La mayor parte de las calorías de la quinoa proceden de hidratos de carbono complejos, pero entre sus propiedades alimenticias se encuentra un alto porcentaje de proteínas que dobla al de otros tipos de cereales. Dicha cualidad convierten a la quinoa en un alimento especialmente indicado para las personas que han eliminado por completo los productos de origen animal de su dieta.

No contiene gluten y puede ser ingerida por celíacos. Su consumo está especialmente recomendado para aquellos que necesitan altas cantidades de fibra en su dieta por problemas como el estreñimiento. Por su bajo nivel glucémico es un alimento apto para diabéticos.

Como la carne, los huevos, los lácteos o la soja, posee los ocho aminoácidos esenciales que el organismo no puede sintetizar por sí mismo.

Entre los minerales que contiene, hay que resaltar la presencia de hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio, y entre las vitaminas, la C, E, B1, B2 y la niacina.

Valores nutricionales (100g):

Calorías: 306 kcal

Carbohidratos: 49,19 g

Grasas: 5,55 g

Proteínas: 16 g

Fibra dietética: 7,9 g

 

Tipos de quinoa

​Por su color se distinguen tres tipos. La quinoa blanca (la más presente en el mercado), la roja (la más baja en grasas) y la negra (híbrido producto del cruce entre semillas de quinoa y de espinaca).

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Historia y curiosidades

- A pesar de que por su apariencia y sus usos recuerde a cereales como el arroz o el farro, la quinoa es en sí misma una planta y no una hierba. Por dicho motivo, al igual que el trigo sarraceno, el alforfón o el amaranto, se engloba dentro de la categoría de los pesudocereales.

- Podemos encontrarla en su forma más elemental, en grano, o bien triturada en harina.

- Cultivada en varios países de Sudamérica, la quinoa crece en zonas que comprenden desde el nivel del mar hasta los 4.000 metros de altitud. Su domesticación se sitúa entre el quinto y el tercer milenio antes de Cristo. Cuando los españoles llegaron a Sudamérica, la planta se cultivaba en todo el imperio inca.

- Por el papel que puede desempeñar en la erradicación del hambre, la desnutrición y la pobreza, la ONU declaró el 2013 como el año internacional de la quinoa.