Quizá hasta ahora no habías oído hablar del camu camu, una fruta tan exótica como su nombre (el científico es Myrciaria dubia). Si bien no es de las más conocidas (de momento) en nuestro país, sí merece la pena acercarse a ella, ya que está considerada un 'superalimento'; esto es, un producto con un valor nutricional tremendamente interesante.

En el caso del camu camu, estamos ante una fruta amazónica procedente de un arbusto presente fundamentalmente en la selva peruana, conocida (y reconocida) hasta ahora sobre todo por su altísima concentración de vitamina C (2145 mg por 100 g). Para hacernos una idea clara de su riqueza, la naranja tiene 50 mg por 100 g y el kiwi 85 mg por 100 g. También es mucho más rica en minerales como el hierro y el fósforo que estas otras frutas.

Una nueva investigación canadiense comprueba en ratones que el camu camu frena el aumento de peso

De piel rojiza y carne amarilla y jugosa, el camu camu tiene otras propiedades a considerar, ya que es rico en dos aminoácidos esenciales, esto es, que solo podemos obtener a través de la alimentación: la valina y la leucina. Los dos trabajan sobre todo a favor de la salud muscular También es rico en serina, aminoácido no esencial que ayuda a mantener nuestra salud digestiva.

Por si todos estos beneficios para nuestro organismo no fueran suficientes, se acaba de descubrir uno más, que podría dar el espaldarazo definitivo al consumo masivo de camu camu, y es que combate (y mucho) la obesidad.

Su riqueza en polifenoles previene la obesidad

Así lo indica un nuevo estudio realizado por la Universidad Laval de Quebec y del Heart and Lung Institute, de la misma ciudad canadiense, publicado por la prestigiosa revista sobre gastroenteorología 'GUT'. Esta investigación ha comprobado cómo la alta concentración de polifenoles (compuestos sintetizados por las plantas y con propiedades antioxidantes) del camu camu son capaces de prevenir la obesidad en roedores.

Como ha señalado André Marette, profesor de la Facultad de Medicina en la Universidad Laval e investigador, “ya se habían demostrado los efectos beneficiosos para la salud de las bayas y los frutos ricos en polifenoles en estudios previos; esto nos dio la idea de probar los efectos del camu camu sobre la obesidad”. No en vano, esta fruta tiene cinco veces más polifenoles que las moras. Y a ello se dispusieron.

Polvo de camu camu. (iStock)
Polvo de camu camu. (iStock)

Los científicos alimentaron durante ocho semanas a dos grupos de ratones con una dieta rica en azúcares y en grasas. La mitad de ellos recibieron también una dosis de camu camu diaria. Contaron también con un tercer grupo de roedores a los que durante el mismo periodo de tiempo se les ofreció una alimentación baja en azúcares y en grasas, muy saludable.

Los resultados fueron contundentes: los ratones que habían tomado camu camu habían ganado un 50% menos de peso que los que se habían alimentado igual, pero sin ingerir esta fruta. Y ese aumento de peso era similar al de los ratones que habían comido de forma sana.

Las buenas noticias del estudio no acaban aquí. Los investigadores también encontraron que el camu camu mejoraba la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa, por lo que no solo puede ser un buen antídoto para la obesidad, sino que podría ser utilizado con éxito en otras enfermedades metabólicas, como la diabetes.

Efectos positivos sobre la microbiota

Según el doctor Marette, “estos cambios observados en los ratones fueron acompañados por una remodelación de la microbiota intestinal (comúnmente conocida como flora intestinal”. De hecho, el transplante de la microbiota intestinal del grupo del camu camu a otros ratones libres de gérmenes que carecían de ella reprodujo efectos metabólicos similares. Con estos datos, según Marette, “el camu camu tiene efectos metabólicos positivos, al menos en parte, sobre la modulación de la microbiota intestinal”.

Obviamente, esta es una primera fase de la investigación, el siguiente paso es examinar si este maravilloso fruto produce los mismos efectos en humanos. Cuentan con una ventaja y es que el camu camu ya se comercializa y su consumo es apto para las personas. Actualmente se vende fundamentalmente en polvo (se añade a bebidas y a postres), aunque también está disponible en cápsulas en productos cosméticos para el cuidado de la piel, por su poder antoxidante.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como han señalado previamente otros estudios, tiene múltiples propiedades comprobadas además de las ya señaladas, como reforzar el sistema inmune, combatir la fatiga y el estrés, ser antiinflamatorio, provocar sensación de bienestar y favorecer el sueño, gracias esto último a su acción sobre la hormona serotonina. Eso sí, no todo podía ser bueno, debemos señalar que su sabor es algo amargo, con lo que no es bien aceptado por todos los paladares.

A la espera de que esta fruta amazónica se convierta en un claro y eficaz remedio contra las enfermedades metabólicas en humanos, la dieta y el tratamiento personalizado indicados por especialistas, además del ejercicio y un estilo de vida saludable, seguirán siendo nuestras mejores armas para combatirlas.