El pimiento tiene mucha vitamina C, aproximadamente dos veces la cantidad diaria recomendada por cada 100g de producto. Aun así, la hipervitaminosis no debería suponer un riesgo, porque para alcanzar la cantidad necesaria de vitamina C deberíamos consumir 1 kilo y medio de pimientos crudos.​

Aunque son relativamente bajas, el pimiento también contiene otros nutrientes como la vitamina K o la B6.

Valores nutricionales

Proteínas: 1,3g

Fibra dietética: 1,8g

Carbohidratos: 4,5g

Grasas: 0,6g

Calorías: 29 Kcal

Tipos de pimiento

Si nos centramos en los típicos pimientos no picantes españoles, la referencia son el pimiento verde, el de piquillo, el morrón y (en ocasiones no) el de padrón. Pero en el mundo de los amantes del picante, las opciones son mucho mayores. Se suelen clasificar por su contenido en capsaicina, siendo, del menos picante al más: chile poblano, chile rocotillo, jalapeño. chile húngaro de cera, serrano, de árbol, chipotle, chiltepín, piri piri, habanero, carolina reaper o, el más picante de todos, el aliento de dragón.

Pimientos de padrón crudos. (iStock)
Pimientos de padrón crudos. (iStock)


¿Cuál es la temporada del pimiento?

Podremos encontrarlos recién recogidos y en su mejor momento de julio a diciembre.

Historia y curiosidades

  • A pesar de sus diferentes formas y sabores (guindilla, morrón, chile, piquillo) todos los pimientos son la misma especie.
  • Es originario de América Central y fue introducido en Europa (y por tanto en el mundo) por Cristóbal Colón.
  • España es el primer productor europeo y el quinto mundial de esta hortaliza.
  • En el caso de asarlos no pierdas el tiempo quitándoles la piel antes de meterlos al horno. Una vez cocinados se desprende con mucha facilidad.
  • No busques como diferenciar un pimiento de padrón que pica de otro que no. Una vez cocinados es imposible hasta que entran en nuestra boca (o tengamos a nuestra disposición un laboratorio).