduras de hoja verde
5.

Verduras de hoja verde

Acelgas, lechuga, espinacas, berros... La clorofila que contienen ayuda a eliminar toxinas; y un nuevo trabajo realizado por científicos del Instituto Karolinska, en Suecia, y publicado esta misma semana, confirma que además el óxido nítrico, que se produce naturalmente en estos vegetales, puede reducir la acumulación de grasa en el hígado. 

 

Crucíferas
6.

Crucíferas

La familia de las coles, desde el brécol, al repollo o la coliflor, estimulan las enzimas del hígado y potencian su función desintoxicante. Y una investigación publicada en 'Journal of Food Science' sobre las coles de Bruselas ha confirmado que este efecto lo tienen tanto crudas como cocinadas. Las verduras crucíferas aportan fibra y también, gracias a los betacarotenos y la luteína que contienen, son antioxidantes.

Ajo
7.

Ajo

Un clásico de la gastronomía española lleno de beneficios, entre ellos el de mejorar la circulación sanguínea y estimular al hígado para que produzca enzimas 'desintoxicantes', que filtran los residuos tóxicos del sistema digestivo. Un estudio global sobre las propiedades del ajo en nuestro organismo, realizado por la Universidad de Münster (Alemania), confirma que además, protege frente a la posible hepatotoxicidad inducida por ciertos medicamentos analgésicos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Los alimentos que te ayudan a adelgazar (y son típicos del otoño)